Las aves migratorias aprovechan los caprichos del viento cuando cruzan el océano abierto

halcón abejero sobre el mar

Diminutos pájaros pueden volar durante 10 meses seguidos sin tocar el suelo ni una sola vez

Un nuevo estudio ha descubierto que las aves migratorias pueden leer y montar patrones en el viento para atravesar el mar.

Cuando los investigadores conectaron rastreadores GPS a cinco especies diferentes de aves migratorias, descubrieron que el viento era la mayor fuerza que apoyaba a los animales en sus vuelos sin escalas por el mar.

"Nuestros hallazgos sugieren que los costos energéticos de cruzar el mar para las aves en vuelo podrían al menos parcialmente aliviarse con las corrientes ascendentes en el mar", escriben los autores.

"Esto puede tener importantes consecuencias en la configuración de las rutas, el tiempo y las estrategias de las aves que cruzan las barreras ecológicas".

Solo recientemente hemos comenzado a comprender realmente cuán vasta puede ser la migración de aves.

El uso del biotracking nos ha permitido descubrir que diminutos pájaros, como el vencejo común, pueden volar durante 10 meses seguidos sin tocar el suelo ni una sola vez.

Algunas, como la curruca sauce, no pesan más de 10 gramos pero, cada año, estas aves sin pretensiones vuelan desde el norte de Siberia hasta el este de África y regresan con muy pocas pausas en el medio, una distancia anual de más de 26.000 kilómetros ( 16.000 millas).

Aletear todo el camino de ida y vuelta sería simplemente imposible, incluso para un pájaro pequeño, y especialmente para uno grande.

Entonces, ¿cómo lo hacen las águilas pescadoras y los halcones? Todavía estamos tratando de resolver eso.

Algunos investigadores han descubierto que las aves terrestres de gran tamaño pueden utilizar vientos de cola horizontales para llevarlas a lo largo de su ruta y ahorrar energía. Pero muy pocos estudios han encontrado lo mismo para los vientos verticales, que también podrían mantener a flote a las aves migratorias.

De hecho, hasta ahora, solo se había descubierto que el águila pescadora dependía de las columnas ascendentes de aire cálido cuando volaba sobre el mar Mediterráneo.

Para averiguar si otras aves también hacen esto, los investigadores rastrearon cinco diferentes especies de aves migratorias durante nueve años, incluido el zopilote oriental (Pernis ptilorhynchus), el ratonero de cara gris (Butastur indicus), el águila pescadora (Pandion haliaetus), el halcón de Eleonora (Falco eleonorae) y el halcón peregrino (Falco peregrinus).

halcón de EleonoraImagen derecha: Un halcón de Eleonora de morfo oscuro sobrevolando el islote de Alegranza en el Océano Atlántico. A pesar de ser poderosos voladores, Nourani et al. muestran que los halcones son muy selectivos de los vientos de apoyo durante la migración transoceánica. © Wouter Vansteelant

El equipo usó la diferencia de temperatura entre la superficie del mar y el aire de arriba para indicar si había una corriente de aire caliente hacia arriba sobre la que viajaba el ave.

En total, los investigadores equiparon a 65 aves con rastreadores GPS y registraron 112 caminos que cruzaban el mar. Al final, los autores encontraron que todas las especies maximizaban su uso del viento mientras migraban.

Los vientos de cola eran la forma más común de ahorrar energía y tiempo, pero las corrientes ascendentes también jugaron un papel, aunque en grados ligeramente diferentes según el tamaño y la naturaleza del ave. Los halcones y las águilas pescadoras, por ejemplo, parecen depender menos de las corrientes ascendentes que, digamos, los buitres.

"Hasta hace poco, se suponía que las corrientes ascendentes eran débiles o ausentes sobre la superficie del mar. Demostramos que no es el caso", dice el ecologista conductual Elham Nourani, quien realizó la investigación en el Instituto Max Planck.

"En cambio, encontramos que las aves migratorias ajustan sus rutas de vuelo para beneficiarse de las mejores condiciones de viento y corrientes cuando vuelan sobre el mar. Esto les ayuda a mantener el vuelo durante cientos de kilómetros".

aves migratorias y vientos

Imagen: Las aves terrestres son capaces de volar cientos de kilómetros sobre mar abierto. Nourani y col. muestran que las trayectorias de migración otoñal de algunas de estas aves se corresponden con las corrientes ascendentes sobre la superficie del mar. Una elevación adecuada significa menos resistencia, lo que hace que cruzar el mar sea menos exigente en términos energéticos. Además, una fuerte corriente ascendente puede permitir que las aves se eleven. © Elham Nourani/Instituto Max Planck de Comportamiento Animal

Por ejemplo: el ratonero oriental, que vuela 18 horas sin escalas sobre el mar de China Oriental, parece elegir sabiamente su momento. En otoño, las condiciones de movimiento del aire a través de este mar son perfectas en cuanto al viento, creando trampolines de aire cálido para mantener a flote al ave desde Japón hasta el sudeste asiático.

"Al hacer uso de las corrientes ascendentes, estas aves pueden elevarse hasta un kilómetro sobre la superficie del mar", dice Nourani.

Es preocupante el hecho de que una variedad tan amplia de aves terrestres parezca depender del viento y otras condiciones atmosféricas. Después de todo, el cambio climático podría cambiar no solo la temperatura de la superficie de nuestros mares sino también la circulación de nuestra atmósfera, posiblemente alterando dónde y cuándo ocurren estas corrientes ascendentes.

Si algunas aves realmente dependen de los episodios estacionales de viento cálido y ascendente para migrar a los sitios anuales de alimentación o apareamiento, es posible que no puedan sobrevivir si esas estaciones y los vientos resultantes comienzan a cambiar de rumbo.

El cambio en los vientos puede muy bien significar su perdición. Se necesita más investigación para determinar cómo las corrientes ascendentes y los vientos de cola sobre el océano podrían cambiar en el futuro.

"Son importantes los estudios colaborativos como este para desentrañar patrones generales sobre cómo dependen las aves migratorias de los patrones climáticos", dice Nourani.

"Esto permite que los futuros estudios hagan predicciones sólidas sobre cómo se verán afectadas estas aves por el cambio climático".

El estudio fue publicado en Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences: The interplay of wind and uplift facilitates over-water flight in facultative soaring birds

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: