Revelan los secretos de un gigantesco pez

mero gigante etiquetado

Etiqueta equipada con sensores recopila más datos que nunca sobre el pez mero gigante

A pesar de estar relacionado con la humilde perca de agua dulce, el mero gigante o Goliat del Atlántico o mero guasa (Epinephelus itajara) crece hasta ser enorme: hasta 8 pies de largo (2,4 m) y 800 libras (363 kg). Los científicos han aprendido recientemente más sobre su comportamiento, utilizando una nueva etiqueta multifuncional de alta tecnología.

Para el estudio, un equipo de la Florida Atlantic University capturó seis de los meros de un canal en la isla Hutchinson de Florida y colocó una de las etiquetas junto a la aleta dorsal de cada pez. Después de ser medidos y pesados, los meros fueron devueltos al océano.

Cada etiqueta a batería contenía una unidad de medición inercial (un combo de acelerómetro/giroscopio/magnetómetro), una cámara de video, un hidrófono, sensores de temperatura/presión/luz del agua, además de transmisores de VHF y satélite. A medida que los peces procedían a realizar sus actividades habituales, todos esos sensores registraban datos de forma continua.

Después de tres días, un mecanismo de liberación programada hizo que cada etiqueta se desprendiera de su mero anfitrión y flotara hacia la superficie. A continuación, se utilizaron los transmisores del dispositivo para localizarlo, de modo que todos los datos almacenados pudieran recuperarse y analizarse utilizando algoritmos especiales basados en el aprendizaje automático.

etiquetando a un mero giganteEntre otras cosas, ese análisis por computadora pudo identificar patrones de comportamiento específicos, basados en reveladoras combinaciones de acciones que fueron registradas simultáneamente por los diferentes sensores. Anteriormente, esos comportamientos solo habían sido observados por buzos en la naturaleza o en peces cautivos; ninguno de los métodos habría sido tan completo o preciso como registrar continuamente a los peces durante tres días, en su hábitat natural.

Los científicos estaban particularmente interesados en el momento, la ubicación y la frecuencia de las vocalizaciones "retumbantes" grabadas del pez Goliat, que se utilizan tanto en el cortejo como en conflicto con otros meros. Debido a que dichos sonidos se habían registrado anteriormente usando hidrófonos que estaban fijos en un lugar, ha sido difícil determinar cuántos de los peces estaban produciendo las vocalizaciones. Sin embargo, utilizando las etiquetas, el equipo pudo saber qué meros estaban actuando en qué momento y en qué lugar.

etiquetando a un mero gigante

"Desarrollamos una nueva etiqueta multisensor y un método de fijación confiable, que se puede aplicar a especies similares en todo el mundo", dice el profesor asistente Matt Ajemian. "El conocimiento de la actividad a gran escala de los meros gigantes puede ayudar a los científicos y otras personas a comprender la ecología de esta especie, una necesidad de investigación clave destacada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza".

La investigación se describe en un artículo que se publicó recientemente en la revista Sensors: Classifying Goliath Grouper (Epinephelus itajara) Behaviors from a Novel, Multi-Sensor Tag

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar