Nueva 'tienda de campaña' permite 'acampar' bajo el agua

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tienda de campaña submarina Ocean Space Habitat

Los buceadores pueden dormir, comer y descomprimirse bajo las olas

Desde el amanecer de la era moderna del buceo, introducida por Jacques Cousteau a principios de la década de 1940, los exploradores del océano han estado buscando nuevas formas de permanecer bajo el mar durante más tiempo.

Restringidos por el tamaño del tanque y la fisiología humana bajo presión, los submarinistas deben tomar aire periódicamente, a veces solo minutos después de llegar al fondo.

Este es el nuevo Ocean Space Habitat, concebido como una especie de "campo base" submarino.

Diseñado y patentado recientemente por el explorador de National Geographic Michael Lombardi y Winslow Burleson, profesor asociado en la Universidad de Nueva York, el inflable Ocean Space Habitat es un sistema portátil de soporte vital para los buceadores que desean profundizar y permanecer más tiempo de lo que permite el buceo convencional.

Problemas en las profundidades

El uso de un aparato de respiración subacuática autónomo convencional (SCUBA por sus singlas en inglés) conlleva varias restricciones. Por un lado, las inmersiones más profundas significan períodos de tiempo más cortos en el fondo del mar, ya que el cuerpo humano consume aire más rápido a medida que se adentra. Y subir a la superficie con seguridad requiere una larga espera a varias profundidades para adaptarse a la presión cambiante.

Un ascenso inadecuado puede causar enfermedad por descompresión o "curvas", cuando se forman burbujas de gas en la sangre y los tejidos. Y llegar a una cámara hiperbárica para tratar la peligrosa condición puede ser difícil y costoso.

"Hemos estado en lugares remotos donde, si te experimentas las curvas, puedes despedirte de tu trasero", dice la fotógrafa submarina de National Geographic, Jennifer Hayes. En esos lugares, donde las instalaciones de emergencia están fuera de alcance, ella y su socio David Doubilet se ven obligados a bucear de manera conservadora, lo que puede afectar gravemente su trabajo.

Seguridad primero

Ocean Space Habitat, interiorEl hábitat de Lombardi y Burleson tiene como objetivo resolver ese problema, entre otros. Inspirado por algunas desagradables experiencias de buceo, cuando en un suministro de aire que se contraía rápidamente, requería paradas de descompresión extralargas en el océano abierto, Lombardi quería diseñar un espacio para respirar, resguardado del frío y los depredadores, para la descompresión, las emergencias y el "uso productivo del tiempo improductivo".

En su "tienda de campaña" inflable, varios buzos pueden nadar a la vez en una cámara seca, quitarse el equipo, hablar, comer, procesar muestras e incluso dormir durante el proceso de descompresión.

En el caso de una emergencia, "tal refugio de recompresión en el agua tendría una ventaja muy grande", señala Hayes, "la capacidad de comunicarse durante una experiencia indeseable y potencialmente mortal".

Otra ventaja obvia es la conservación del aire. Especialmente para un fotógrafo que persigue objetivos fugaces. Hayes dice que "unos minutos más de aire pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso".

Bajo presión

Desde que se probó por primera vez a fines de la década de 1930, el "buceo de saturación", cuando un buzo permanece bajo presión durante largos períodos en lugar de aclimatarse repetidamente a la presión en la superficie, ha permitido un mayor acceso a los océanos del mundo.

Los "hábitats" submarinos para acomodar inmersiones más largas no son una idea nueva: la forma más simple, la campana de buceo, ha existido durante décadas, en una serie de creativas iteraciones. (Se sabe que para este propósito los buzos de cuevas voltean una artesa y la encajan contra el techo de una cueva, señala el antropólogo Kenneth Broad de la Universidad de Miami, aunque puede haber acumulación de CO2 sin una adecuada extracción del gas, "así que no pruebes esto en casa".

En la actualidad, las industrias petroleras en alta mar y otras industrias comerciales marítimas admiten instalaciones de buceo de saturación, que incluyen cámaras sumergidas y de a bordo (presurizadas), mientras que la NOAA tiene una base submarina llamada Aquarius, el único sitio dedicado a la ciencia. Permite que los investigadores trabajen durante días, semanas o incluso meses en los arrecifes de Key Largo, Florida, sin salir al aire hasta que el trabajo esté terminado.

Puedes llevarla contigo

Pero Aquarius no es móvil, mientras que la nueva "tienda de campaña" es portátil, dicen sus fabricantes: la estructura principal se puede empacar y transportar como equipaje, y los buzos pueden desmontarla y volver a inflarla en otro sitio, según sea necesario. "Tener la opción de una plataforma portátil de este tipo sería una adición bienvenida al arsenal de la ciencia de exploración", dice Broad.

Además, es asequible y cuesta menos comprar que el costo de algunas operaciones de buceo. "Me gusta pensar que ofrece una oportunidad para una experiencia verdaderamente "inmersiva", dijo Lombardi. "La tienda nos permite llevarnos a casa un poco más de lo que lo haríamos como visitantes temporales usando técnicas de SCUBA convencionales".

"También podría ser un valioso recurso compartido", agrega, para un grupo interesado en largas excursiones científicas submarinas o incluso en "fiestas submarinas de té y almuerzos de picnic".

Burleson señala que bucear con el hábitat “es como convertir una corta caminata en el bosque en una excursión de campamento de un fin de semana. El hábitat te permite hacer más de lo que esperes, ya seas un fotógrafo, un investigador de corales o un científico ciudadano".

Pero lo más emocionante, dice, es lo que podría significar el equipo para aquellos que normalmente no trabajan debajo del mar. "Imagínese si un turista, normalmente limitado a una inmersión de una hora, pudiera pasar por debajo de esa transición mágica de la luz solar del crepúsculo a la oscuridad, con toda la vida que emerge", dice. "La gente podría experimentar el océano de una manera completamente nueva".

Con el sello de la patente aún fresco, Burleson y Lombardi están buscando socios para nuevas expediciones. "Para los buzos listos para explorar las posibilidades, esperamos que se pongan en contacto", dice. "Estamos listos para sacar esto por ahí".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar