Orcas desgarran el torso de grandes tiburones blancos para comerse sus hígados

(1 Vote)
Alison Towner con el cadáver de un gran tiburón blanco
Alison Towner con el cadáver de un gran tiburón blanco varado

Están expulsando a los blancos de grandes áreas frente a la costa de Sudáfrica

Un par de orcas (también llamadas ballenas asesinas, Orcinus orca) que han estado aterrorizando y matando a los grandes tiburones blancos (Carcharodon carcharias) frente a las costas de Sudáfrica desde 2017 lograron expulsar a un gran número de tiburones de su sitio de agregación natural.

Un nuevo estudio utiliza avistamientos a largo plazo y datos de marcado para mostrar que los grandes blancos han estado evitando desde entonces ciertas regiones de la costa de Gansbaai, territorios que han dominado durante muchos años, por temor a ser cazados por orcas.

Desde 2017 han llegado a la costa ocho grandes tiburones blancos tras el ataque de una orca. A siete de ellos les extirparon el hígado, a algunos también el corazón. Sus heridas están hechas de manera distintiva por el mismo par de orcas, que probablemente hayan matado a más (que no han llegado a la orilla). Se entiende ampliamente que otras orcas también son capaces de tales ataques.

Los hallazgos agregan más peso a un argumento que sugiere que los tiburones usan su sentido del miedo de 'vuelo' para desencadenar una rápida y a largo plazo migración masiva cuando está cerca su depredador marino.

áreas con ataques de orcas

Imagen: (a) Mapa de África con Sudáfrica resaltada; (b) ubicación de los receptores acústicos en Sudáfrica (número de receptores
entre paréntesis), coloreado según agrupación; (c) Área de Gansbaai, que muestra las ubicaciones de los receptores acústicos (verde), los varamientos de tiburones blancos (rojo) y las huellas de Orcinus orca (flechas negras); (d) Mossel Bay, que muestra la ubicación de los receptores acústicos (azul)

En esta última investigación, llevada a cabo durante cinco años y medio, se ha rastreado a 14 tiburones que huyen de las áreas en las que las orcas están presentes y los avistamientos visuales se han reducido drásticamente en ciertas bahías de Western Cape. Ubicado aproximadamente a 100 km al este de Ciudad del Cabo, Gansbaai era un lugar de renombre mundial por avistar a este tiburón legendario, con turistas de todo el mundo que visitaban y participaban en el buceo en jaula.

Al informar sobre los hallazgos, la autora principal, Alison Towner, bióloga sénior de tiburones blancos en Dyer Island Conservation Trust, dice: "Inicialmente, después de un ataque de orcas en Gansbaai, los grandes tiburones blancos individuales no aparecían durante semanas o meses. Sin embargo, lo que parece que estamos presenciando es una estrategia de evasión a gran escala (en lugar de una estrategia a pequeña escala), que refleja lo que vemos que usan los perros salvajes en el Serengeti en Tanzania, en respuesta al aumento de la presencia de leones. Cuanto más frecuentan estos sitios las orcas, más tiempo se mantienen alejados los grandes tiburones blancos".

"La investigación es particularmente importante, ya que al determinar cómo responden al riesgo los grandes depredadores marinos, podemos comprender la dinámica de coexistencia con otras comunidades de depredadores; y esta dinámica también puede dictar las interacciones entre competidores o la relación depredador/presa dentro del gremio".

Alison, de Lancashire en el Reino Unido, es candidata a doctorado en la Universidad de Rhodes en Makhanda, Cabo Oriental. Vive en Gansbaai y ha estudiado a los grandes tiburones blancos durante los últimos 15 años, aprendiendo sobre sus patrones de movimiento a través de datos de marcado. Se encuentra regularmente en un barco y ha sido testigo de muchos grandes tiburones blancos enormes, describió previamente el área como "simplemente especial, en términos de vida marina; pocos lugares se comparan con esta área verdaderamente diversa y hermosa".

Antes de estas depredaciones sobre los grandes tiburones blancos, solo hubo dos casos desde que comenzó la recopilación de datos en Gansbaai en los que estuvieron ausentes durante una semana o más: una semana en 2007 y 3 semanas en 2016.

Entonces, lo que Alison y otros colegas de las instituciones que ella representa, como Marine Dynamics Academy, recientemente han sido testigos de primera mano (recuperando físicamente los cadáveres de los tiburones atacados, como se muestra en las imágenes) es que esta nueva ausencia no tiene precedentes en el área.

orcas se comen hígados de tiburón

Imagen: Fotografías que muestran las heridas de cuatro de los cinco cadáveres de Carcharodon carcharias que vararon en Gansbaai, que incluyeron un gran desgarro limpio en la cintura pectoral y la extirpación del hígado.

Y, explica, está cambiando el ecosistema del mar: "Ha provocado la aparición de un nuevo mesopredador en la zona, el tiburón ballenero cobrizo (Carcharhinus brachyurus), que se sabe que es devorado por el gran tiburón blanco, y estos balleneros cobrizos también están siendo atacado por las orcas, que indican un nivel de experiencia y habilidad en la caza de grandes tiburones.

"Sin embargo, el equilibrio es crucial en los ecosistemas marinos, por ejemplo, sin grandes tiburones blancos que restrinjan el comportamiento de las focas de Cape Fur, las focas pueden ser depredadoras de los pingüinos africanos en peligro crítico o competir por los pequeños peces pelágicos que comen. Ese es un impacto de arriba hacia abajo, también tenemos presiones tróficas de "abajo hacia arriba" debido a la extracción extensiva de abulón, que pasta en los bosques de algas a través de los cuales estas especies están conectadas".

"En pocas palabras, aunque esta es una hipótesis por ahora, hay mucha presión de la que un ecosistema puede soportar, y los impactos de las orcas que eliminan a los tiburones probablemente tengan un alcance mucho mayor".

Pero, ¿Qué atrajo a la pareja de orcas, fácilmente reconocibles por sus distintivas aletas dorsales colapsadas, a este nuevo territorio?

Otros datos, aún por publicar, sugieren que la presencia de las orcas está aumentando en las regiones costeras de Sudáfrica y que esta pareja podría ser miembro de un raro morfotipo que se alimenta de tiburones, conocido por cazar al menos tres especies de tiburones como fuente principal de nutrición en Sudáfrica.

"Este cambio en el comportamiento de ambos depredadores superiores podría estar relacionado con una disminución en las poblaciones de presas, incluidos peces y tiburones, lo que provoca cambios en su patrón de distribución", dice Alison.

"Sabemos que los grandes tiburones blancos se enfrentan a su mayor mortalidad específica en las redes de protección de bañistas contra tiburones en KwaZulu Natal, simplemente no pueden permitirse ahora la presión adicional de la depredación de orcas".

Lo que significa para las poblaciones del gran tiburón blanco podría ser más pronunciado y "no está claro" qué puede hacer la presión, afirma Alison.

"Las orcas se dirigen a los grandes tiburones blancos subadultos, lo que puede afectar aún más a una población de tiburones que ya es vulnerable debido a su lento crecimiento y su estrategia de historia de vida de maduración tardía. Una mayor vigilancia utilizando la ciencia ciudadana (por ejemplo, informes de pescadores, embarcaciones de turismo), así como estudios de seguimiento continuos, ayudarán a recopilar más información sobre cómo estas depredaciones pueden afectar el equilibrio ecológico a largo plazo en estos complejos paisajes marinos costeros".

Los autores sugieren que la temperatura de la superficie del mar puede tener un impacto en la reciente ausencia del gran tiburón blanco, "sin embargo, la disminución inmediata y abrupta de los avistamientos a principios de 2017 y los períodos prolongados y crecientes de ausencia no pueden explicarse por esto".

"Otras potenciales explicaciones para una disminución en Gansbaai", dicen, "podría ser la pesca directa de grandes tiburones blancos o el efecto indirecto de la disminución inducida por la pesca en presas potenciales". Sin embargo, afirman que si bien esto podría "contribuir potencialmente a una disminución general en el número de grandes blancos en Sudáfrica, es poco probable que expliquen la repentina y localizada disminución".

El estudio revisado por pares ha sido publicado ayer en el African Journal of Marine Science: Fear at the top: killer whale predation drives white shark absence at South Africa’s largest aggregation site

Imagen de cabecera: La autora principal, Alison Towner, con el cadáver de un gran tiburón blanco varado en la costa después del ataque de una orca. Crédito: ©Marine Dynamics/Dyer Island Conservation Trust. Imagen de Hennie Otto

Etiquetas: OrcaComerHígadoGran tiburón blancoSudáfrica

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: