Clicky

Aves marinas

ciempiés gigante de Phillip Island

Es la primera vez que se ha visto a ciempiés carnívoros comiendo aves marinas

Los ciempiés carnívoros gigantes de una isla del Pacífico Sur pueden matar y comer hasta 3.700 polluelos de aves marinas cada año, según reveló un nuevo estudio.

Los ciempiés de Phillip Island (Cormocephalus coynei) son feroces criaturas, que crecen hasta casi 1 pie (30 centímetros) de largo, revestidas con placas blindadas a lo largo de sus segmentos y equipadas con un potente veneno que inyectan en involuntarias víctimas a través de "fórcipulas" en forma de pinza.

pinzón de Darwin

Un parásito invasor está demostrando la selección natural de Darwin

Los pinzones de las Islas Galápagos se han hecho famosos debido a las sutiles variaciones de especies entre islas. Estas variaciones representan diferentes presiones selectivas, mostrando que las aves evolucionaron en respuesta al medio ambiente.

Los pinzones de Galápagos, también conocidos como pinzones de Darwin, han sido examinados desde el siglo XIX, pero según un equipo de investigadores de la Universidad Flinders, todavía hay muchas cosas por descubrir.

colonia de pingüinos emperador

La mayor amenaza que enfrentan los pingüinos emperador es el cambio climático

Cumplir el objetivo de París podría salvar a los pingüinos

Los pingüinos emperador prosperan en las costas de la Antártida en condiciones heladas que cualquier ser humano encontraría extremas.

Sin embargo, al igual que Ricitos de oro, tienen una estrecha zona de confort: si hay demasiado hielo marino, los viajes para traer comida del océano se vuelven largos y arduos, y sus polluelos pueden morir de hambre. Con muy poco hielo marino, los polluelos corren el riesgo de ahogarse.

piquero enmascarado

El patrón de agotamiento de las presas revelado por un estudio se conoce como "halo de Ashmole"

Una vasta colonia de aves marinas en la Isla Ascensión crea un "halo" en el que viven menos peces, según muestra una nueva investigación.

Ascension, un territorio de ultramar del Reino Unido, es el hogar de decenas de miles de aves marinas de varias especies, cuyas presas incluyen peces voladores.

El nuevo estudio, realizado por la Universidad de Exeter y el Gobierno de la Isla Ascensión, encuentra un número reducido de peces voladores hasta 150 km (más de 90 millas) de la isla, lo que solo podría explicarse por la búsqueda de alimento de aves marinas.

petrel ataca a un albatros

Para los albatros en peligro de la isla Gough, la repentina aparición de un nuevo depredador gigante es difícil de manejar

En medio de la noche, un albatros descansa sobre su único y precioso huevo. Pero el gran pájaro se ve perturbado por la aproximación de patas palmeadas que se mueven en la oscuridad. El albatros se pone de pie para defender su huevo, chasqueando el pico. Su enemigo, un corpulento petrel gigante del sur macho, no está ahí por el huevo. Con una estocada, el petrel muerde al albatros alrededor del cuello, arrastrándolo hacia los arbustos.

El albatros nunca volverá a su huevo.

Esta violencia emplumada es nueva para la ciencia. En la isla Gough, una solitaria roca en medio del Atlántico sur, los investigadores han descubierto recientemente petreles gigantes del sur, también comocido como abanto marino antártico (Macronectes giganteus), que generalmente se alimentan de peces, krill y aves jóvenes, cazando y matando grandes albatros adultos.

diablo de Tasmania

Es un gran problema de conservación introducir una especie extraña en una isla

Los conservacionistas de Tasmania pueden estar descartando la decisión de introducir diablos de Tasmania en peligro de extinción en una pequeña isla, después que una nueva encuesta reveló que estos invasores han acabado con toda la colonia de pingüinos pequeños que viven allí.

Los diablos o demonios de Tasmania (Sarcophilus harrisii), los marsupiales carnívoros más grandes del mundo, fueron introducidos en 2012 en la isla Maria, una isla de 116 kilómetros cuadrados al este de Tasmania, por el Departamento de Industrias Primarias, Parques, Agua y Medio Ambiente de Tasmania (DPIPWE). La agencia gubernamental esperaba crear una nueva población de demonios para evitar que la especie fuera aniquilada por una enfermedad mortal que ha diezmado su número en Tasmania.

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: