Los robots submarinos del futuro podrían cargar sus baterías con excrementos de peces

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

robot submarino

Células de combustible microbiano recolectarían este material rico en hierro

La Marina de los Estados Unidos está interesada en los robots submarinos que podrían utilizarse para una amplia gama de aplicaciones, desde misiones de vigilancia hasta tareas de inspección o exploración. Pero, como en el caso de los drones aéreos, los robots submarinos enfrentan uno de sus mayores desafíos en cuanto a la limitada duración de la batería que poseen.

Esto limita severamente ciertas posibilidades, particularmente cuando se trata de misiones de larga distancia que requieren que permanezcan sumergidos por largos períodos de tiempo.

Afortunadamente, puede estar disponible una solución y, aunque está lejos de ser glamorosa, podría ser un cambio de juego para los robots submarinos cuando se agoten sus reservas de energía.

La idea: utilizar células de combustible microbianas bentónicas que se alimentan de materia orgánica en el fondo marino. En términos prácticos, lo que esto significa es que se podría alimentar a sí mismos con la caca de los peces.

robot submarinoLas células de combustible microbiano recolectarían este material, rico en hierro, que debería estar en abundancia en todo menos en las partes más profundas del océano, y luego convertirlo en electricidad. "Es como una batería hecha por biología", dijo a New Scientist Meriah Arias-Thode en el Centro de Guerra de Información Naval del Pacífico en San Diego.

Hasta ahora, el equipo mostró el uso de tres células de combustible microbianas para alimentar una variedad de sensores básicos, incluido uno para monitorear los niveles de acidez del agua. Si bien estos dispositivos normalmente pueden durar solo unas pocas semanas bajo el agua, un sensor alimentado con celdas de combustible microbiano significa que podrían durar ocho meses.

Es posible que esta misma tecnología se pueda usar para alimentar robots submarinos por completo, en lugar de solo sus sensores.

Debido a la baja densidad de potencia de las células de combustible microbianas (tomaría aproximadamente un año para que las unidades actuales carguen incluso un pequeño drone submarino), se podría usar una serie de estas células de combustible. La Armada también podría desarrollar vehículos subacuáticos de menor potencia que no tengan las mismas demandas de batería.

Posiblemente la solución más prometedora sería desarrollar grandes paquetes de baterías en el fondo marino, que podrían usarse para cargar drones submarinos para que puedan permanecer sumergidos durante largos períodos de tiempo.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar