Las vacas lecheras no se marean flotando

granja lechera flotante en Holanda

Esta granja flotante de vacas holandesa tiene como objetivo frenar el impacto climático

Entre las grúas y contenedores del puerto de Rotterdam hay un espectáculo surrealista: un rebaño de vacas que se alimentan pacíficamente a bordo de lo que se llama la primera granja flotante del mundo.

En los Países Bajos, donde la tierra es escasa y el cambio climático es una amenaza diaria, la plataforma de vidrio y acero de tres pisos tiene como objetivo mostrar el "futuro de las vacas lecheras".

Los bovinos "flotantes" viven en el piso superior, mientras que su leche se convierte en queso, yogur y mantequilla en el nivel medio, y el queso se madura en el fondo.

"El mundo está bajo presión", dice Minke van Wingerden, de 60 años, que dirige la granja con su esposo Peter. "Queremos que la granja sea lo más duradera y autosuficiente posible".

Las vacas hacen un fuerte contraste con los enormes barcos y el humo de las refinerías del puerto marítimo más grande de Europa, que representa el 13,5 por ciento de las emisiones del país.

Con su granja flotante, que abrió en 2019, Peter y Minke dicen que querían "traer el campo a la ciudad", aumentar la conciencia del consumidor y crear un espacio agrícola.

Los holandeses no son ajenos a avanzados métodos agrícolas, y en particular utilizan una red de enormes invernaderos para convertirse en el segundo mayor exportador agrícola del mundo después de Estados Unidos.

Pero eso ha tenido un costo.

granja lechera flotante en Holanda

'Se mueve con la marea'

Holanda es uno de los mayores emisores per cápita de gases de efecto invernadero de Europa y se enfrenta a un importante problema con las emisiones agrícolas, particularmente en el sector lácteo, que produce grandes cantidades de metano a partir de las vacas.

Esas emisiones, a su vez, alimentan las crecientes aguas que amenazan con inundar el país, un tercio de las cuales se encuentra por debajo del nivel del mar, y reducen aún más la tierra en una de las naciones más densamente pobladas del mundo.

Por lo tanto, la granja flotante tiene como objetivo mantener las patas de sus vacas secas tanto a largo plazo, siendo sostenible, como a corto plazo, bueno, flotando.

"Estamos en el agua, por lo que la granja se mueve con la marea, subimos y bajamos hasta dos metros. Entonces, en caso de inundación, podemos seguir produciendo", dice Minke van Wingerden.

En términos de sostenibilidad, las vacas de la granja se alimentan con una mezcla de alimentos que incluyen uvas de un banco de alimentos, granos de una cervecería local y pasto de los campos de golf locales y del famoso club de fútbol Feyenoord de Rotterdam, lo que ahorra desechos y emisiones que sería necesario crear piensos comerciales para los animales.

Su estiércol se convierte en gránulos de jardín, un proceso que ayuda a reducir aún más las emisiones al reducir el metano, y su orina se purifica y recicla en agua potable para las vacas, cuyo establo está revestido con docenas de paneles solares que producen suficiente electricidad para las necesidades de la granja.

granja lechera flotante en Holanda

'Las vacas no se marean'

La granja está dirigida por un granjero asalariado, pero las vacas rojas y blancas, de la raza Meuse-Rhin-Yssel holandesa-alemana, son ordeñadas por robots. Los quesos, yogures y pellets se venden en una tienda al borde de la carretera junto con la comida de los productores locales. Los productos también se venden a restaurantes de la ciudad en vehículos eléctricos.

"Me sedujo de inmediato el concepto", dice Bram den Braber, de 67 años, uno de los 40 voluntarios en la granja, mientras llena botellas de leche detrás del mostrador de la tienda. "No es sangre corriendo por mis venas, es leche".

La idea de la granja también es hacer que la agricultura sea "más agradable, interesante y sexy", y no solo ser amigable con el medio ambiente, dice Minke van Wingerden. Cuando ella y su esposo se acercaron por primera vez a las autoridades portuarias con la idea de construir una granja flotante, le dijeron "¿estás loco?", recuerda.

granja lechera flotante en Holanda

Pero la granja está preparada para obtener ganancias por primera vez a fines de 2021, y los consumidores aparentemente están dispuestos a pagar 1,80 euros (2,12 dólares) por litro por la leche producida allí, en comparación con alrededor de un euro en un supermercado.

También pretenden construir una segunda granja flotante para cultivar hortalizas y exportar su idea, con un proyecto que ya está en marcha en la nación insular de Singapur.

Más importante aún, mientras que la agricultura se vuelve más verde, los animales no.

"No, las vacas no se marean", dice van Wingerden. "El agua se mueve solo un poco, es como si estuvieras en un crucero".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar