Un mortal hongo terrestre mató a mamíferos marinos en el Mar de Salish

marsopa de Dall

Arriba: La marsopa de Dall (Phocoenoides dalli) es una especie de marsopa que solo se encuentra en el Pacífico norte.

Cryptococcus gattii puede causar enfermedades pulmonares y cerebrales en los humanos

A principios de la década de 2000, un hongo infectó a cientos de animales y personas en la Columbia Británica y el estado de Washington. Los científicos descubrieron que la enfermedad también mató a marsopas y delfines en el mar de Salish, quizás afectando a los cetáceos incluso antes que a las personas.

Un estudio explora cómo los cambios causados por los humanos en la tierra pueden afectar a los animales acuáticos, específicamente en el caso del patógeno fúngico Cryptococcus gattii.

Dirigido por la Universidad de California, Davis, un equipo de científicos de Canadá y el noroeste del Pacífico reconstruyó la historia del brote de hongos en los mamíferos marinos. Reunieron y analizaron datos recopilados durante décadas por veterinarios, microbiólogos, biólogos de mamíferos marinos y personal de respuesta a varamientos de mamíferos marinos.

C. gattii puede causar enfermedades pulmonares y cerebrales. Vive en el suelo y en las cubiertas de los árboles y se adquiere al inhalar las esporas del hongo. No se considera contagioso entre individuos. C. gattii, que se encuentra típicamente en bosques tropicales y subtropicales paralelos a la distribución de eucaliptos, probablemente fue trasladado al noroeste del Pacífico a principios de la década de 1900, aunque se desconocen los mecanismos exactos.

A partir de 1999 en la isla de Vancouver, humanos, animales domésticos y fauna terrestre se infectaron con C. gattii, lo que afectó progresivamente a las personas que vivían en la parte continental de la Columbia Británica, Washington, Oregón y California. Los investigadores encontraron que 42 delfines y marsopas en el Mar de Salish también murieron a causa del hongo patógeno, incluidas marsopas comunes, marsopas de Dall y delfines de flancos blancos del Pacífico.

delfines de flancos blancos

Imagen: Delfines del Pacífico de flancos blancos nadan frente a la costa del Mar Salish. Crédito: Matt Whelan, Salish Sea in Focus

La construcción, la deforestación y otras actividades que alteran el suelo pueden aerosolizar las esporas de C. gattii, causando infección en personas y animales que viven cerca de los sitios perturbados y respiran las esporas.

"A medida que cambiamos el medio ambiente de formas sin precedentes, podríamos ver más enfermedades que afectan a las personas y la vida silvestre", dijo la autora principal Sarah Teman, asistente de investigación de la SeaDoc Society, un programa del Centro de Salud de Vida Silvestre Karen C. Drayer de la Facultad de Medicina Veterinaria de UC Davis.

Los mamíferos marinos que murieron por C. gattii se encontraron cerca de puntos calientes terrestres, lo que sugiere que las esporas se asentaron en la superficie del mar, donde las marsopas y los delfines las inhalaron cuando salieron a la superficie para respirar.

Los investigadores también encontraron evidencia de que el primer caso probable de C. gattii en el noroeste del Pacífico podría haber ocurrido en una marsopa de Dall en 1997, dos años antes de la identificación del primer caso humano en la región en 1999.

"A menudo estudiamos a los mamíferos marinos porque juegan un importante papel en el ecosistema y son geniales", dijo Joe Gaydos, veterinario de vida silvestre de UC Davis en SeaDoc Society y co-investigador. "Con demasiada frecuencia olvidamos que también pueden alertarnos sobre enfermedades que afectan a los humanos".

La investigación ha sido publicad en Diseases of Aquatic Organisms: Epizootiology of a Cryptococcus gattii outbreak in porpoises and dolphins from the Salish Sea

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar