updated 11:50 AM CEST, Oct 19, 2017

Robot submarino 'sirena' echa una mano (o dos) para la exploración del océano

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

robot submarino OceanOne

OceanOne puede realizar delicadas tareas bajo el agua

En las aguas del Mediterráneo, en la costa de Francia, un buzo visitó recientemente el naufragio La Lune - un buque de la flota del rey Luis XIV - que estaba intacto y sin explorar en el fondo del océano desde que se hundió en 1664. Pero el primer visitante no acuático en siglos a los restos del naufragio no era humano - era un robot.

Apodado "OceanOne", el robot submarino de color naranja brillante se asemeja a una extraña sirena. Mide aproximadamente 5 pies (1,5 metros) de largo y tiene una forma parcialmente humana: un torso, una cabeza - con visión estereoscópica - y brazos articulados. Su parte inferior contiene su "cerebro" informático, una fuente de alimentación y una serie de ocho propulsores multidireccionales.

Guiado desde un barco por un científico informático, utilizando un conjunto de palancas de mando, OceanOne combina la inteligencia artificial, la retroalimentación sensorial y una hábil construcción mecánica para realizar delicadas tareas bajo el agua, como recuperar un frágil objeto de entre los restos y colocarlo en una caja para que pueda ser llevado a la superficie.

Un buzo virtual

Los vehículos de control remoto (ROV) son comúnmente utilizados en la exploración del océano. Pero los creadores de OceanOne han diseñado un nuevo tipo de robot sumergible que no sólo puede investigar partes del océano que son menos accesibles a las personas, sino que puede hacerlo con la flexibilidad y la destreza de un buceador humano.

Los ingenieros también crearon una interfaz que permite a una persona no sólo controlar el robot, sino "sentir" lo que el robot está tocando en realidad, utilizando sensores de fuerza y retroalimentación háptica en las manos articuladas del OceanOne.

robot submarino OceanOne con un buzo

"La intención aquí es tener prácticamente un buceo humano", dijo Oussama Khatib, que pilotó el OceanOne durante su visita La Lune. Khatib, profesor de ciencias informáticas en la Universidad de Stanford en California, explicó en un comunicado que la experiencia de guiar el robot fue casi como estar buceando.

"Se puede sentir exactamente lo que está haciendo el robot", dijo Khatib.

OceanOne también es capaz de interpretar y responder a su entorno de forma autónoma, detectar si sus manos requieren un toque más ligero y cuando ajustar su impulso para permanecer en el lugar o cambiar de dirección.

El equipo detrás de OceanOne ha concebido del robot como un medio para el estudio de los arrecifes de coral del Mar Rojo a profundidades que son inaccesibles para un buceador humano. Los dígitos flexibles de OceanOne le permitirán llevar a cabo investigaciones bajo el agua - manipulado por un científico en la superficie - sin dañar el arrecife o sus habitantes.

robot submarino OceanOne controles de mando

La rebelión de las máquinas

Mientras que todavía no hemos alcanzado totalmente el punto donde los robots que se asemejan a las personas estén en cada esquina de la calle, OceanOne no es el único robot humanoide en la ciudad.

Un robot humanoide de respuesta a los desastres de dos patas, llamado "Atlas", hizo su debut público en el año 2013. Diseñado por la empresa de diseño de robótica Boston Dynamics para desplazarse por terrenos difíciles al aire libre, Atlas mide 6 pies y 2 pulgadas de altura (1,9 metros) y pesa 330 libras (150 kilogramos).

Nuevos videos de Atlas demostraron que el robot podría mantener el equilibrio sobre superficies irregulares, andar alrededor de los árboles, y recuperarse después de que había sido empujado.

Y otro robot bípedo diseñado para detectar y apagar incendios puede ayudar pronto a los bomberos de la Marina a extinguir incendios en el mar. El Shipboard Autonomous Firefighting Robot (SAFFiR) tiene 5 pies y 10 pulgadas (1,8 metros) de altura y pesa alrededor de 140 libras. (64 kilogramos). Puede resistir la exposición al humo y el calor y es capaz de manejar una manguera con sus "manos" mecánicas.

Buceadores

robot submarino OceanOne, montajePor ahora estos revolucionarios robots - incluyendo OceanOne - son todavía prototipos únicos en su clase. Pero los ingenieros de OceanOne están dispuestos a construir más de estos buzos mecánicos, con el fin de probar la capacidad de su prototipo para trabajar como parte de un equipo de unidades de buceo.

Los buzos robóticos serían una alternativa prometedora para hacer frente a los ambientes submarinos que podrían ser demasiado peligrosos para los seres humanos, pero la sensibilidad de la interfaz de la computadora aún permitiría una "presencia" humana durante la inmersión que no se puede lograr con los sumergibles tradicionales. La destreza manual de los robots también permitiría a estas máquinas realizar tareas que antes sólo podía llevar a cabo la gente.

"Los dos reunirán una sinergia increíble", dijo Khatib en un comunicado. "El ser humano y el robot puede hacer cosas en áreas demasiado peligrosas para un ser humano, mientras que el ser humano todavía está allí".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar