updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

El extraño cortejo del piquero de patas azules

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 
cortejo del piquero de patas azules

En la danza de apareamiento los machos levantan lentamente sus pies azules y alzan la cabeza hacia arriba

El piquero de patas azules (Sula nebouxii) es un ave de la familia Sulidae que se compone de diez especies de aves marinas de alas largas. El hábitat de reproducción natural del piquero de patas azules son las islas tropicales y subtropicales cerca del Océano Pacífico, las más famosas, las Islas Galápagos, en Ecuador.

El piquero de patas azules es estrictamente un ave marina. Su única necesidad de estar en tierra es para reproducirse, lo que hacen a lo largo de las costas rocosas.

El cortejo de los piqueros de patas azules consiste en que el macho, algo más pequeño que la hembra, hace alarde de sus pies azules y baila lentamente para impresionar a la hembra. Durante el baile, el macho despliega sus alas y estampa sus pies en el suelo. El piquero de patas azules es un animal monógamo, a pesar de que tiene el potencial de ser bígamo. Se reúnen en sus lugares de cría. El ciclo de reproducción de los piqueros es cada 8 a 9 meses. Durante el apareamiento, los machos levantan la cabeza y alzan la cola hacia el cielo echando sus alas hacia atrás para mostrarse a la hembra. El macho también produce un fuerte silbido. La danza que hacen para atraer a las hembras incluye levantar sus pies azules y alzar la cabeza hacia arriba. El piquero de patas azules no es una especie que se reproduzca estacionalmente. Son criadores oportunistas.

Los piqueros de patas azules se alimentan de peces, especializándose en cardúmenes de pequeños peces como sardinas, anchoas, caballa y pez volador. También se alimentan de calamares y de los despojos. El piquero de patas azules hace inmersiones en el océano, a veces desde una gran altura, y bajo el agua nadan en la búsqueda de su presa.

Al detectar un banco de peces, todos bucean al unísono. Ellos señalan sus cuerpos hacia abajo como flechas y se sumergen en el agua. La inmersión pueden hacerla desde una altura de 33 a 100 pies (10 a 30,5 m) e incluso de hasta 330 pies (100 m). Estos pájaros golpean el agua a alrededor de 60 mph (97 km/h) y pueden llegar a profundidades de 82 pies (25 m) por debajo de la superficie del agua. Suelen comer la presa mientras las aves están todavía bajo el agua (en el vídeo de abajo el espectáculo empieza en el segundo 47).