Por qué los pingüinos de cresta erecta rechazan su primer huevo y ponen un segundo

pingüinos de cresta erecta

No pueden alimentar a dos polluelos y el segundo huevo más grande tiene más posibilidades de éxito

Los investigadores han resuelto el caso de por qué los pingüinos de cresta erecta en Nueva Zelanda rechazan sus primeros huevos.

Estos pingüinos, que se aparean en parejas monógamas, ponen un huevo solo para abandonarlo en favor de un segundo huevo, que luego incuban hasta que eclosiona. Poner huevos consume mucha energía, por lo que este comportamiento es muy raro en las aves, pero un estudio publicado el 12 de octubre en la revista PLOS One ofrece una nueva perspectiva sobre la extraña práctica.

Después de estudiar la biología reproductiva de los pingüinos de cresta erecta (Eudyptes sclateri), una especie en peligro de extinción conocida por su puntiaguda corona de plumas, investigadores de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda determinaron que los padres de los pingüinos condenan un huevo al olvido para asegurarse de que el segundo huevo eclosione con éxito, ya que las aves saben que no pueden alimentar a dos polluelos. (Una de las únicas otras especies conocidas que realiza un comportamiento similar son los pingüinos macaroni, Eudyptes chrysolophus, estrechamente relacionados, de la Antártida).

Cuando los autores del estudio compararon los huevos de una colonia de 158 pingüinos, los científicos descubrieron que el primer y el segundo huevo, que normalmente se ponen con cinco días de diferencia, diferían drásticamente en tamaño.

"Los segundos huevos eran mucho más grandes que los primeros, y la diferencia en tamaño entre los dos es la más grande de todas las especies de aves", dijo Lloyd Davis, autor principal del estudio y profesor en el departamento de comunicación científica de la Universidad de Otago. "En la mayoría de las aves, la nidada de huevos se hace más pequeña a medida que se ponen, pero en este caso, el segundo huevo es en promedio un 85% más grande que el primero".

huevos de pingüinos de cresta erecta

Imagen: Una comparación de tamaño entre el primer huevo (izquierda) y el segundo huevo puesto por un pingüino de cresta erecta. (Crédito de la imagen: Lloyd Davis)

Desde 1998 Davis y su equipo han estado estudiando esta escurridiza especie y su "comportamiento extraño" en torno a la puesta de huevos. Los investigadores recientemente pasaron 250 horas observando a los pingüinos y sus huevos "bajo la llovizna" de las áreas de reproducción de las aves en las islas Bounty y Antipodes, motas de tierra rocosa en el Océano Pacífico Sur frente a la costa sureste de Nueva Zelanda continental.

"Nos dimos cuenta de que alrededor del 45% de los pingüinos ni siquiera se molestan en incubar su primer huevo, solo lo miran después de que lo ponen", dijo Davis. "La mayoría de las especies de pingüinos hacen nidos con piedras, palos y hierbas, pero más del 90% de los pingüinos de cresta erecta ponen sus huevos en una plataforma rocosa, que no está nivelada exactamente, y los huevos tienden a rodar".

Para mitigar esto, los científicos instalaron un "anillo de piedras" alrededor de 14 nidos para evitar que los huevos se caigan de los afloramientos. Pero incluso eso no animó a los pingüinos a cuidar los primeros huevos que pusieron.

"Todavía rechazaron el primer huevo", dijo Davis.

Además de monitorear a las aves, los científicos también recolectaron muestras de sangre, que revelaron otra pieza del rompecabezas cuando se analizaron en el laboratorio.

"Normalmente, se esperaría que los machos tuvieran niveles más altos de testosterona al comienzo del período de reproducción, mientras que los niveles de las hembras serían más bajos, pero encontramos algo diferente", dijo David. "Los machos tenían bajos niveles de testosterona, mientras que los niveles de las hembras eran al menos tan altos o probablemente más altos que los de los machos, especialmente durante la puesta de huevos".

Este cambio en la testosterona podría explicar otro extraño comportamiento en los pingüinos machos. A diferencia de otras especies del reino animal en las que los machos se vuelven más agresivos entre sí durante el período de reproducción, los machos de pingüinos de cresta erecta siguen siendo dóciles.

"Los machos simplemente no estaban interesados", dijo. "En otras especies, hay muchas peleas entre los machos dentro de una colonia. Pero con los pingüinos de cresta erecta, hay mucho tiempo parado y no participando en muchas peleas".

De todas las especies de pingüinos del planeta, los pingüinos de cresta erecta son los menos estudiados debido a su aislamiento. Pero si bien su remoto hábitat puede proteger hasta cierto punto a estas aves de la actividad humana, su futuro aún está amenazado por el cambio climático, lo que aumenta la urgencia de aprender más sobre estos "pingüinos olvidados" antes de que sea demasiado tarde, dijo Davis.

"Se sabe poco de ellos", dijo. "Son un enigma".

El estudio se titula "The breeding biology of erect-crested penguins, Eudyptes sclateri: Hormones, behavior, obligate brood reduction and conservation"

Etiquetas: PingüinoRechazarHuevo

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: