Los pingüinos duermen 11 horas mediante microsiestas de segundos de duración

microsiesta en un pingüino
En estado salvaje, los pingüinos de barbijo (Pygoscelis antarcticus) duermen una media de 4 segundos seguidos. Foto: Daisy Gilardini

En total, los pingüinos de barbijo dormían más de 10.000 veces al día

En los seres humanos, quedarse dormido durante unos segundos es una clara señal de falta de sueño y puede ser peligroso en algunas situaciones, como cuando se conduce un automóvil.

Pero un nuevo estudio publicado el jueves encuentra que los pingüinos de barbijo duermen miles de veces al día, acumulando sus necesidades diarias de sueño de más de 11 horas en breves períodos de sólo cuatro segundos en promedio.

Según los autores del artículo las aves no voladoras podrían haber desarrollado este rasgo debido a su necesidad de permanecer constantemente alerta.

Los investigadores argumentaron que los hallazgos muestran que, contrariamente a las suposiciones anteriores, los beneficios del sueño pueden acumularse de forma incremental, al menos en algunas especies.

Los pingüinos de barbijo (Pygoscelis antarcticus), llamados así por la fina banda negra de plumaje que se extiende de oreja a oreja, pueden ser la especie de pingüino más abundante. Su población actual se estima en casi ocho millones de parejas reproductoras que se encuentran principalmente en la Península Antártica y las islas del Océano Atlántico Sur.

pingüinos de barbijo

Imagen: Los pingüinos de barbijo (Pygoscelis antarcticus), llamados así por la fina banda negra de plumaje que se extiende de oreja a oreja, pueden ser la especie de pingüino más abundante.

Cuando anidan, los pingüinos monoparentales tienen que vigilar sus huevos, protegiéndolos de aves depredadoras llamadas skúas mientras sus compañeros están ausentes en viajes de búsqueda de alimento que duran varios días.

También tienen que defender sus nidos de otros pingüinos que podrían intentar robar material del nido. Una vez que finalmente regresa un pingüino, la pareja cambia de roles.

Un equipo dirigido por Paul-Antoine Libourel del Centro de Investigación de Neurociencia de Lyon implantó electrodos en 14 aves en una colonia en la Isla Rey Jorge en diciembre de 2019. Registraron la actividad eléctrica en el cerebro y los músculos del cuello, y utilizaron acelerómetros y GPS para estudiar el movimiento y la ubicación del cuerpo.

Combinado con grabaciones de vídeo y observación directa durante varios días, pudieron identificar numerosas peculiaridades.

pingüinos de barbijo marcados

Imagen: Pingüinos con marcadores

El sueño de los pingüinos se produjo mientras estaban de pie o acostados para incubar sus huevos, con una duración promedio de 3,91 segundos. En total dormían más de 10.000 veces al día.

Los pingüinos de la periferia dormían más y más profundamente que los del centro, lo que puede explicarse por el exceso de ruido y los golpes físicos que se producen en medio de una colonia, o por el mayor riesgo de robo de material para los nidos.

Aunque los científicos no midieron directamente si las aves estaban obteniendo los beneficios reparadores del sueño, el hecho de que los pingüinos tuvieran éxito en la reproducción les llevó a creer que efectivamente era así, y que los momentos de silencio neuronal proporcionaban ventanas para el descanso y la recuperación.

En los seres humanos, sin embargo, las condiciones que fragmentan el sueño, como la apnea del sueño, tienen impactos en la función cognitiva e incluso podrían precipitar enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer.

"Por lo tanto, lo que es anormal en los humanos podría ser perfectamente normal en las aves u otros animales, al menos bajo ciertas condiciones", escribieron los científicos Christian Harding y Vladyslav Vyazovskiy en un comentario relacionado.

Los hallazgos se han publicado en Science:

Nesting chinstrap penguins accrue large quantities of sleep through seconds-long microsleeps
Penguins snatch seconds-long microsleeps

Etiquetas: SueñoPingüino

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo