updated 3:49 PM CEST, Sep 27, 2016

Después de 10 años de servicio, NOAA retira al satélite meteorológico GOES-12

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
GOES - huracán Katrina

Vídeo 10 años del tiempo de la Tierra en tres minutos

Se continúa avanzando con en el lanzamiento de la próxima generación de satélites GOES-R

GOES-12 ha visto de todo, desde el huracán Katrina que azotó la costa del Golfo en 2005, a la tormenta de nieve de Navidad que paralizó el centro de Estados Unidos en 2009. Incluso viajó al sur del ecuador para dar cobertura a América del Sur a partir de 2010. Ahora, después de más de 10 años de servicio estelar, el Satélite Geoestacionario Operacional Ambiental de la NOAA (GOES-12) ha sido retirado del servicio.

Lanzado el 23 de julio de 2001, la vida del satélite se prolongó mucho más allá del diseño original de funcionamiento de dos años para el almacenamiento en órbita y cinco años de operaciones reales de apoyo a los meteorólogos y científicos en el Servicio Meteorológico Nacional de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA).

"GOES-12 dio muchos años de datos fiables del hemisferio occidental como GOES Este, operativo para pronósticos exactos, desde pequeñas tormentas a otras de proporciones históricas", dijo Mary Kicza, administradora adjunta del NOAA’s Satellite and Information Service.

GOES, tormenta enero 2010

Construido por Space Systems/Loral, GOES-12 entró en funcionamiento el 01 de abril 2003 como el satélite GOES-Este, monitoreando el clima a través de la costa este de EE.UU. y parte del Océano Atlántico. El 10 de mayo de 2010, cuando el GOES-12 ya no era capaz de mantenerse para cumplir con los requisitos del Servicio Meteorológico Nacional, se le trasladó a una nueva posición para proporcionar cobertura de las condiciones meteorológicas que afectasen a América del Sur, incluyendo nubes de cenizas volcánicas, incendios forestales y sequías.

Ahora, cuando la NOAA ha deshabilitado GOES-12 como un satélite geoestacionario incrementando aún más su órbita, el combustible se gasta, y se desactivan la batería y los transmisores. Estas maniobras reducen las posibilidades de que el satélite choque con otra nave espacial operacional. Además, el apagado disminuye el riesgo de desechos orbitales y detiene la transmisión de todas las señales del satélite que pudiesen interferir con cualquier nave espacial actual o futura.

NOAA continúa operando el GOES-13, que sirve como satélite GOES Este para los Estados Unidos y el GOES-15, que es el satélite GOES Oeste, ambos orbitando a 22.300 millas sobre el ecuador. La NOAA también tiene un satélite de seguridad en órbita geoestacionaria, el GOES-14, que se puede activar si alguno de los satélites operacionales experimentan problemas.

Kicza añadió: "La asociación NOAA-NASA está haciendo un progreso constante hacia el desarrollo con el lanzamiento de la más avanzada serie de satélites GOES-R para posicionarlos en el futuro".

GOES-R se espera que ofrezca una calidad de imágenes más del doble que la actual y proporcione más observaciones atmosféricas que las capacidades actuales con imágenes más frecuentes.

Los datos de los instrumentos GOES-R se utilizarán para crear diferentes productos que ayudarán a los meteorólogos de la NOAA y otros usuarios a monitorear la atmósfera, la tierra, el mar y el sol. GOES-R también llevará un nuevo Geostationary Lightning Mapper que ofrecerá por primera vez un sistema de vigilancia continua de la actividad total de relámpagos de las Américas y los océanos adyacentes.