Investigadores profundizan en el legado genético de la trata transatlántica de esclavos

trata trasatlántica de esclavos

La trata transatlántica de esclavos tuvo su apogeo entre 1750 y 1850

Investigadores en Brasil combinaron datos históricos y genéticos para revelar nuevas ideas sobre el comercio transatlántico de esclavos que vio a más de 9 millones de africanos enviados encadenados a las Américas desde principios del siglo XVI hasta mediados del siglo XIX.

Los hallazgos sugieren que las poblaciones africanas importaron su diversidad genética y propagaron sus mutaciones en las Américas a través de la mezcla con poblaciones indígenas y europeas.

"Sabemos que la trata de esclavos en las Américas fue una tragedia humana, pero es parte de nuestra historia e identidad. Es por eso que mi grupo, pero principalmente yo y mi antiguo estudiante de doctorado Mateus Gouveia, nos enfocamos en la diáspora africana", dijo Eduardo Tarazona-Santos, investigador de la Universidad Federal de Minas Gerais en Brasil y autor principal del nuevo estudio.

Las poblaciones africanas son las más diversas del mundo, genéticamente hablando. Tarazona trabajó en estrecha colaboración con colegas en Brasil, Perú y Estados Unidos para reunir lo que él llama el "conjunto de datos genéticos actualizado más grande de América y África", que incluye 6.267 individuos con más del 10% de ascendencia africana de 25 poblaciones.

Los investigadores compararon los datos genéticos con los datos demográficos históricos de la base de datos de Slave Voyages, que rastrearon y cartografiaron la dispersión del África esclavizada en las Américas.

"Utilizamos un método matemático que hace que esta comparación sea compatible. Luego nos dimos cuenta de que comparar los datos genéticos y de demografía histórica es algo que los genetistas modernos habían olvidado hacer durante los últimos 10-20 años, pero este tipo de comparaciones eran más comunes antes y tienen una sólida tradición en genética de poblaciones humanas, desde el trabajo de Luca Cavalli-Sforza (quien falleció en 2018) hace sesenta años en el Valle de Parma en Italia, donde comparó datos genéticos (de grupos sanguíneos) con datos de registros parroquiales".

"Así que recuperar este tipo de trabajo es como hacer un homenaje a Luca Cavalli-Sforza. Leer sus libros ha sido una inspiración para muchos investigadores jóvenes que en los años noventa decidieron dedicarse a la genética de la población humana, como lo hice yo", dijo Tarazona.

trata trasatlántica de esclavos, mapa

Los investigadores encontraron que la ascendencia de África Central Occidental (de países como Nigeria y Ghana) es la más común en las Américas. La ascendencia de África occidental (es decir, Senegal y Gambia) aumenta hacia el norte, mientras que la ascendencia bantú (del sur y sureste de África) es más significativa en el sur de Brasil.

Los registros históricos muestran que la trata transatlántica de esclavos tuvo su apogeo entre 1750 y 1850. El nuevo estudio encontró que este período también coincide con la mayor mezcla entre poblaciones africanas importadas y locales de ascendencia europea e indígena. Este momento implica que el siglo XIX fue fundamental para dar forma a la estructura del acervo genético africano en el Nuevo Mundo.

"La diáspora africana era tan masiva (> 9 millones de personas) que la diversidad genética observada en las porciones africanas de nuestros genomas mezclados es similar a la de las poblaciones africanas de origen de la esclavitud. Sin embargo, la mezcla homogeneizó esta diversidad (y las mutaciones responsables de enfermedades) entre las diferentes poblaciones del continente africano", dijo Tarazona.

En general, el estudio proporciona información única sobre el flujo de genes causado por el comercio masivo de esclavos transatlánticos, cuya influencia sigue siendo importante en el entorno social y cultural en las Américas de hoy.

"Nuestros resultados implican que los africanos importaron la mayor parte de su diversidad genética, incluidas las mutaciones responsables de las enfermedades, y que la mezcla ha extendido estas mutaciones en las Américas a lo largo de la mayor parte del continente. En África, están más compartimentadas geográficamente. Esto es importante cuando interpretamos datos sobre dónde hay mutaciones en las Américas responsables de enfermedades como la fibrosis quística y el cáncer hereditario", concluyó Tarazona.

Los hallazgos aparecieron el 2 de marzo en la revista Molecular Biology and Evolution: Origins, admixture dynamics and homogenization of the African gene pool in the Americas

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.