updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Robot revela incleíble vida marina bajo el hielo antártico

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Mick West posa junto al sumergible Icefin

A pesar del duro ambiente de la Antártida, vídeos de Icefin muestran una activa comunidad de organismos

El agua debajo del espeso hielo de la Antártida puede ser oscura y fría, pero todavía alberga una sorprendente cantidad de vida marina, incluyendo estrellas de mar, esponjas y anémonas, de acuerdo con una nueva expedición robótica submarina.

Los investigadores capturaron las imágenes acuáticas bajo la capa de hielo Ross de la Antártida con un nuevo vehículo de control remoto (ROV), apodado Icefin. El ROV es capaz de bucear 0,9 millas (1,5 kilómetros) bajo el nivel del mar y realizar recorridos de 1.9 millas (3 km) de largo, dijeron.

sumergiendo al ROV IcefinEn primer lugar, los investigadores tuvieron que cortar un agujero de 12 pulgadas a través de unos 66 pies (20 m) de hielo. Entonces dejaron caer al Icefin a través del agujero y lo dirigieron a bucear otros 1.640 pies (500 m) hasta el fondo del mar, dijeron.

Antes los vehículos submarinos de la clase de Icefin podían sumergirse sólo unos cientos de metros, un factor limitante ya que el Océano Austral que rodea la Antártida puede tener hasta 3,1 millas (5 kilómetros) de profundidad.

"Lo que realmente separa Icefin de algunos de los otros vehículos es que es bastante delgado, pero todavía tiene todos los sensores que los científicos necesitan", dijo en un comunicado Mick West, ingeniero principal de la investigación del robot y un ingeniero sénior de investigación en el Instituto de Investigación Tecnológica de Georgia. "Nuestro vehículo tiene una instrumentación a bordo tanto para la navegación como para estudios científicos del océano que otros vehículos no poseen".

Por ejemplo, ya que el GPS no funciona bajo el espesor de hielo de la Antártida, el Icefin utiliza un sistema de navegación conocido como SLAM (Simultaneous Localization and Mapping). SLAM permite que el robot triangule su posición en base a su distancia y las características alrededor de él, tanto las que hay en el fondo marino bajo él o el hielo por encima de él.

"Usando algoritmos como SLAM nos permite construir un mapa del entorno desconocido bajo el hielo", dijo West. "Cuando se puede hacer eso, usted puede empezar a obtener una imagen en 3D de lo que está pasando bajo el agua".

A pesar del duro ambiente de la Antártida, los vídeos de Icefin mostraron una activa comunidad de organismos que prosperan en el fondo marino. Estas imágenes pueden ayudar a los científicos a aprender cómo sobreviven los animales en lugares extremos, y entender cómo están cambiando las plataformas de hielo de la Antártida en medio de las condiciones de calentamiento, dijeron los investigadores.

"Vimos evidencia de una comunidad compleja en el fondo marino que nunca se ha observado antes, y un detalle sin precedentes en la interfaz hielo-océano que no se ha logrado antes", dijo Britney Schmidt, profesora asistente de ciencias de la tierra y de la atmósfera en Georgia Tech e investigadora principal del proyecto Icefin.

una mirada bajo el hielo

Icefin puede incluso ayudar a los científicos a buscar vida en otros planetas. Por ejemplo, la luna de Júpiter, Europa, tiene océanos cubiertos de hielo que son notablemente similares a las aguas cubiertas de hielo de la Antártida, dijeron los investigadores.

"Estamos avanzando hipótesis que necesitamos para Europa, y para comprender mejor los sistemas oceánicos de aquí", dijo Schmidt. "También estamos desarrollando tecnologías para hacer la ciencia polar más cómoda y, finalmente, la ciencia de Europa, más realista".

El equipo terminó su investigación en la Antártida en diciembre de 2014. Icefin está programado para explorar el Ártico en el verano de 2016 y volver a la Antártida cuando acabe, dijeron los investigadores.