updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Crittercam revela secretos del calamar gigante de Humboldt

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Crittercam adosada a un calamar de Humboldt

Puede impulsarse a velocidades comparables a los peces más rápido del océano

Para ver de primera mano la vida de una elusiva especie de calamares gigantes, los científicos colocaron cámaras de video en el Pacífico oriental a la carnívora criatura marina.

El material ha ayudado a revelar algunos notables secretos de los calamares de Humboldt: Son capaces de increíbles explosiones de velocidad, hasta casi 45 mph (72 km/h), también "hablan" entre sí cambiando el color de su cuerpo, y cazan en grandes grupos sincronizados.

El calamar de Humboldt (Dosidicus gigas) - que puede crecer hasta más de 6 pies (2 metros) de largo y 100 libras (45 kilogramos) de peso - tiene afilados picos y ventosas dentadas. Los varamientos masivos de la especie y los informes de agresión hacia los seres humanos han asustado a los bañistas durante décadas, pero el calamar gigante no es un devorador de hombres, por lo general se alimentan de peces pequeños y plancton que no tienen más que unos pocos centímetros de longitud, aunque a veces se canibalizan entre sí.

Para todas las cautivantes características del calamar, los científicos aún tienen muchas preguntas sobre el comportamiento de la especie, por lo que los biólogos de la Stanford's Hopkins Marine Station se dirigieron a la National Geographic Society Crittercam, que se ha utilizado para estudiar a los animales, desde pingüinos a las hienas.

Conectar a un calamar un dispositivo con una cámara y sensores presenta algunos problemas técnicos. El truco es encontrar un calamar bastante grande y fijar la Crittercam como en un traje de baño de un niño para que pueda deslizarse sobre las aletas de la criatura como una manga de spandex, explica en el vídeo el biólogo de Stanford, William Gilly.

El metraje de vídeo resultante y los datos de los estudios con ecosondeo mostraron que el calamar de Humboldt puede impulsarse a velocidades comparables a los peces más rápido del océano. Los investigadores hallaron que cazan en grupos estrechamente coordinados, un comportamiento que se asocia generalmente con peces en lugar de invertebrados (animales sin columna vertebral) como el calamar. Y los calamares más pequeños suelen mantenerse a distancia de los más grandes, probablemente para evitar ser canibalizados.

Se sabe que los calamares gigantes tienen células pigmentadas, llamadas cromatóforos, que les permiten cambiar de color en respuesta a los impulsos neuronales. Las cámaras permitieron a los investigadores observar a los calamares en su hábitat natural destellando una luz como estroboscópica. Gilly dijo que la única vez que el calamar parece hacer estas señales de color rojo y blanco es cuando se encuentra con otro individuo de su especie.

"No sabemos exactamente qué significan esas discusiones", dijo Gilly en el video de Stanford. Por ahora, la interpretación de esas interacciones es como tratar de descifrar lo que dos personas se dicen una a otra con sólo mirar el movimiento de sus bocas, agregó.

El calamar de Humboldt vive en el Océano Pacífico oriental desde la punta de América del Sur hasta México, pero se han estado moviendo hacia el norte en los últimos años. Los científicos creen que la especie podría migrar a la costa ya que el calentamiento de los océanos está creando grandes zonas de poco oxígeno muy por debajo de la superficie, en los ambientes donde viven los calamares.