¿Está listo el mundo para un misil submarino?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

torpedo supercavitante

Torpedo supercavitante ofrece una velocidad de 370 km/h

Al parecer, las fuerzas militares de todo el mundo están obsesionadas con la velocidad. Aviones a reacción, misiles, incluso la bala más lenta suele ir más rápido que la velocidad del sonido.

En todas partes hay una obsesión con la velocidad excepto en la guerra submarina. De hecho, los ejércitos más avanzados de la actualidad están trabajando en los llamados misiles hipersónicos que eventualmente podrían viajar por el aire a una velocidad siete veces superior a la del sonido, o 5,320 millas por hora (8.561 km/h - la velocidad del sonido es de 1.224 km/h).

Ese tipo de velocidad significa que un misil hipersónico podría alcanzar un objetivo a 100 millas de distancia en poco más de un minuto - no dando mucho tiempo para contramedidas y maniobras evasivas. No es de extrañar que la velocidad sea una prioridad entre los desarrolladores de armas militares.

No todo lo militar, sin embargo, es increíblemente rápido. Los mejores tanques de batalla pueden rodar sobre terreno llano a aproximadamente 60 millas por hora (unos 96 km/h). Un helicóptero UH-60 Black Hawk navega a aproximadamente 174 millas por hora (280 km/h). Un submarino de ataque sumergido puede ir a una velocidad de 50 millas por hora (80 km/h)- pero realmente no lo sabemos. Estos sistemas relativamente lentos normalmente no tienen la notoriedad de los rápidos. Aún así, normalmente pueden disparar armas que son muy rápidas, como municiones inteligentes, cohetes y, hasta incluso, armas láser.

¿Cómo es que no se ha extendido la obsesión por la velocidad al reino de la guerra submarina? Los submarinos no son demasiado rápidos, pero no deberían serlo. Su trabajo es acechar silenciosamente y sin ser detectados hasta ese momento fatídico cuando lanzan un misil o un torpedo.

El torpedo, arma emblemática del submarino, tampoco es muy rápido. El torpedo U.S. MK 48 alcanza una velocidad máxima de alrededor de 55 nudos, o 63 millas por hora (unos 100 km/h). Eso es casi tan rápido como una mini van llena de niños en el carril lento de la autopista... no es exactamente la mejor comparación al describir una formidable arma moderna. Ciertamente palidece en comparación con los misiles y los cohetes.

torpedo supercavitantePero, ¿y si un torpedo pudiera moverse a 200 nudos? Eso es 230 millas por hora (370 km/h), ni siquiera cerca de lo supersónico, pero sigue siendo una velocidad alucinante bajo el agua. Un torpedo de 200 nudos sería esencialmente un misil submarino. ¿Es esto posible y, si es así, por qué no escuchamos más sobre eso?

Bueno, el misil submarino es real. Se llama torpedo supercavitante. Los rusos han construido uno llamado VA-111 Shkval, que puede alcanzar velocidades submarinas de más de 200 nudos. Según los informes, Irán desarrolló una variante del ruso Shkval llamado Hoot. A la armada alemana se le atribuye el desarrollo del torpedo supercavitante Superkavitierender Unterwasserlaufkörper, pero nunca entró en producción. Se dice que la Marina de EE. UU. está practicando con la tecnología de torpedos supercavitantes.

Estos misiles submarinos alcanzan su velocidad esencialmente al encerrar el torpedo dentro de una burbuja para eliminar el arrastre hidrodinámico del agua. Una vez dentro de esta burbuja, y libre del roce del agua, un cohete dispara la munición a través del agua más rápido que un piloto de NASCAR.

La cavitación, por cierto, se refiere al fenómeno en el que el agua se ve forzada a altas velocidades alrededor de un objeto como la hélice de un barco. Esto hace que la presión alrededor del borde posterior del objeto sea inferior a la presión de vapor del agua, causando burbujas. Esto es malo para las modernas hélices submarinas, ya que crea un ruido que puede permitir que un enemigo lo detecte. Sin embargo, es bueno cuando se intenta disparar por el agua objetos como torpedos a altas velocidades.

Entonces, ¿por qué los torpedos supercavitantes no han revolucionado la guerra en el mar? Parece que esta tecnología también causa grandes problemas con la dirección, el control y la orientación precisa del torpedo.

Los torpedos convencionales se dirigen hacia sus objetivos con superficies de control que, en el agua, actúan como las alas de un avión, el timón y el elevador en el aire.

Un gran problema con los torpedos supercavitantes es que no pueden pegar superficies de control fuera de su burbuja protectora, por temor a que la burbuja explote. Ningún contacto superficial de control con el agua significa que no hay control del torpedo; va en una línea recta, punto. Esto significa que son propensos a perder sus objetivos.

torpedo supercavitante

Los torpedos modernos se concentran en sus objetivos con un sonar pasivo y activo. Deben poder escuchar el sonido que se emite desde sus objetivos, así como una señal de retorno de un ping de sonar.

Los torpedos supercavitantes no tienen esta ventaja porque son realmente, REALMENTE RUIDOSOS, demasiado ruidosos para escuchar casi todo. Desde el punto de vista de la orientación, no puede distinguir entre un barco o submarino enemigo y una formación rocosa.

Entonces, un torpedo supercavitante es rápido, pero tampoco puede gobernarse muy bien y no puede oír su objetivo. ¿Es hoy un arma viable? Eso es cuestionable, solo ha sido probado y nunca se usó en combate.

Sin embargo, todo eso podría cambiar una vez que alguien descubra una forma eficiente de maniobrarlos y permitirles que se dirijan a sus objetivos. Entonces serán armas formidables, y ese día puede que no esté demasiado lejos.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar