updated 12:27 AM CET, Dec 9, 2016

El satélite CryoSat se va del hielo al mar

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
El CryoSat topografía el fondo marino

Nuevos mapas batímetricos del satélite podrían revelar 10.000 volcanes submarinos antes desconocidos

El satélite CryoSat fue lanzado en 2010 para medir el espesor del hielo marino en el Ártico, pero los datos del satélite de observación terrestre han sido explotados por otros estudios. Cartografía de alta resolución de la topografía del suelo oceánico está siendo agregada al repertorio de la misión de hielo.

El objetivo principal del CryoSat en órbita polar es medir el grosor del hielo marino polar y observar los cambios en las capas de hielo que cubren Groenlandia y la Antártida.

Sin embargo, el altímetro de radar del satélite no sólo es capaz de detectar pequeñas variaciones en la altura del hielo, sino que también puede medir el nivel del mar.

El CryoSat topografía el fondo marinoLa topografía de la superficie del océano imita las subidas y bajadas del fondo del océano, debido a la atracción gravitatoria. Las áreas de mayor masa, como las montañas submarinas, tienen un tirón más fuerte, atrayendo más agua y produciendo un pequeño aumento en la altura de la superficie del océano.

Por lo tanto, los instrumentos miden incidentalmente la altura de la superficie del mar realizando de paso un mapa del fondo marino en zonas inexploradas.

Ha habido varias misiones recientes de gravedad global, como el satélite GOCE de la ESA, que proporcionan mediciones extraordinariamente precisas de la gravedad en una resolución espacial de cientos de kilómetros.

Sin embargo, el altímetro de radar de CryoSat puede percibir el campo de gravedad en la superficie del océano, por lo que se revelan las características del fondo marino a escala de 5-10 km. Esta es la primera altimetría en 15 años que mapea el campo global de la gravedad marina en una alta resolución espacial.

Estudios recientes de la Institución Scripps de Oceanografía en San Diego, EE.UU., encontraron que el rango de precisión del CryoSat es por lo menos 1,4 veces mejor que la del Geosat de EEUU o el ERS-1 de la ESA.

Ellos estiman que este rango de precisión mejorada combinada con tres o más años de cartografía oceánica darán lugar a una topografía del fondo marino mundial - batimetría - que será de 2-4 veces más precisa que las medidas actualmente disponibles.

"Sabemos más sobre la superficie de Venus y Marte de lo que sabemos sobre la batimetría de los océanos profundos", dijo David Sandwell de la Institución Scripps de Oceanografía en los EE.UU..

"Este nuevo mapeo del CryoSat va a revolucionar nuestra comprensión de la tectónica de fondo del océano y revelará, tal vez, 10.000 volcanes submarinos antes desconocidos".

La mayoría de altímetros de radar por satélite, tales como el Jason-2 de CNES/NASA/Eumetsat/NOAA, hacen un seguimiento repitiendo las pistas de tierra cada 10 días para monitorear los cambios en la topografía del océano asociados con las corrientes oceánicas y las mareas.

El ciclo de repetición de 369 días del CryoSat proporciona un tupido mapeo de la superficie del océano global a una distancia de registro de más de 4 km. De tres a cuatro años de datos del CryoSat pueden promediarse para reducir el "ruido" debido a las corrientes y las mareas y una mejor gráfica de la topografía permanente relacionado con la gravedad marina.

Créditos multimedia: Scripps Institution of Oceanography/NOAA - ESA /AOES Medialab