Un omega-3 que es veneno para los tumores

omega-3 DHA

El omega-3 DHA se encuentra principalmente en los peces

Tumores 3D que se desintegran en unos pocos días gracias a la acción de un conocido omega-3 (DHA, que se encuentra principalmente en los peces): este es un descubrimiento prometedor. Hambrientas de ácidos grasos, las células tumorales en acidosis se atiborran de DHA pero no pueden almacenarlo correctamente y literalmente se envenenan. ¿El resultado? Ellas mueren.

Los llamados "ácidos grasos buenos" son esenciales para la salud humana y muy buscados por quienes intentan comer de manera saludable. Entre los ácidos grasos omega-3, el DHA (una abreviatura que proviene de su nombre en inglés (docosa-hexaenoic-acid) o ácido docosahexaenoico es crucial para la función cerebral, la visión y la regulación de los fenómenos inflamatorios.

Además de estas virtudes, el DHA también se asocia con una reducción en la incidencia de cáncer. Su funcionamiento es objeto de un importante descubrimiento por parte de un equipo multidisciplinario de investigadores de la Universidad de Lovaina (UCLouvain), que acaban de dilucidar el mecanismo bioquímico que permite que el DHA y otros ácidos grasos relacionados retrasen el desarrollo de tumores.

Clave del descubrimiento: la interdisciplinariedad

En 2016, el equipo de UCLouvain de Olivier Feron, que se especializa en oncología, descubrió que para multiplicarse las células en un microambiente ácido (acidosis) dentro de los tumores reemplazan la glucosa con lípidos como fuente de energía. En colaboración con Cyril Corbet de UCLouvain, el profesor Feron demostró en 2020 que estas mismas células son las más agresivas y adquieren la capacidad de dejar el tumor original para generar metástasis.

Mientras tanto, Yvan Larondelle, profesor de la Facultad de Bioingeniería de UCLouvain, cuyo equipo está desarrollando fuentes mejoradas de lípidos en la dieta, propuso al profesor Feron que combinasen sus habilidades en un proyecto de investigación, dirigido por la candidata a doctorado Emeline Dierge, para evaluar el comportamiento de las células tumorales en presencia de diferentes ácidos grasos.

Gracias al apoyo de la Fondation Louvain, la Belgian Cancer Foundation y el teletón Télévie, el equipo identificó rápidamente que estas células tumorales acidóticas respondían de formas diametralmente opuestas dependiendo del ácido graso que estaban absorbiendo. En unas pocas semanas, los resultados fueron impresionantes y sorprendentes.

"Pronto descubrimos que ciertos ácidos grasos estimulaban las células tumorales mientras que otros las mataban", explicaron los investigadores. El DHA, literalmente, las envenena.

Una sobrecarga fatal

El veneno actúa sobre las células tumorales a través de un fenómeno llamado ferroptosis, un tipo de muerte celular ligada a la peroxidación de ciertos ácidos grasos. Cuanto mayor es la cantidad de ácidos grasos insaturados en la célula, mayor es el riesgo de oxidación. Normalmente, en el compartimento ácido dentro de los tumores, las células almacenan estos ácidos grasos en gotitas de lípidos, una especie de paquete en el que los ácidos grasos están protegidos de la oxidación.

Pero en presencia de una gran cantidad de DHA, la célula tumoral se sobrecarga y no puede almacenar el DHA, que se oxida y conduce a la muerte celular. Mediante el uso de un inhibidor del metabolismo de los lípidos que previene la formación de gotitas de lípidos, los investigadores pudieron observar que este fenómeno se amplifica aún más, lo que confirma el mecanismo identificado y abre la puerta a posibilidades de tratamiento combinado.

Para su estudio, los investigadores de UCLouvain utilizaron un sistema de cultivo de células tumorales en 3D, llamado esferoides. En presencia de DHA, los esferoides primero crecen y luego implosionan. El equipo también administró una dieta enriquecida con DHA a ratones con tumores. El resultado: el desarrollo del tumor se ralentizó significativamente en comparación con el de los ratones con una dieta convencional.

implosión de células tumorales

Este estudio de UCLouvain muestra el valor del DHA en la lucha contra el cáncer. "Para un adulto", afirmaron los investigadores de UCLouvain, "se recomienda consumir al menos 250 mg de DHA por día. Pero los estudios muestran que nuestra dieta proporciona en promedio solo 50 a 100 mg por día. Esto está muy por debajo de la ingesta mínima recomendada".

Este es un gran avance que se ha publicado recientemente en la revista Cell Metabolism: Peroxidation of n-3 and n-6 polyunsaturated fatty acids in the acidic tumor environment leads to ferroptosis-mediated anticancer effects

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: