¿Por qué estos antiguos marineros escoceses no comían pescado?

comunidad picta

Para los míticos guerreros pictos, los peces eran demasiado especiales para ser comidos

Los pictos fueron una de las civilizaciones más antiguas y misteriosas de Escocia. Conocidos por rechazar los avances de Roma, desaparecieron del registro histórico hacia fines del primer milenio de nuestra era.

Es escasa la información sobre las preferencias culinarias de la cultura costera, pero gracias a una nueva investigación publicada en el Journal of Archaeological Science: Reports, los académicos tienen ahora una mejor comprensión de las dietas de este antiguo pueblo.

El análisis forense de esqueletos que se cree que pertenecen a los pictos del siglo VI sugiere que sus dueños evitaron el pescado a pesar de la destreza marinera de la comunidad y la proximidad al océano, informa Alison Campsie para Scotsman.

Para realizar la nueva evaluación, los arqueólogos estudiaron 137 esqueletos excavados en la Iglesia Parroquial de Tarbat en Portmahomack. Los restos abarcan cientos de años, incluido el período Picto.

Iglesia de Portmahomack

"Los pictos se asocian comúnmente con ser salvajes guerreros que lucharon contra los romanos, pero había mucho más sobre estas gentes, y los ecos de su civilización [están] grabados en sus obras de arte y esculturas", dice en un comunicado Shirley Curtis-Summers, un arqueólogo forense de la Universidad de Bradford y autor principal del estudio. "Lamentablemente, casi no hay registros históricos directos sobre los pictos, por lo que esta colección esquelética es un verdadero cáliz dorado".

El primer registro escrito de los pictos data del año 297 d. C., cuando un escritor romano mencionó el "Muro de los pictos e irlandeses [escoceses] atacando" el muro de Adriano, según la Enciclopedia Británica. El nombre de la civilización puede originarse de la palabra latina picti, que se traduce libremente como "pintados", tal vez una referencia a una inclinación por la pintura corporal o el tatuaje. Según Joshua J. Mark de la Enciclopedia de Historia Antigua, los pictos eran expertos granjeros que crearon elaboradas tallas en piedra, pero su falta de registros escritos ofusca los detalles de su estilo de vida.

Para averiguar qué comía esta comunidad particular de pictos, los investigadores analizaron las proporciones de isótopos de carbono y nitrógeno en sus huesos. Con estas proporciones se hicieron referencias cruzadas con las observadas en los huesos de animales encontrados en el sitio.

Curtis-Summers y su equipo descubrieron que durante el período de agricultura de subsistencia del sitio (aproximadamente entre 550 y 700 d.C.), sus habitantes pictos comían principalmente cebada, carne de res, cordero, cerdo y venado. Los peces de agua dulce y salada estaban notablemente ausentes de la dieta del grupo.

grabado picto de peces"El poder marítimo de los pictos es evidente por los restos arqueológicos de las bases navales, como en Burghead, y las referencias a sus barcos en los anales contemporáneos, por lo que sabemos que estaban familiarizados con el mar y seguramente habrían podido pescar", dice Curtis-Summers.

En lugar de atribuir esta sorprendente omisión dietética a las pobres habilidades de pesca, los investigadores teorizan que los pictos pueden haber evitado intencionalmente consumir pescado por razones culturales y espirituales.

"Sabemos por las esculturas de piedra de los pictos que el salmón era un símbolo muy importante para ellos, posiblemente derivado de creencias supersticiosas y folclóricas anteriores que incluyen historias sobre peces mágicos, como el 'salmón del conocimiento', que se cree que contenía toda la sabiduría en el mundo", explica Curtis-Summers. "Es probable que los pictos consideraran que el pescado era tan especial que se evitó su consumo deliberadamente".

La agricultura de subsistencia en el sitio de Portmahomack dio paso a un monasterio alrededor del año 700 d. C. Estos monjes pictos relajaron las reglas dietéticas de sus antepasados al comer pequeñas cantidades de pescado, informa BBC News. A mediados del período medieval, los pictos consumían y comerciaban pescado regularmente.

El monasterio, desenterrado a mediados de la década de 1990, representa uno de los primeros sitios cristianos de la región. En las décadas transcurridas desde la excavación inicial de la casa de culto, las modernas técnicas científicas han permitido a los científicos continuar investigando su tesoro de reliquias en busca de nuevas ideas.

"Descubrir la salud y la dieta de los pueblos pictos y medievales en Portmahomack ha sido un privilegio", dice Curtis-Summers. "[Esto] ha abierto una puerta a las vidas que llevaron".

Artículo científico: From Picts to Parish: Stable isotope evidence of dietary change at medieval Portmahomack, Scotland

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar