Amantes de la playa ¡cuidado! 5 patógenos que acechan en la arena

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

arena de la playa

Ducharse después de una jornada en la playa debería ayudar a proporcionar protección

Un viaje a la playa puede ser la manera perfecta de pasar un día de verano. Pero mientras buscas un lugar para colocar tu toalla, debes saber que no solo compartes la arena con otros amantes de la playa, sino que también la compartes con algunos bichos bastante espeluznantes.

Aunque la mayoría de los microbios en la arena son inofensivos, algunos están relacionados con la enfermedad. Aquí hay cinco tipos de patógenos que se encuentran en la arena.

Anquilostomas

AnquilostomaCaminar descalzo en una playa tropical puede sonar idílico pero, en algunas áreas, deberás tener cuidado con los anquilostomas, que son parásitos que pueden infectar a personas y animales. Algunas especies de anquilostomas que típicamente infectan a gatos y perros pueden transmitirse a las personas a través de la arena o del suelo contaminado, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos.

Esto sucede cuando los animales infectados defecan en la arena o el suelo y pasan los huevos de anquilostoma en sus heces. Las personas pueden infectarse si caminan descalzas o se acuestan sobre la arena o el suelo infestado, dice el CDC. De hecho, una pareja canadiense reveló recientemente que contrajeron anquilostomas en sus pies mientras caminaban descalzos en una playa caribeña. (Estos anquilostomas generalmente se encuentran en regiones tropicales o subtropicales).

contagios en la playa

Las larvas de anquilostoma pueden excavar en la piel desprotegida y luego gatear en las capas superiores de la piel. Sin embargo, debido a que los humanos no son los huéspedes normales de estos anquilostomas, los parásitos generalmente no viven más de seis semanas en las personas, dice el CDC.

SARM

La superbacteria SARM es particularmente problemática en los hospitales, pero las bacterias también se pueden encontrar en el medio ambiente, incluso en las playas, según los estudios.

Staphylococcus aureusSARM, que significa Staphylococcus Aureus Resistente a la Meticilina, es un tipo de bacteria staph que puede causar infecciones en la piel y es resistente a varios antibióticos. Algunas personas pueden portar estafilococos o incluso SARM en la piel o en la nariz sin mostrar síntomas. (En los Estados Unidos, aproximadamente un tercio de la población tiene estafilococos y el 2 por ciento tiene SARM sin mostrar síntomas). Pero en otros casos, como cuando una persona recibe un corte o herida en la piel, la bacteria causa una infección.

Varios estudios han encontrado estafilococos y SARM en agua de mar y en arena. Por ejemplo, un estudio de 2012 en la revista Water Research analizó muestras de agua y arena de tres playas del sur de California, encontrando bacterias staph en el 53 por ciento de las muestras de arena de playa y bacterias SARM en el 2.7 por ciento de las muestras de arena.

No está claro si esa cantidad de estafilococos y bacterias SARM en la arena representa un riesgo para la salud de los bañistas, y los investigadores han pedido más estudios para estudiar esta cuestión. Pero, mientras tanto, ducharse después de una jornada en la playarse después de una jornada en la playa o en el océano debería ayudar a proporcionar protección contra estafilococos y la infección por SARM, dijeron los investigadores del estudio de 2012.

Parásitos estomacales

Escherichia coliEs posible que hayas oído que nadar en el agua del mar podría enfermarte con una infección estomacal. De hecho, para prevenir la enfermedad, los funcionarios de salud monitorean la calidad del agua en las playas y las cierran cuando los niveles de bacterias son demasiado altos. Pero, ¿y las bacterias en la arena?

La arena de playa también puede albergar una cantidad de bacterias que pueden causar gastroenteritis o infecciones estomacales que provocan diarrea, náuseas y vómitos. Un estudio de 2012 en la revista Applied and Environmental Microbiology, que analizó la arena de 53 playas de California, encontró Escherichia coli y Enterococcus, bacterias que se encuentran típicamente en los intestinos humanos, así como Salmonella y Campylobacter, que a veces son causa de intoxicación alimentaria.

Pero, ¿podrían estas bacterias en la arena enfermarte realmente? Tal vez, un estudio de 2009 que encuestó a más de 27.000 estadounidenses que visitaron la playa encontró que las personas que informaron haber cavado en la arena o haber sido enterradas en la arena eran más propensas a desarrollar enfermedades gastrointestinales poco después de su viaje a la playa que aquellos que no informaron de esas actividades. Sin embargo, los investigadores indicaron que su estudio no podía probar que las bacterias en la arena causaran las enfermedades gastrointestinales de las personas.

Hongos

Trichophyton mentagrophytesEl hongo también está entre nosotros en la playa. En las playas se han encontrado tipos de hongos que causan infecciones de la piel y las uñas, que pertenecen a un amplio grupo conocido como "dermatofitos". Según la Sociedad Estadounidense de Microbiología (ASM), se pueden propagar a través del contacto directo con personas, animales o arena.

Los dermatofitos comunes de playa incluyen Trichophyton mentagrophytes y Trichophyton rubrum, que pueden ser causas de tiña, pie de atleta y comezón, según ASM.

Otros tipos de hongos que se encuentran en las playas incluyen especies de Aspergillus, que pueden causar infecciones pulmonares, y Candida, que puede causar infecciones por hongos. Sin embargo, las infecciones con Aspergillus y Candida son más comunes entre las personas con sistemas inmunes debilitados, dijo ASM.

Gusanos nematodos

Toxocara canisEn las playas que permiten perros, la arena podría albergar Toxocara canis, una lombriz parásita que típicamente infecta a los cánidos, según ASM. Las personas pueden infectarse con T. canis al tragar accidentalmente tierra que ha sido contaminada con heces de perro que contienen huevos de T. canis, según el CDC.

Aún así, no está claro el riesgo de contagiarse con este parásito en la arena de la playa. Sin embargo, un estudio realizado en Francia en la década de 1990 encontró que T. canis es un parásito común en las playas, y otro estudio, este en Australia, no encontró huevos de T. canis en más de 250 muestras de playas y parques que permitieron perros.

Debido a que este parásito se encuentra más comúnmente en cachorros que en perros mayores, el estudio australiano concluyó que el mayor riesgo de T. canis para los humanos proviene de ambientes donde se encuentran cachorros.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar