Ingeniería e innovación

microbio marino

Convierte la luz en electricidad

Investigadores del Instituto de Microbiología de la Academia de Ciencias de China han desarrollado una batería oceánica biónica miniaturizada, una célula biosolar que convierte la luz en electricidad, imitando la estructura ecológica básica de los ecosistemas microbianos marinos.

Los océanos cubren alrededor del 70% de la superficie terrestre. Desde la perspectiva de la energía, los ecosistemas marinos son un enorme sistema de bioconversión de energía solar en el que los microorganismos dominan los procesos de conversión de energía.

Avión hidroala Seaglider

El Seaglider de Regent utiliza mucha menos energía para alcanzar la velocidad de despegue

Regent ha publicado un vídeo de su notable prototipo Seaglider en pruebas de vuelo. La primera máquina que combina en un solo diseño las ventajas de eficiencia del efecto suelo y el hidroala, promete una velocidad y alcance revolucionarios en las zonas costeras.

Hidrógeno de agua de mar

El óxido de grafeno reducido (GO), es un andamiaje poroso, tridimensional y conductor de electricidad

En su investigación sobre la ingeniería del tejido óseo, la Dra. Marta Cerruti ha trabajado durante años con grafeno, una hoja única de átomos de carbono con propiedades increíbles: conductividad eléctrica y la capacidad de soportar un peso tremendo. Ahora, su búsqueda por mejorar sus cualidades ha abierto la puerta a una posible solución a uno de los retos de producir hidrógeno a partir de agua de mar.

turbina flotante CRVT

Tendrían hasta 400 m de altura, con una capacidad de 40 MW

World Wide Wind de Noruega tiene una visión radicalmente diferente de la energía eólica marina. Estas turbinas eólicas flotantes de eje vertical (VAWT, por sus siglas en inglés) cuentan con dos juegos de palas, sintonizadas para girar en sentido contrario, y prometen más del doble de la producción de las turbinas más grandes de la actualidad.

hoja artificial flotante en el río Cam

Inspiradas en la fotosíntesis, podrían operar a gran escala en el mar

Los investigadores, de la Universidad de Cambridge, diseñaron dispositivos ultradelgados y flexibles que se inspiran en la fotosíntesis, el proceso por el cual las plantas convierten la luz solar en alimento. Dado que los dispositivos autónomos de bajo costo son lo suficientemente livianos como para flotar, podrían usarse para generar una alternativa sostenible a la gasolina sin ocupar espacio en tierra.

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: