updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Exosuit, el futuro de la exploración del océano

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

traje de buzo Exosuit

Este traje de buceo permite a los buceadores operar en forma segura hasta una profundidad de 1.000 metros

Después de ocho horas bajo el agua a una profundidad de 1.000 pies, un buzo debe pasar 10 días en una cámara de descompresión. Es por eso que trabajadores de naufragios e inspectores de tuberías utilizan submarinos o rovers no tripulados.

Ahora hay una solución mejor: Exosuit de Nuytco. El traje articulado mantiene a su habitante en una atmósfera como en la superficie al tiempo que le permite libre circulación en el fondo marino. Los buzos han usado una versión del traje de $600.000 para hacer reparaciones en el interior de las tuberías de suministro de agua de la ciudad de Nueva York y pronto usarán uno para comprobar si hay fugas en las tuberías de petróleo en Dubai. Con propulsores y un gancho de mano opcional, el Exosuit es mucho más resistente que otros equipos de buceo.

traje de buzo Exosuit

1. Casco. La ventana del casco en forma de cúpula permite a los buzos ver más allá de su pecho, hasta los pies. Eso significa que no tienen que contorsionarse para ver lo que están trabajando.

2. Aire. Dos sistemas de oxígeno redundantes proporcionan hasta 50 horas de aire, que se recircula constantemente a través de depuradores de dióxido de carbono.

3. Propulsores. Unos motores controlan cuatro propulsores de 1.6 caballos de fuerza. Si su misión necesita más movimiento se pueden montar hasta ocho propulsores.

4. Telemetría. Una conexión de cable de fibra óptica permite la supervisión y control de la parte superior del traje en caso de que el buzo pierde la conciencia.

5. Manipuladores. El traje viene con accesorios: pinzas para todas las ocasiones, incluyendo grandes y pequeñas pinzas para objetos de diferente tamaño, una sierra para el corte de tubos y un gancho.

6. Flexibilidad extrema. Dieciocho juntas rotativas en los brazos y las piernas permiten al submarinista doblar y flexionar libremente.