updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Physalia, un barco ultra-ecológico para limpiar las aguas

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

barco Physalia

Con forma de ballena, produciría más energía de la que consume en sus trayectos por ríos europeos

Pretende ser una estación de depuración flotante, a la vez que sensibiliza sobre el consumo de agua

buque Physalia El vanguardista arquitecto belga Vincent Callebaut que en 2008 proponía el proyecto Lilypad, unas islas flotantes como respuesta a la subida del nivel del mar por el cambio climático,  presenta ahora otro concepto no menos revolucionario: Physalia, un prototipo de barco multiuso cuyo principal objetivo, entre otros muchos, es la limpieza de las aguas contaminadas para hacerlas potables.

Parece curiosa la elección de este nombre, pues  "Physalia physalis" es el nombre científico de la famosa medusa urticante "fragata o carabela portuguesa", pero el arquitecto se inspiró en ella para su diseño (ver más abajo).

En la página web del proyecto, que parece va a construirse finalmente y comenzará su navegación en algunos ríos europeos, Callebaut explica el funcionamiento y características de su diseño. Este es un resumen:

Agua, un bien común para el planeta!

Más de mil millones de personas no tienen acceso al agua potable. Tres mil personas mueren todos los días por haber consumido agua contaminada. Así, el agua no es un bien. Debería pertenecer a todo el mundo. Muchas organizaciones no gubernamentales, así como el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) luchan por la idea de que el agua es un "bien común". Debe ser tenido muy en cuenta y ser parte de una gestión diferente que no sea comercial, conectando a los organismos públicos y privados no sólo en los marcos nacionales y regionales sino también a escala mundial por las Naciones Unidas, o con nuevas instituciones especializadas "ad hoc".

Incluso teniendo en cuenta el aumento de la población mundial (9,2 mil millones en el año 2050 según la ONU), la cantidad de agua disponible en la superficie representa 40.000 km3 por año. Teniendo en cuenta que el mundo hoy en día sólo consume 5.500 km3 de agua (de los cuales el 70% son para la agricultura, el 20% para la industria y 10% para el consumo interno), se cumple ampliamente las necesidades de las sociedades del planeta. Contrariamente a los prejuicios, la cantidad de agua no cuenta. Lo importante es la capacidad de las sociedades para construir el acceso al agua potable en una Tierra en desigual expansión, especialmente entre el Norte y el Sur. En realidad, sólo nueve países consumen el 60% del flujo anual de agua de todo el mundo.

El llamamiento hecho durante el Foro Mundial del Agua en Estambul a principios de marzo de 2009 ha de entenderse en este marco: "Los recursos dedicados al agua son pequeñas en comparación con el gasto invertido en la lucha contra las emisiones de gases con efecto invernadero o la crisis financiera (...). El agua debe estar en el corazón de las políticas de agricultura, energía, salud, infraestructura, educación (...). Los administradores del agua están convencidos de eso, pero no se toman las decisiones. Los jefes de Estado y de Gobierno tiene que asumirlo (Olcay Ünver, coordinador del informe final del Foro de Estambul).

¿Beber y movernos todos limpiamente?

barco Pysalia En el pensamiento europeo sobre la adaptación a los cambios climáticos y el establecimiento de la degradación cualitativa y cuantitativa de los recursos hídricos, el abastecimiento para todo el mundo de agua potable y el impulso del transporte por vías navegables (emisores de CO2) son los dos nuevos desafíos ecológicos a nivel mundial sobre el agua. En 2009, los ministros de 120 países, los científicos y combatientes ecologistas participaron en Estambul en el Foro Mundial del Agua (como arriba se ha mencionado) para estudiar los medios para evitar una crisis de agua que, según la ONU y el Consejo Mundial del Agua, afectará a cerca de la mitad de la población mundial en 2030.

En este contexto, el proyecto "Physalia" es un prototipo arquitectónico que tiene por objeto satisfacer la necesidad de la puesta en común de los conocimientos en materia de gestión sostenible de los recursos hídricos. Se trata de un buque anfibio, mitad acuático y mitad de la tierra, un ágora flotante que no sólo tiene el objetivo de escala geopolítico  para hacer frente a la ecología con anuncios de ahorro de agua, sino también a escala europea, elaborando soluciones estratégicas para animar la red fluvial. Verdaderos laboratorios de hidrodinámica nómadas dedicados a implementar una red internacional de asociaciones científicas, "Physalia" también desarrollará nuevos prototipos de recursos ambientales y mostrará sus estudios más avanzados en esta materia:

    • En términos de consumo de agua: Ahorro de agua, recarga de las aguas subterráneas, control del reciclaje del agua de lluvia, reciclaje de las aguas domésticas e industriales, purificación de la contaminación procedente de la agricultura (nitratos, sanidad vegetal), desalinización del agua de mar, gestión de las zonas húmedas, agricultura competitiva para las ciudades y la recuperación de todos los residuos inducidos (lodos, cenizas, ...)

 

  • En términos de transporte en las vías navegables: promoción de las vías navegables (ríos y transporte comercial, generación de energía hidroeléctrica, riego agrícola, protección contra las inundaciones, refrigeración de las centrales industriales, deportes de agua ...), elaboración de las políticas que se encuentran cerca de los sitios de su entorno, mejora del comportamiento medioambiental, inversión social en el capital humano y la ejecución de grandes proyectos prioritarios para la consolidación de la Trans-red europea de ríos comerciales y el turismo como eje de transporte fluvial que une el Rin, el Danubio y el Sena-Escalda navegable.


"Physalia", por lo tanto, es un equipo científico innovador dedicado a definir los campos de investigación más innovadores. Se trata de un buque "limpio", de última generación, una estación de depuración flotante, una herramienta de promoción ecológica con emisiones de azufre y carbono cero, dedicado a sensibilizar a la gente.

Un pneumatóforo acuático para purificar ríos y vías fluviales

arquitectura barco Physalia Physalia es un buque 100% auto suficiente en energía, cuya estructura biónica se inspira en la "pneumatophorous" también llamada "Physalia physalis", que en griego significa "burbuja en el agua" Como este pneumatóforo acuático, el proyecto está cubierto por su simetría perfecta, su forma alargada y su aspecto translúcido. Se trata de una suma acorde con la naturaleza y la biotecnología, dedicado a navegar en los principales ríos europeos entre el Danubio y el Volga, entre el Rin y el Guadalquivir, o también entre el Tigris y el Eufrates. Es una invitación poética a los viajes, una experiencia sensorial para la investigación transdisciplinaria, los debates geopolíticos, y la pedagogía popular, por tanto para el surgimiento de una vanguardia ecológica sobre el tema del agua. Es un lugar carismático, una abstracción del paisaje abierto al mundo,  mezclando las culturas europeas a través de un innovador montaje especial. Es un ecosistema que reacciona a su entorno, un pedazo de vida de la tierra, invitando a la biodiversidad de la fauna y la flora del río para venir a hacer su refugio en la ciudad.

Su arquitectura con cero emisiones de carbono es un diseño ecológico con energías renovables para que sea como un prototipo de energía positiva, que significa producir más energía de la que consume. Por lo tanto, su techo contiene una doble membrana neumática, con un suave cincelado de células solares fotovoltaicas en su casco, mientras que la hidro-turbina transforma la energía de la corriente del río en hidroelectricidad y permite ajustarla para una suave navegación. Su superficie es de aluminio y cubre la multi-estructura de acero del casco. Este "vestido de plata" está cubierto por una capa de TiO2 anatasa, que por reacción a los rayos ultravioleta permite reducir la contaminación del agua. En realidad, además de servir para una auto limpieza del buque, permite absorber y reciclar, por efecto foto-catalizador, los productos químicos y residuos carbónicos de las aguas del río derramados por los barcos tradicionales y por las industrías. Además, el proyecto se cruza en su doble casco con una red hidráulica que permite filtrar el agua del río para purificarlo biológicamente gracias a las  plantas de su techo.

Una escenografía repartida en cuatro jardines temáticos

La escenografía interior de Physalia anima el debate sobre el futuro del agua respectivamente en cuatro jardines temáticos, dedicados a lograr una simbiosis con los cuatro elementos:

- El jardín del "Agua": marca la entrada principal de Physalia entre las puertas de atraque y la plaza. Una gran plataforma de vidrio se encuentra en suspensión en la parte superior de la superficie del agua, que refleja en la bóveda interior la causticidad de las inundaciones. Este espacio de recepción será dedicado a las exposiciones temporales. Las fachadas de este verdadero balcón acuático también pueden abrirse totalmente hacía el paisaje del río y dejar el espacio respire hacia el exterior acariciado por la brisa del río.

jardines de barco Physalia - El jardín de la "Tierra": Constituye el corazón del laboratorio dedicado a los investigadores internacionales que analizan el ecosistema acuático atravesado por el buque. En la parte superior de esta sala panorámica, una cámara plantada se levanta. Esta bóveda es una metáfora de las estaciones de tierra fértil de la labor de filtrado y análisis molecular.

- El jardín del "fuego": es un confinado y protegido salón bajo el agua. Mullidos sillones relax rodean a un fuego enorme en un recipiente a prueba de incendio sobre el casco de la embarcación. Nos encontramos en una cabina con delicados reflejos subacuáticos dorados. El acceso a este jardín es a través de una barandilla suave y circular que se extiende bajo la bóveda de plantas alrededor de las llamas. Se puede admirar el relejo de la línea de flotación bajo su espiral sinusoidal, así como la fauna y la flora del medio a través de los dos ojos de buey de cristal panorámico. Es un espacio dedicado a las exposiciones permanentes en los ecosistemas acuáticos.

- El jardín del "Aire": es un espacio de oxígeno, donde la luz del "pneumatóforo" se propaga bajo una lente. En realidad, este anfiteatro ecológico está abierto hacia el paisaje exterior, hacia las ciudades. Organizado en marco cincelado con una oreja oblonga y fotovoltaica de cojines neumáticos. En el centro encontramos el acrónimo "H2O" bajo la forma de una barra circular y rotatoria de agua, como un escenario de teatro. Es el punto de encuentro y de debate por excelencia, un foro ciudadano, como cuando nos reunimos para reinventar el mundo y decidir de las estrategias eco-políticas del futuro.

El hombre está en el centro de este proyecto biónico, que recomienda el equilibrio entre las acciones humanas y el respeto del medio ambiente. La arquitectura de este lugar nómada, concentrando los poderes de la naturaleza, de la biotecnología y de tecnologías de la información y comunicación,  siendo un mero reflejo del ciudadano contemporáneo que se pregunta acerca de las acciones a realizar en su entorno. Se trata de un audaz proyecto de vanguardia que apunta al concepto de respeto del agua por las personas, y su participación en el movimiento y equilibrio dinámico.

Physalia lo firma el arquitecto Vincent Callebaut