Surcar las olas sobre una alfombra mágica de burbujas

Silverstream System de burbujas

Una tecnología llamada lubricación por aire ofrece una forma de hacer que los grandes barcos sean más eficientes

El agua no es tan lubricante como piensas, dice Noah Silberschmidt, fundador y director ejecutivo de Silverstream Technologies, con sede en Reino Unido. Durante más de un siglo, gigantescas embarcaciones de acero han estado surcando los océanos, generando una fricción aparentemente inevitable, y sorprendentemente costosa, entre el barco y el mar. Pero esta fricción se puede reducir de una innovadora manera, dice Silberschmidt, con la ayuda de millones de pequeñas burbujas, cada una de solo un milímetro de ancho.

Con el impulso para hacer que el transporte marítimo sea más eficiente, los propietarios de barcos están buscando nuevas formas de reducir el consumo de combustible y las emisiones. Uno de los contendientes es el Silverstream System del mismo nombre de Silverstream Technology, un dispositivo instalado en el casco de un barco cerca de la proa que genera una alfombra de burbujas de aire que fluye hasta la popa del barco.

El concepto que sustenta el dispositivo, la lubricación por aire, no es nuevo, pero el avance de la tecnología permite a la empresa y a sus competidores modernizar los barcos existentes con sistemas de lubricación por aire o incluirlos en nuevas construcciones de barcos.

Silverstream System de burbujas

El aire es menos denso que el agua, lo que significa que las burbujas reducen la resistencia entre el barco y el mar alrededor de su casco. Es un poco como deslizar la mano a través de un jacuzzi que burbujea suavemente sobre una bañera quieta.

Silberschmidt dice que, con el tiempo, la lubricación por aire puede reducir el consumo de combustible entre un cinco y un 10 por ciento. El ahorro de combustible en un pequeño porcentaje puede no parecer mucho, pero Silberschmidt dice que las empresas navieras pueden gastar cada año entre 5 y 10 millones de dólares en combustible para una sola embarcación de tamaño medio.

Las líneas de cruceros Norwegian y Carnival ya han instalado los dispositivos de Silverstream en algunas de sus embarcaciones y pronto se anunciarán más instalaciones, dice Silberschmidt.

crucero con Silverstream Technology

Sin embargo, no puedes hacer burbujas gratis. Requiere energía para comprimir el aire y colocarlo de manera que las burbujas fluyan en un flujo constante a lo largo del casco de un gran barco de fondo plano. Sin embargo, Silverstream ha reducido la energía total necesaria, llenando con aire las unidades de liberación de aire (pequeñas cavidades construidas en la parte inferior de la nave).

Las burbujas se forman debido a la diferencia de presión entre el aire en estas cavidades y el agua de mar debajo. A medida que el barco se mueve ocurre un fenómeno llamado inestabilidad Kelvin-Helmholtz, lo que significa que el aire se mezcla con el agua en forma de pequeñas burbujas que luego se deslizan hacia atrás debajo del barco.

Confiando que lo hace la física, la alfombra de burbujas en sí es, por lo tanto, "generada por la madre naturaleza", dice Silberschmidt. El agua ligera y rica en burbujas es similar a las espumosas crestas blancas que cabalgan las olas que podrías ver en un día ventoso en la playa, agrega.

Sin embargo, hay ciertas condiciones que deben darse para que funcione la lubricación por aire, dice Anthony Molland, profesor emérito de ingeniería en la Universidad de Southampton en Inglaterra. El efecto de la alfombra puede ser insignificante en mares muy agitados, por ejemplo, y los barcos tienen que viajar rápidamente para mantener el flujo de burbujas.

"Si simplemente soplas las burbujas y tu barco no va muy rápido, lo hemos hecho con modelos, las burbujas simplemente salen por un costado y no funcionan en absoluto", explica.

Pero en aquellos escenarios en los que la técnica funciona, vale la pena reducir las emisiones aunque sea un poco, dice Silberschmidt: "En este mundo, tenemos que hacer todo lo que podamos".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.