El animal más longevo (que sepamos), y no es el que piensas

almeja Ming (Arctica islandica)

Todavía no estamos seguros de cuál es el animal más viejo de la Tierra, pero aquí hay algunos posibles candidatos

En 2006 biólogos que trabajaban cerca de Islandia encontraron una concha que parecía muy vieja y querían fecharla. Así que la llevaron al laboratorio y, bueno, la mataron. La razón es que la mejor manera de averiguar la edad de una concha es contando sus anillos de crecimiento dentro de sus ligamentos de bisagra. Estos anillos se parecen mucho a los anillos de los árboles y están mejor protegidos en un área a la que solo se puede acceder por la fuerza.

Resulta que la concha tenía la friolera de 507 años (hoy habría tenido 522). Pero ahí es solo donde comienza nuestra historia.

La concha fue denominada Ming, porque nació durante la dinastía Ming en China (que duró desde 1368 hasta 1644). Ha existido desde la época de Colón, ocupándose de sus propios asuntos, hasta que los investigadores la encontraron.

Ming es una almeja oceánica perteneciente a la especie Arctica islandica, una almeja comestible de caparazón duro. Inicialmente se pensó que tenía 402 años, pero un análisis más cuidadoso encontró que tenía más de un siglo más. Pero aquí está la cuestión: probablemente Ming no era una excepción. En 1868 un espécimen, recolectado vivo cerca de Islandia, tenía 374 años.

De hecho, los pescadores recolectan de forma rutinaria especímenes que tienen algunos siglos de antigüedad, y si tu comes almejas, es muy probable que también hayas comido una tan vieja como Ming. Necesitan las condiciones ambientales adecuadas (salinidad, temperatura), pero si las tienen, pueden vivir durante siglos.

Si bien se necesita más investigación, los investigadores sospechan que en las condiciones adecuadas, las almejas como Ming pueden exhibir algo llamado senescencia insignificante (Negligible senescence en inglés), lo que significa que envejecer realmente no las cambia ni las afecta. El mejillón perla de agua dulce (Margaritifera margaritifera) es otra criatura que se cree que pertenece a esta categoría.

¿Pero es Ming el animal más viejo que conocemos? La respuesta es, lo creas o no, no.

Es casi seguro que algunos de los animales más viejos que conocemos son corales. Aunque permanecen fijos en su lugar, los corales son animales. No producen sus propios nutrientes a través de la fotosíntesis como las plantas, aunque sí dependen de algas parecidas a las plantas para ayudarles a través de la fotosíntesis.

corales

Los corales viven en colonias compactas, y cada "cabeza" de coral es en realidad una colonia de miríadas de pólipos genéticamente idénticos. Cada pólipo es un animal sin columna (invertebrado) por lo general de solo unos pocos milímetros de diámetro y unos pocos centímetros de longitud. Durante muchas generaciones, la colonia crea los grandes y característicos exoesqueletos que vemos en los arrecifes de coral.

Los corales también son bastante fáciles de fechar con radiocarbono, y en 2009 los investigadores encontraron que las edades de dos colonias eran 2.742 y 4.265 años. En su libro The Oldest Living Things, Rachel Sussman también describe cómo "conoció" a un coral cerebro de más de 2.000 años. También se cree que el coral negro Antipatharia en el Golfo de México vive más de 2.000 años.

Pero otro animal acuático puede ser un candidato aún más sólido.

Es difícil decir cuánto tiempo pueden vivir las esponjas de cristal, pero probablemente sea más de diez mil años. No lo sabemos con certeza, pero según nuestras mejores estimaciones hasta ahora, estas criaturas pueden vivir 15.000 años o incluso más. Tienden a vivir en las heladas y poco profundas aguas antárticas, y crecen muy lentamente (lo que encaja con una larga vida).

esponja de cristal

La investigación aún está en curso para comprender mejor a estas criaturas y exactamente cuánto tiempo pueden vivir.

Sin embargo, hay un par de animales que pueden ser incluso más viejos que esta esponja; de hecho, pueden ser inmortales.

Turritopsis dohrnii es esencialmente inmortal. Después de alcanzar la madurez sexual como individuo, puede volver completamente a una etapa colonial sexualmente inmadura y luego comenzar el ciclo de nuevo, sin que nada cambie. Puede hacer esto indefinidamente siempre que tenga las condiciones para sobrevivir.

medusa Turritopsis dohrnii

En la naturaleza, los depredadores todavía pueden comerlo, pero hasta donde los investigadores pueden decir, este animal puede seguir viviendo indefinidamente. Es inmortal, solo que es muy difícil de adivinar su edad. Por lo tanto, no estamos realmente seguros de la edad que tienen estas medusas en la práctica, pero si uno tiene mucha suerte, es muy posible que sea el animal más longevo de la Tierra.

Por supuesto, todas las entradas de esta lista parecen una trampa. Claro, técnicamente son animales, pero son invertebrados y realmente no los asociaríamos con la idea de animales. Entonces, si tuviéramos que mirar a los animales "apropiados" (léase: vertebrados), ¿Cuál sería el más viejo?

Bueno, está la tortuga gigante de Galápagos, que se sabe que vive alrededor de 160 años, el pez koi más antiguo que puede vivir hasta 200 años, el pez roca que también vive hasta más de 200, y George la langosta, que en 2009 se estimó en unos 140 años. Pero el vertebrado más viejo que conocemos es en realidad un tiburón.

Tradicionalmente, se había estimado que el tiburón de Groenlandia vivía unos 200 años, pero un estudio publicado en 2016 encontró que al menos un espécimen que medía 5,02 m (16,5 pies) tenía 392 ± 120 años, lo que se traduce en una edad mínima de 272 y una máxima de 512. Esto hace que el tiburón de Groenlandia sea el vertebrado más longevo que conocemos.

tiburón de Groenlandia

Es una especie asombrosa. Son uno de los tiburones más grandes que conocemos, pero crecen lentamente, aproximadamente un centímetro por año, y solo alcanzan la madurez sexual a la edad de 150 años. Son depredadores ápice que normalmente se alimentan de peces, pero también se les ha observado cazando activamente focas en Canadá. Se mueven lentamente y dependen del camuflaje, y les gusta atacar cuando su presa está durmiendo.

Hay mucho que todavía no sabemos acerca de estas muy antiguas criaturas y, muy probablemente, hay muchas otras criaturas de las que todavía tenemos que averiguarlo.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: