updated 1:06 AM CET, Dec 11, 2016

Corrientes marinas: Energía inagotable

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Seagen Turbine

Proyectos Sabella y Seagen

Centrales eléctricas en el fondo del mar

Dos proyectos, uno francés el "Sabella", de HydroHelix Energies, y otro de la inglesa Marine Current Turbines denominado "Seagen" son los pioneros en aprovechar la energía que producen las corrientes marinas (energía hidroaliana).

Este último ya instalado a primeros de abril en las costas de Strangford, en Irlanda del Norte, es un gigantesco artefacto de mil toneladas de peso y dos rotores de 16 metros de diámetro que puede producir electricidad para abastecer a unos mil hogares.

Es el primer y mayor sistema comercial en el mundo capaz de generar energía limpia a partir de las mareas u otras corrientes marinas.
La superturbina "Seagen", tiene una potencia de 1,2 megavatios (un poco menos que los aerogeneradores eólicos levantados en superficie más modernos) y se instaló a 400 metros de la costa.

Turbina Seagen


Según la empresa, especializada en energías renovables, cuando funcione a pleno rendimiento, sus dos rotores de 16 metros de diámetro sumergidos en el agua podrán generar energía durante 18-20 horas al día. Esta turbina "Seagen" es cuatro veces más grande que cualquier otro proyecto de mareas anterior, incluida la turbina "Seaflow" instalada por la misma compañía en 2003.

Un proyecto algo menor es el francés "Sabella", un conjunto de cinco turbinas alineadas cuyas hélices miden tres metros de diametro...

Estas turbinas ligeras colocadas en el fondo del mar, cerca de las costas y en lugares donde se registran fuertes corrientes concentradas en puntos determinados, pueden arrojar un balance energético óptimo con un mínimo impacto medioambiental.

Turbina del proyecto sabella Según un informe de la agencia francesa ADEME (Agence de l'Environnement et de la Maîtrise de l'Energie) que ha apoyado el proyecto "Sabelle", el mar es una fuente de energía múltiple gracias a las olas, marejadas, mareas, corrientes marinas, los cambios de temperatura entre capas de diferente profundidad, la biomasa y la distinta graduación de la sal.

En este momento sólo es realista explotar en condiciones rentables las corrientes y las marejadas. Para las otras fuentes de energía marina o bien todavía no existen soluciones técnicas, o bien las halladas son dañinas para las costas.

El reto de HydroHelix, con su proyecto "Sabella", es el de producir cerca de las costas y en emplazamientos muy propulsivos, con el propósito de empezar a divulgar un objetivo muy deseado por los partidarios de las energías renovables: el de producir local, para consumir local, evitando las pérdidas ligadas al transporte.

Proyecto Sabella
La turbina "Sabella" lleva un lastre que le permite permanecer anclada al fondo del mar a unos 20 metros de profundidad. Mide unos 5,5 metros de alto (3 de la hélice) y girará sólo a unas 50 revoluciones por minuto para producir directamente electricidad a 50 herzios, gracias a la instalación de 100 polos.

La innovación consiste en la eco-compatibilidad de "Sabella": En lugar de tener que girar a 30.000 revoluciones por minuto, girará de manera estable y lenta. Según cálculos de la compañía esto les permitirá producir 5.000 megavatios en tres emplazamientos calificados de muy propulsivos, lo que representaría nada menos que 25 teravatios/hora, un 5% de la producción de energía francesa en la actualidad.

Aquí podéis ver una recreación animada del proyecto  Seagen:


Páginas Web:          HydroHelix Energies         Ademe        Marine Current Turbines