updated 9:19 PM CET, Dec 8, 2016

Happy Feed, el pingüino perdido en Nueva Zelanda, vuelve a la Antártida

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

pingüino Happy Feed liberado desde el buque Tangaroa

Fue liberado en el mar desde el buque de investigación Tangaroa del NIWA neozelandés (vídeo)

Happy Feet ha sido equipado con un rastreador de GPS y sus movimientos se publicarán en línea

El pingüino emperador perdido conocido como Happy Feet ha iniciado la vuelta a casa en aguas antárticas tras una estancia en Nueva Zelanda donde apareció el pasado mes de junio.

Happy Feet fue liberado en el océano al sur de Nueva Zelanda el domingo, más de dos meses después de que tocó tierra en una playa a cerca de 2.000 kilómetros de su casa y se convirtió al instante en una celebridad.


Hablando desde un teléfono por satélite a bordo del buque de investigación Tangaroa, la veterinario del Zoo de Wellington Lisa Argilla dijo que la liberación de Happy Feet fue muy satisfactoria, a pesar de que el barco de 25 pies estaba siendo zarandeado en el implacable océano Antártico.

pingüino  Happy Feed en la rampa del buque Tangaroael pingüino Happy Feed en su jaula en el Zoo de WellingtonLa sra. Argilla dijo que los miembros de la tripulación del barco llevaron al pingüino desde la caja de transporte hasta la popa de la nave para su última despedida. La tripulación ya había parado motores y puesto en marcha un tobogán de lona que se empapó con agua de una manguera (imagen de arriba).

Pero cuando se abrió la puerta de la jaula, el pingüino no mostró ningún interés en salir. "Tuvimos que darle unos pocos golpes en la espalda", dijo la Sra. Argilla. El pingüino se deslizó por el tobogán sobre el estómago y las patas, dijo. Reapareció a unos 6 pies del barco, echó un vistazo a las personas a bordo y luego desapareció bajo la superficie.

"Yo estaba muy feliz viendo que se iba", dijo la Sra. Argilla. "La mejor parte de mi trabajo es cuando se llega a liberar los animales de vuelta a su hábitat natural, de donde se supone que son".

el pingüino Happy Feed es alimentado con pecesEl pájaro marino de 3 pies de altura, fue encontrado el 20 de junio en Peka Peka Beach, a unos 40 kilómetros al noroeste de la capital de Nueva Zelanda, Wellington. Hacia 44 años desde que un pingüino emperador fue visto por última vez en estado salvaje en Nueva Zelanda.

En un primer momento, las autoridades de conservación dijeron que esperarían y dejarían que la naturaleza siguiese su curso con el pingüino. Pero pronto se hizo evidente que la condición del ave se estaba deteriorando, mientras recogía arena con el pico y se la tragaba, probablemente confundiéndola con nieve, lo que comen los pingüinos emperador para la sed cuando están en la Antártida.

el pingüino Happy Feed en el Zoo de WellintongCon la mirada del mundo, las autoridades finalmente llevaron al pingüino al Zoo de Wellington cuatro días después de que fue descubierto. En el zoológico, el ave de tres años se sometió a numerosos procedimientos de lavado de estómago para eliminar la arena de su sistema digestivo. Se le dio de forma temporal una habitación que el personal del zoo mantuvo llena con una cama de hielo para que no se sobrecalentase.

Una estación de televisión local, TV3, estableció una webcam y en directo con imágenes del pingüino durante todo el día. Pronto, Happy Feet tenía un cuarto de millón de seguidores. Y, tal vez acorde con un ave de la era de Internet, los seguidores podrán hacer un seguimiento de él por un tiempo más largo. Happy Feet ha sido equipado con un rastreador de GPS y sus movimientos se publicarán en línea. La Sra. Argilla espera que el emisor se caiga la próxima vez que el ave mude la pluma.

seguimiento on line del pingüino Happy Feed

Seguimiento on line del pingüino: Follow Happy Feet

Enlace y créditos multimedia: NIWA Crown Research Institute