El cambio climático podría poner en riesgo los sitios de anidación de los albatros

nido de albatros
Albatros errante anidando en la isla Marion. Shutterstock

En el futuro el área de anidación adecuada será mucho menor que en la actualidad

El albatros errante (Diomedea exulans) es el ave voladora más grande del mundo, con una envergadura que alcanza unos increíbles 3,5 metros. Estas aves son nómadas oceánicas: pasan la mayor parte de sus 60 años de vida en el mar y sólo llegan a tierra para reproducirse aproximadamente cada dos años una vez que han alcanzado la madurez sexual.

Su patio de recreo es el vasto Océano Austral (la región entre la latitud de 60 grados sur y el continente de la Antártida) y las islas dispersas dentro de este océano donde hacen sus nidos.

La isla Marion y la isla del Príncipe Eduardo, a unos 2.300 kilómetros al sur de Sudáfrica, son algunas de las únicas masas de tierra a lo largo de miles de kilómetros en el Océano Austral.

Juntas, estas dos islas sustentan aproximadamente la mitad de la población reproductora de albatros errantes del mundo, estimada en alrededor de 20.000 individuos maduros. Cada año, científicos de universidades sudafricanas examinan la isla Marion para localizar y registrar cada nido de albatros errante.

La especie, clasificada como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, enfrenta enormes riesgos mientras se encuentra en mar abierto, en particular debido a la captura incidental de los arrastreros de palangre. Esto hace que sea importante comprender su ecología reproductiva para garantizar que la población se mantenga estable.

albatros erranteImagen derecha: Albatros errante. David Hedding

"Fui parte de un estudio durante 2021 para investigar qué variables ambientales afectan la elección del sitio de anidación de las aves en la isla Marion. Los pájaros hacen sus nidos (un montículo de tierra y vegetación) en el suelo. Observamos las características del viento, la vegetación y las características geológicas en las ubicaciones de los nidos durante tres temporadas de reproducción", dice Mia Momberg, investigadora postdoctoral en el Departamento de Ciencias Vegetales y del Suelo de la Universidad de Pretoria.

La elevación resultó ser la variable más importante: los albatros preferían un sitio bajo (más cálido) y vegetación costera. Pero estas preferencias también señalan los peligros que el cambio climático supone para las aves. El mayor riesgo para la disponibilidad de sitios de anidación será que en el futuro el área de anidación adecuada será mucho menor que en la actualidad. Esto podría ser devastador para la población.

Variables que influyen en la selección del sitio de anidación

La isla Marion es de origen volcánico y tiene un accidentado terreno. Algunas zonas están cubiertas de afiladas rocas y otras son pantanosas, con vegetación muy húmeda. La mayoría de los días llueve y hay fuerte viento. Realizar investigaciones aquí requiere caminar largas distancias en cualquier clima, pero la isla es ideal para estudiar el cambio climático, porque el Océano Austral está experimentando algunos de los mayores cambios globales en el clima y relativamente no es perturbado por los humanos.

Utilizando datos de nidos coordinados por GPS de toda la población reproductora en la isla Marion, el objetivo de Momberg y su equipo fue determinar qué factores afectaban el lugar donde se reproducen las aves. Con más de 1.900 nidos y 10.000 puntos generados aleatoriamente donde no hay nidos, los investigadores extrajeron:

• elevación (que en esta isla también es un indicador de la temperatura)
• rugosidad del terreno
• pendiente
• distancia a la costa
• tipo de vegetación
• velocidad del viento
• turbulencia del viento
• geología subyacente.

albatros en un nido vacío

Imagen: Albatros errante. David Hedding

Las variables se clasificaron según su influencia en el modelo estadístico que predice la probabilidad de que un nido esté presente en las condiciones encontradas en un punto determinado.

La variable más importante fue la elevación. La mayoría de los nidos se encontraron cerca de la costa, donde la elevación es menor. Estas zonas son más cálidas, lo que significa que los polluelos estarían menos expuestos a temperaturas muy frías en sus nidos abiertos.

La probabilidad de que haya nidos presentes también disminuyó con la distancia a la costa, probablemente porque hay hábitats más adecuados más cerca de la costa.

El tipo de vegetación estuvo fuertemente determinado por la elevación y la distancia a la costa. Este fue un factor importante, ya que las aves utilizan la vegetación para construir sus nidos. Además, la vegetación muerta contribuye a la formación de tierra en la isla, que también se utiliza para la construcción de nidos.

La probabilidad de encontrar nidos es menor a medida que aumenta la rugosidad del terreno, ya que estas aves necesitan una pista de aterrizaje plana para despegar y aterrizar. Durante la incubación, los adultos se turnan para permanecer en el nido. Posteriormente dejarán al polluelo solo hasta por 10 días seguidos. Continúan alimentando al polluelo hasta por 300 días.

Las áreas con velocidades de viento intermedias fueron las que tenían mayor probabilidad de tener un nido. Se necesita al menos algo de viento para volar, pero demasiado viento puede hacer que los polluelos se salgan volando de los nidos o se enfríen demasiado.

polluelo de albatros en un nidoImagen derecha: Polluelo de albatros en un nido. Mia Momberg

Delicado balance

Los climas cambiantes pueden alterar este delicado equilibrio. Los cambios provocados por el hombre tendrán impactos en la temperatura, las precipitaciones y la velocidad del viento, lo que a su vez afectará a la vegetación y a los patrones de distribución de otras especies.

En 2003, la temperatura de la isla Marion había aumentado 1,2°C en comparación con 50 años antes. Las precipitaciones habían disminuido un 25% y la nubosidad también disminuyó, lo que provocó un aumento de las horas de sol. La línea de nieve permanente que estaba presente en la década de 1950 ya no existe. Estos cambios han continuado en los 20 años transcurridos desde su documentación inicial y es probable que continúen.

Hace años ya se documentaron fuertes cambios de vegetación en la región subantártica. Durante 40 años, muchas especies han desplazado sus áreas de distribución a elevaciones más altas donde las temperaturas siguen siendo más frías. La velocidad del viento también ha aumentado en el Océano Austral y se prevé que continúe haciéndolo, lo que puede tener efectos en el tamaño de las áreas adecuadas para la anidación de los albatros.

Si los sitios de anidación se trasladan a elevaciones más altas en la isla Marion a medida que las temperaturas aumentan, y algunas áreas se vuelven inadecuadas debido a cambios en la vegetación o la velocidad del viento, es probable que el área de anidación adecuada en la isla se reduzca considerablemente.

"Nuestro estudio se suma a lo que se sabe sobre los elementos que afectan la selección del sitio de anidación en las aves. En particular, agregamos el conocimiento del viento, un elemento poco explorado, que influye en la selección del lugar de anidación en un ave oceánica de gran tamaño. Los resultados también podrían proporcionar información aplicable a otras aves marinas que anidan en la superficie", resume Momberg.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo