Los puntos negros en el pecho blanco de los pingüinos africanos pueden ayudarlos a diferenciarse

pingüinos africanos
Algunos miembros de la colonia de pingüinos de Zoomarine Italia. En el pecho de cada pingüino se ven patrones de puntos ventrales únicos. Foto: Cristina Pilenga.

Experimento de reconocimiento visual individual en pingüinos africanos

Un equipo de psicólogos y conductistas animales de la Universidad de Turín, la Universidad de Oulu y Zoomarine Italia, Torvaianica-Pomezia, ha encontrado evidencia que indica que la variedad única de puntos negros que decoran el pecho, en su mayoría completamente blancos, de los pingüinos africanos puede servir como un medio para permitir que los pingüinos se distingan entre sí.

En su artículo el grupo describe un sencillo experimento que realizaron con una colonia de pingüinos africanos que viven en un parque marino.

Los pingüinos africanos, también conocidos como pingüinos de El Cabo o de anteojos (Spheniscus demersus), como su nombre indica, son una especie de pingüino que vive en las costas del sur de África. Se sabe que son especialmente sociables entre sí, lo que lleva a los científicos a estudiar su comportamiento como un posible precursor de comportamientos más avanzados como los que se observan en los primates.

Uno de esos estudios, por ejemplo, encontró que son capaces de acomodación vocal, donde los miembros de un grupo aprenden a hablar más como otros de su especie, con un dialecto diferente, cuando se exponen a ellos.

En este nuevo estudio, los investigadores han encontrado evidencia que sugiere que los patrones únicos de puntos negros en sus pechos, que de otro modo serían blancos, permiten a los pingüinos reconocerse entre sí.

Como regla general, los pingüinos tienden a parecerse mucho, una regla que también se aplica a los pingüinos africanos. Por ello, los científicos se han preguntado cómo se diferencian entre sí.

En este nuevo trabajo, el equipo de investigación escuchó que los trabajadores de Zoomarine Italia, un parque marino en Italia, pueden realizar un seguimiento de qué pingüino es cuál memorizando la disposición de los puntos negros en sus frentes. Intrigados, los investigadores se preguntaron si así es como lo hacen también los pingüinos.

Para descubrirlo, pusieron en marcha un experimento muy sencillo. Se trataba de construir un pequeño recinto con paredes de madera contrachapada, lo suficientemente alto como para evitar que un pingüino viera por encima. Luego colocaron cámaras en cada extremo del recinto y fotografías de tamaño natural de dos pingüinos en una pared del fondo. Luego atrajeron a un solo pingüino para que entrara al recinto. Una de las fotos que se habían colgado era el de la pareja del que se le había permitido entrar.

experimento de reconocimiento entre pingüinos

Imagen: Reconocimiento visual individual en pingüinos africanos. (a) Representación gráfica del área de prueba desde una vista aérea. (b) Representación gráfica del procedimiento experimental.

Los investigadores grabaron el comportamiento del pingüino mientras miraba una imagen y luego la otra de un lado a otro. Luego, repitieron el mismo ejercicio, pero esta vez, ambas imágenes eran de la pareja del pingüino de prueba, pero a una se le quitaron digitalmente los puntos. Luego se repitió el ejercicio una vez más, esta vez con una imagen de la pareja y la otra imagen de otro pingüino que no era la pareja, ambas sin puntos.

Vídeo: Un pingüino africano llamado Gerry parece reconocer a su compañera, Fiorella (izquierda), en un experimento de reconocimiento individual. Baciadonna et All.

Después de realizar el experimento con varios pingüinos, los investigadores estudiaron el vídeo. Al hacerlo, descubrieron que el pingüino de prueba miraba más fijamente a su pareja en el primer ejercicio y a la imagen de su pareja con los puntos en el segundo. Pero en el tercer ejercicio, miró fijamente ambas imágenes por igual, aparentemente incapaz de distinguir cuál era su pareja.

"Dado lo tontos que pueden parecer los pingüinos (por ejemplo, casi tropezando con sus patas mientras caminan), es posible que las aves no parezcan tan brillantes, dice Luigi Baciadonna de la Universidad de Turín. "Pero demostramos en estos dos o tres experimentos que en realidad son bastante complicados y complejos", dice. "También son inteligentes".

La investigación se ha publicado en la revista Animal Behavior: African penguins utilize their ventral dot patterns for individual recognition

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo