updated 10:04 AM CEST, Sep 23, 2017

Solar Impulse: La armonía entre tecnología y naturaleza

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Solar Impulse: La armonía entre tecnología y naturaleza - 5.0 out of 5 based on 1 vote

avión Solar Impulse 2 cruzando el Atlántico

El piloto André Borschberg revela sus pensamientos durante su viaje transoceánico sin precedentes

La industria de la aviación nos dijo que era imposible construir un avión que pudiera volar día y noche sin una gota de combustible. En 2015 el Solar Impulse demostró que se podía hacer y, junto con el vuelo trasatlántico de la semana pasada, hemos demostrado que el cambio es posible cuando tenemos el derecho de pensar y no tenemos miedo de hacer retroceder nuestros propios límites.

Solar Impulse es una demostración de la eficiencia energética y la gestión inteligente de la energía, hecha posible gracias a todas las tecnologías de nuestros socios. También es un gran ejemplo de cómo se ha convertido la tecnología de hoy en día en un gran cambio de juego de muchas maneras diferentes. ¿Quién podría haber imaginado, incluso hace unas décadas, que tales cosas como las aplicaciones en nuestros teléfonos inteligentes podrían transformar la manera en que consumimos los medios de comunicación, accedemos a la información, navegamos, realizamos nuestra banca personal, compramos e incluso averiguar que ponerse en la mañana? Solar Impulse no existiría si no fuera por las tecnologías utilizadas durante todas las fases del proyecto: diseño y fabricación del avión, y la gestión de las pruebas y misiones de vuelo.

Por otro lado, sin embargo, también imita a la naturaleza al construir un avión que es casi silencioso, capaz de sentir cada movimiento de la atmósfera y que se basa en el sol como su única fuente de energía. Volar a través de los océanos con energía solar sólo se podría hacer mediante la búsqueda de un equilibrio adecuado entre la tecnología y la naturaleza. Así que ¿por qué tan a menudo están enfrentadas una contra otra? ¿Por qué no pueden estar más en armonía para el interés de la humanidad a largo plazo?

Volando sobre el Océano Pacífico con Solar Impulse 2 recordé cómo llegaron a sus destinos los navegantes polinesios utilizando sólo la información que les proporcionaba la naturaleza. Hace miles de años ya estaban viajando por todo el Océano Pacífico gracias a métodos de navegación no tecnológicos. Esto significaba que tenían que permanecer despiertos tanto como les fuese posible para observar las estrellas y seguir de cerca la forma en que su nave se movía con las olas, el viento y las corrientes marinas. Se trataba de la observación de la naturaleza y la observación de uno mismo.

El navegador nativo de Hawai, Nainoa Thompson, me dijo que durante sus viajes él dormía de seis a ocho siestas de 20 minutos al día. Eso es exactamente para lo que me entrené antes de volar con el Si2 de Japón a Hawai. Es la cantidad mínima requerida de sueño durante muchos días, mientras que al mismo tiempo es suficiente para mantener la propia capacidad de atención y de concentración.

avión Solar Impulse 2 cruzando el AtlánticoCuando llegué cerca de las islas de Hawai empecé a escuchar los primeros sonidos de la radio entre el avión y los centros de control de tráfico aéreo. Y, aunque no pude ver las islas, sabía que no estaban muy lejos. Estas frecuencias de radio estuvieron en silencio durante los cuatro días y noches anteriores ya que estaba demasiado lejos de otros aviones o cualquier aeropuerto. Me recordó que los navegantes tratarían de observar las aves cuando pensaban que estaban a 100 millas de una isla. Al observar cómo y dónde volarían estas aves, entonces podrían entender si se estaban alejando o acercándose a una isla. Sólo puedo imaginar lo feliz que debieron haber ido al ver las primeras aves bailando en el aire sobre su nave, similar a lo feliz que me sentí yo cuando oí las primeras conversaciones por radio y sabía que estaba llegando lentamente a mi destino.

Hoy en día somos muy dependientes de la tecnología y tendemos a perder las habilidades que hemos desarrollado en los últimos siglos. Es por eso que estoy tan encantado de ver el trabajo realizado por Nainoa para revivir lo que sus antepasados ​​aprendieron mediante la observación de la naturaleza y de sus propias emociones. El reto ahora es conseguir lo mejor de ambos mundos: usando la tecnología de una manera que cree un valor añadido real a largo plazo para la humanidad, sin dejar de explorar el mundo exterior e interior para mantenernos nosotros mismos totalmente alineados y en armonía con la naturaleza.

André Borschberg es el co-fundador y piloto de Solar Impulse, el primer avión capaz de volar día y noche sin combustible propulsado únicamente por la energía del sol. El avión impulsado por energía solar tiene como objetivo completar una vuelta al mundo a finales de este mes.


Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar