Las aves marinas nos envían un urgente mensaje medioambiental

aves marinas

Las aves marinas son centinelas del cambio en los ecosistemas marinos

Así como canarios enjaulados advertían antiguamente a los mineros del carbón sobre el riesgo de envenenamiento por monóxido de carbono, las aves marinas que vuelan libremente ahora advierten a la humanidad sobre el deterioro de la salud de nuestros océanos.

Las aves marinas viajan grandes distancias a través de los paisajes marinos de la Tierra para encontrar alimento y reproducirse. Esto las expone a cambios en las condiciones del océano, el clima y las redes alimentarias. Esto significa que su biología, en particular sus éxitos reproductivos, puede revelarnos estos cambios a una escala poco común en todo el planeta.

Un equipo de científicos recopilaron y analizaron la base de datos más grande del mundo sobre reproducción de aves marinas. Sus hallazgos revelan un mensaje clave: urgencia en el hemisferio norte y oportunidad en el sur.

Los sistemas oceánicos del hemisferio norte están degradados y necesitan urgentemente una mejor gestión y restauración. Se está acelerando el daño a los océanos del hemisferio sur por amenazas como el cambio climático y la pesca industrial, pero siguen existiendo oportunidades para evitar lo peor.

Los océanos en una encrucijada

Las aves marinas a menudo viajan por todo el planeta. Por ejemplo, muchas pardelas negras se reproducen en Nueva Zelanda, pero viajan cada año a las productivas aguas del Pacífico nororiental. Los charranes árticos migran aún más lejos, viajando cada año entre el Ártico y la Antártida.

Los científicos a menudo utilizan conjuntos de datos derivados de satélites para determinar, por ejemplo, cómo se están calentando las superficies de los océanos o cómo están cambiando las redes alimentarias de los océanos. Sin embargo, pocos conjuntos de datos de este tipo abarcan todo el mundo, y aquí es donde entran las aves marinas.

éxito reproductivo de las aves marinas

Imagen: El éxito reproductivo de las aves marinas es un buen indicador de la salud de los océanos

Durante su largo viaje, un ave marina come pescado y plancton. Al hacerlo, absorbe señales sobre las condiciones del océano, incluidos los efectos de la contaminación, las olas de calor marinas, el calentamiento de los océanos y otros cambios ecológicos.

La productividad de la cría de aves marinas (el número de polluelos producidos por hembra por año) depende de los recursos alimenticios disponibles. De esta forma, las aves marinas son centinelas del cambio en los ecosistemas marinos. Pueden decirnos qué partes de los océanos son lo suficientemente saludables para apoyar su reproducción y qué partes pueden estar en problemas.

Descifrando los mensajes de las aves marinas

En algunos casos, las aves marinas nos informan directamente sobre la mayor angustia en los océanos. Este fue el caso en 2015-16, cuando murieron alrededor de un millón de demacrados araos comunes, muchos de ellos apareciendo en playas desde California hasta Alaska. Las aves marinas experimentaron una grave escasez de alimentos causada por una aguda ola de calor marina.

En otros casos, la salud de las aves marinas puede indicar una alteración más sutil y a más largo plazo de los ecosistemas oceánicos, y queda descifrar estos mensajes.

pardela negra

Imagen: Muchas pardelas negras se reproducen en Nueva Zelanda y luego migran al noreste del Pacífico.

En esta tarea, la cría de aves marinas proporciona pistas importantes sobre las redes tróficas marinas que, de otro modo, serían difíciles o imposibles de medir directamente, especialmente a escala global. Afortunadamente, los científicos de aves marinas de todo el mundo han medido constantemente la productividad reproductiva durante décadas.

El equipo de investigación incluyó a 36 de estos científicos. Recopilaron una base de datos de la productividad reproductiva de 66 especies de aves marinas de 46 sitios en todo el mundo, desde 1964 hasta 2018. Usaron los datos para determinar si las aves marinas estaban produciendo relativamente más o menos polluelos durante los últimos 50 años, y si el riesgo de falla reproductiva estaba aumentando o disminuyendo.

Hallazgos sorprendentes

En el hemisferio norte, la productividad reproductiva de aves que se alimentan de plancton, como el paíño europeo (Hydrobates pelagicus) y los mérgulos (Aethia), aumentó considerablemente durante 50 años, pero la productividad reproductiva de las aves que se alimentan de peces disminuyó drásticamente.

En el hemisferio sur, por el contrario, la productividad reproductiva de las aves marinas que comen plancton disminuyó débilmente, pero aumentó fuertemente en el caso de las aves que comen pescado.

aves marinas del hemisferio sur

Imagen: En el hemisferio sur, todavía hay tiempo para revertir la difícil situación de los océanos.

En resumen, las aves marinas que se alimentan de peces en el norte están en problemas. La disminución de la productividad reproductiva conduce a la disminución de la población, y la baja tasa de reproducción de las aves marinas (muchas especies solo tienen un polluelo por año) significa que las poblaciones se recuperan lentamente.

Más preocupantes, sin embargo, fueron los hallazgos sobre el riesgo de falla reproductiva.

En el hemisferio sur, la probabilidad de falla reproductiva fue baja durante todo el período de estudio. Lo mismo sucedió con los alimentadores de plancton del hemisferio norte. Pero los comedores de peces en el norte mostraron un riesgo dramáticamente creciente de fallas en la reproducción, más agudo en los años desde 2000.

Es importante destacar que el aumento del riesgo de falla reproductiva también fue mucho mayor para las aves marinas que se alimentan en la superficie del océano, como las gaviotas de patas negras, en comparación con las que se alimentan a mayores profundidades, como los frailecillos.

aves marinas en la superficie

Imagen: El riesgo de falla reproductiva fue mayor para las aves marinas que se alimentan en la superficie del océano.

Lo que nos dice esto

Desafortunadamente, estos resultados coinciden con lo que sabemos sobre los daños causados por los humanos al océano.

Primero, muchos contaminantes como los plásticos se acumulan cerca de la superficie del océano. A menudo son devorados por aves marinas que se alimentan en la superficie, lo que puede obstaculizar su capacidad para producir polluelos.

De manera similar, la tasa de calentamiento de los océanos ha sido más de tres veces más rápida, y el cambio en el número de días de olas de calor marino ha sido dos veces mayor, en promedio, en el hemisferio norte que en el sur durante los últimos 50 años.

Asimismo, los océanos del norte han sostenido la pesca industrial durante mucho más tiempo que los del sur. Es probable que esto haya reducido el suministro de alimentos a las aves marinas que se alimentan de peces del hemisferio norte durante períodos más prolongados, lo que ha provocado interrupciones crónicas en su éxito reproductivo.

Pero los impactos humanos en el hemisferio sur se están acelerando. El calentamiento de los océanos y las olas de calor marinas se están volviendo más intensos, y la pesca industrial y la contaminación plástica son cada vez más omnipresentes.

tasa de calentamiento de los océanos

Imagen: Tasa de calentamiento de la superficie del océano durante los últimos 50 años.

Debemos prestar atención a las advertencias de nuestros "canarios" de aves marinas. Con una cuidadosa planificación y reservas marinas que tengan en cuenta el cambio climático proyectado, el hemisferio sur podría evitar las peores consecuencias de la actividad humana. Pero si no se toman medidas, es posible que se pierdan algunas especies de aves marinas y se dañen las redes alimentarias de los océanos.

En el hemisferio norte, no hay tiempo que perder. Se necesitan con urgencia innovadores planes de gestión y restauración para evitar un mayor deterioro de la salud de los océanos.

La investigación fue publicada en Science: Hemispheric asymmetry in ocean change and the productivity of ecosystem sentinels

Este artículo se republica desde The Conversation con una licencia de Creative Commons. Lee el artículo original en inglés: Seabirds are today’s canaries in the coal mine – and they’re sending us an urgent message

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.