Loading...
updated 6:21 PM CET, Feb 18, 2018

Foca escapa in extremis de una manada de orcas (vídeo)

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

foca en un témpano de hielo

Emocionante vídeo muestra a un foca cangrejera evadirse de un frenético ataque de una manada de hambrientas orcas

Los participantes en una expedición Lindblad en el Canal Grandidier, en la Antártida, presenciaron una escena increíble: en un ataque brutal y sincronizado, una manada de orcas atacó a una foca tratando de meterla en el agua, donde podrían devorarla.

Las orcas son algunos de los depredadores más grandes en la Tierra, y también son algunos de los más inteligentes. Aquí, comienzan con una técnica de caza llamada formación de olas. Básicamente, se mueven al unísono, creando una ola que mece el hielo en un intento de derribar a la foca del témpano. La foca apenas logra aferrarse al hielo, donde está segura. Cuando eso falla, cambian de estrategia. Con fuerza devastadora, las orcas intentan romper el hielo con sus cuerpos.

Después de dos horas, las orcas finalmente logran destruir el hielo por completo, pero la ágil foca logró retirarse a un trozo diferente de hielo antes de finalmente escapar de una vez por todas.

Las focas cangrejeras (Lobodon carcinophaga) son con mucho la especie de focas más abundante del mundo. Están especialmente adaptadas al entorno acuático y polar, y cuentan con dientes lobulados especializados adaptados para filtrar sus pequeñas presas de crustáceos. A pesar de su nombre, no comen cangrejos. Curiosamente, se sabe que las focas cangrejeras vagan más hacia el interior que cualquier otra foca, se encuentran hasta a unos 100 km del agua y a más de 1.000 m sobre el nivel del mar, donde el aire frío y seco puede momificarlas durante siglos.

La ballena asesina, u orca (Orcinus orca), pesa hasta 11 toneladas, alcanza una velocidad máxima de 48 kilómetros por hora y tiene afilados dientes listos para romper cualquier presa que se encuentre en el océano. Además de estas impresionantes cualidades físicas, también cuenta con uno de los cerebros más grandes y más capaces del reino animal. Se ha observado que las orcas imitan otras especies y parecen enseñar deliberadamente habilidades a sus parientes. Las personas que las han estudiado en la naturaleza a menudo informan historias de su curiosidad, alegría e inteligencia. Las orcas de Alaska no solo han aprendido a robar peces de los palangres, sino que también han logrado superar fácilmente las técnicas destinadas a detenerlas.

Desafortunadamente, estas características las han convertido en una popular exhibición en acuarios y parques temáticos acuáticos, algo que los biólogos y activistas están tratando de detener. Las orcas son depredadores ápice, no tienen enemigos conocidos (aparte de, potencialmente, los humanos). Por lo general, cazan en manadas, como lobos, y pueden deleitarse con peces, cefalópodos, mamíferos, aves marinas y tortugas marinas. Pertenecen al mar, no a los acuarios.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar