Cómo ahuyentar palomas de los edificios

palomas en un tejado

¿Y las gaviotas, cómo deshacerse de ellas?

Las palomas suponen un verdadero problema de cabeza a nivel urbano por su proliferación en muchos espacios. La población está descontrolada hasta tal punto en algunas ciudades que las administraciones llevan a cabo actuaciones de eliminación periódicas.

Las molestias que causan estas aves son especialmente el ruido que provocan, pero además suman a esto sus excrementos, que son un nido de infección y pueden generar problemas en terrazas y edificios.

Las más comunes son las palomas caseras, que son las que viven en cascos urbanos, parques y edificios. Están tan habituadas al contacto con humanos y al hábitat urbanizado que pueden anidar y atacan a la avifauna urbana de menor tamaño. Existen muchos métodos para ahuyentar palomas, aunque algunos son más agresivos que otros.

La idea no es exterminarlas, sino impedir que aterricen, que se posen en edificios, especialmente los históricos y los de uso habitacional, pues sus excrementos son corrosivos y pueden dañar las estructuras.

Usar repelentes para palomas, productos que imitan a sus depredadores o sustancias químicas

El uso de repelentes a modo de imitación es una práctica muy común. Consiste en ahuyentadores, que son dispositivos que simulan ser aves de presa como búhos y halcones, que las palomas confunden con depredadores. De este modo, las palomas comprenden que ese es el territorio de esas aves de presa y buscan un lugar más seguro.

Los repelentes tienen como objetivo evitar el posado de estas aves. Pueden ser de tipo químico, que son geles o líquidos que se colocan sobre el edificio; pero también pinchos, redes o dispositivos eléctricos, e incluso sistemas láser que señalan a las palomas generándoles molestias.

paloma en una estatuaEstos dispositivos láser se asemejan mucho a los discos CD, que se elaboran a partir de acero inoxidable con doble cristal y reflejan la luz para deslumbrar a los pájaros. No son dañinos, pero no tan selectivos como otros casos. Su instalación sí es muy sencilla.

Los pinchos sí son métodos más agresivos, pues pueden dañar a las palomas. Además, todas estas opciones hay que ir variándolas de posición, pues las aves pueden aprender qué lugar ocupar en función del peligro en el que se ven envueltas.

¿Cómo evitar la aparición de palomas en los edificios más allá de los repelentes?

Más allá del uso de repelentes, un comportamiento cívico en los ambientes urbanos es clave para que la población de palomas no se multiplique. Estas aves, y otros tantos pájaros, comen prácticamente de todo.

Es frecuente verlas merodear por zonas con contenedores y papeleras. En casa y los edificios comunitarios hay que dejar las bolsas de basura bien cerradas y fuera de su alcance. Si llegan a anidar, una fórmula agresiva de acelerar su marcha es destruir los nidos y los huevos.

A su vez, el agua puede ser un elemento peligroso, porque no son animales limpios esta aves y pueden beber agua estancada. Los canalones y las vigas deben estar completamente libres del líquido elemento, para no traer su atención.

En algunos puntos de los edificios, sobre todo en los techos, los alertos y los salientes, se pueden colocar mallas y redes antipalomas, que no son peligrosas para estos animales pero evitan su presencia.

gaviotas y palomas en la calle

¿Y las gaviotas, cómo deshacerse de ellas?

Las gaviotas son a las zonas de costa como las palomas en las áreas urbanas. Son aves igualmente contaminantes y agresivas, además de ruidosas. En el mercado podemos encontrar mallas y cables antigaviotas, así como pinchos o sistemas electroestáticos que impiden su pose en los edificios.

Muchas empresas que luchan contra plagas son especialistas en combatir a las gaviotas, que se ven atraídas a la costa por la posibilidad de obtener comida, ya sea en el agua o fuera de ella. Su presencia es tan molesta en algunos casos que se han dado situaciones en las que han entrado en los domicilios a través de las ventanas.

Los métodos para ahuyentar gaviotas pasan por seguir las mismas ideas que con las palomas, priorizando sistemas que no sean especialmente agresivos pero sí eficaces. Un consejo básico es intentar espantarlas lo antes posible, para que huyan y no llegue a anidar ni criar en edificios, y por supuesto retirar el nido y los huevos para que adviertan que ese lugar es peligroso.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: