Clicky

Tortuga gigante de Galápagos

El estudio más grande sobre longevidad, envejecimiento en reptiles y anfibios

Un nuevo estudio increíblemente completo sobre los tetrápodos ectotérmicos (reptiles y anfibios) brinda a los expertos una nueva perspectiva de las razones por las que los animales de sangre fría tienden a tener una esperanza de vida tan larga en relación con su tamaño.

peces lagarto en el Triásico

Después de una extinción masiva los animales volvieron a crecer más rápido y de forma más inteligente

Paleontólogos en el Reino Unido y China han demostrado que el mundo natural se recuperó vigorosamente después de la extinción al final del Período Pérmico (llamada también de manera informal la Gran Mortandad).

En una revisión los científicos revelan que los depredadores se volvieron más malos y los animales de presa se adaptaron rápidamente para encontrar nuevas formas de sobrevivir. En tierra, los ancestros de los mamíferos y las aves se volvieron de sangre caliente y podían moverse más rápido.

tiburones se alimentan del cadáver de una ballena

Un cadáver de ballena es una buena oportunidad de alimentación para muchas especies diferentes de tiburones

Imágenes hipnóticas de dron muestran un enjambre de tiburones de arrecife destrozando los restos flotantes de una ballena jorobada muerta cerca de la costa australiana. Durante el frenesí de alimentación, se pueden ver al menos 60 tiburones girando en espiral alrededor del cadáver hinchado, pero los testigos dicen que puede haber más de 100 tiburones aprovechándose del buffet de ballena.

cangrejo araña gigante

Puede ser que la supervivencia lo exija

En las partes más profundas y frías del océano, las criaturas marinas, principalmente invertebrados o animales sin columna vertebral, pueden alcanzar proporciones gigantescas. Calamares, arañas de mar, gusanos y una variedad de otros tipos de animales crecen a tamaños que empequeñecen a las especies relacionadas en todo el mundo. El fenómeno se llama gigantismo.

gato pescador (Pekania pennanti)

Una de las criaturas menos conocidas del mundo, están comenzando a hacer sentir su presencia en las ciudades

Uno de los animales más misteriosos que existen, los gatos pescadores (Pekania pennanti). martas pescadores o simplemente 'pescadores' (fishers en inglés), son depredadores endémicos de América del Norte. A pesar del nombre, estos animales no son gatos y no pescan. Sin embargo, se están mudando cada vez más a muchas áreas urbanas y suburbanas de los EE. UU.

raya mariposa tentaculada

Supuestamente extinta, los científicos se sorprendieron al encontrar la especie frente a Irán

En una sofocante tarde de otoño de 2019, mientras los pescadores arrastraban una red de camarones en el Golfo Pérsico, Mohsen Rezaie-Atagholipour esperaba para clasificar las capturas. Biólogo marino del Instituto de Conservación Ambiental Qeshm de Irán, Rezaie-Atagholipour, estaba reconociendo los tiburones y las rayas que los pescadores apresaron accidentalmente en sus redes.

Pero cuando pesó y midió varias criaturas familiares, recopilando datos para el primer programa de conservación de tiburones y rayas de Irán, algo inesperado llamó su atención: una pequeña raya verde oliva con dos diminutos tentáculos justo debajo de sus ojos. El biólogo miró a la criatura con incredulidad: "Encontré una raya mariposa tentaculada (Gymnura tentaculata)".

mercado de pescado

Los científicos todavía están realizando nuevos descubrimientos en los mercados de pescado

El relato de los peces es legendario. El 23 de diciembre de 1938 la conservadora de museo sudafricana Marjorie Courtenay-Latimer recibió una llamada telefónica de su amigo Hendrik Goosen, un capitán de un arrastrero que a menudo la dejaba buscar algo peculiar en la pesca del día. Goosen acababa de regresar con un nuevo botín, incluido un gran pez muy inusual que pensó que despertaría el interés de Courtenay-Latimer. Ciertamente lo hizo.

El pez, azul cuando se captura, pero gris oscuro cuando llegó Courtenay-Latimer, parecía primordial y tenía unas extrañas aletas carnosas. El biólogo J. L. B. Smith identificó luego al pez como un celacanto, una especie que se creía extinguida hace más de 66 millones de años. Fue como sumergir una red en el océano y sacar un plesiosaurio.

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: