biólogos de Vanderbilt

Científicos descubren una forma de regenerar retinas humanas después de un estudio sobre el pez cebra

Los ojos de los peces pueden ser la clave para la cura de la ceguera en los seres humanos, afirman los científicos.

En un estudio sobre el pez cebra los expertos identificaron un disparador que podría revertir la degeneración macular relacionada con la edad. Esta condición, la causa más frecuente de ceguera en todo el mundo, se produce cuando se daña la retina.

La reducción de los niveles de una sustancia química del cerebro ayuda a regenerar la zona afectada del ojo, muestra la nueva investigación.

Y este proceso podría suceder antes de que se produzca el daño, incluso previniendo el uso de gafas por los seres humanos cada vez que se necesitan.

pez cebra

Investigadores de la Universidad de Vanderbilt, Tennessee, encontraron una señal que activa el proceso de reparación en el pez cebra.

Se considera que sus retinas son las mismas que en los seres humanos, y su nuevo crecimiento comenzó con la reducción de un neurotransmisor.

Encontraron una caída de GABA que es el "disparador para la regeneración", lo que sugiere que el mismo método podría funcionar en humanos.

GABAEl autor del estudio el profesor James Patton dijo: "Podría ser posible estimular las retinas humanas para repararse a sí mismas mediante el tratamiento con un inhibidor GABA. La creencia prevaleciente ha sido el proceso de regeneración en retinas de pez es provocada por factores de crecimiento secretados. Sin embargo, nuestros resultados indican que el neurotransmisor GABA podría iniciar el proceso de cambio. Todos los modelos de regeneración asumen que una retina debe ser seriamente dañada antes de que se lleve a cabo la regeneración, pero nuestros estudios indican que GABA puede inducir este proceso incluso en retinas dañadas".

La retina contiene células madre adultas llamadas células de Müller. En los peces, éstas juegan un papel clave en la regeneración. Cuando se dispara en el pez cebra, éstas comienzan a multiplicarse y convertirse en sustitutos de las células de la retina dañadas.

Las células gliales de Müller también están presentes en la retina de los seres humanos y otros mamíferos, pero no se regeneran.

En los experimentos, publicados en Stem Cell Reports, encontraron que altas concentraciones de GABA mantienen las células madre inactivas.

La inyección en los peces de fármacos que mantienen altos niveles de las sustancias químicas en el cerebro suprime el proceso de regeneración. El pez cebra se ciega con facilidad, pero debido a su gran capacidad regenerativa sus ojos se recuperan en tan sólo 28 días.

El próximo paso de los investigadores es determinar si GABA no sólo estimula la desdiferenciación y proliferación de glia de Müller, sino que también causa la diferenciación que produce nuevos fotorreceptores y las otras neuronas especializadas en la retina. Ellos están persiguiendo esto tanto en el pez cebra como en ratones con una subvención de la Iniciativa Audacious Goals del National Eye Institute.

Artículo científico: Neurotransmitter-Regulated Regeneration in the Zebrafish Retina

Etiquetas: OjoPezCurarCeguera
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta