updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Águila marina roba cámara cerca de la trampa de carne de un cocodrilo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

águila roba cámara junto a trampa de cocodrilo

El vídeo "grabado" por la rapaz se convierte en viral con más de 1.300.000 visitas en dos días

Un águila marina ha grabado un inusual material en la remota región de Kimberley de Australia occidental después de robar una cámara de vídeo y llevarla en un viaje 100 kilómetros.

Guardabosques aborígenes habían configurado la cámara en mayo con un sensor de movimiento en un desfiladero en el río Margaret para tratar de capturar imágenes de cocodrilos de agua dulce.

El Gooniyandi Ranger, Roneil Skeen, dice que la cámara desapareció poco después.

"Inesperadamente nuestra cámara desapareció, así que pensamos que la habíamos perdido, que cayó al agua", dijo.

Pero hace unas semanas, recibieron una llamada telefónica para decirles que un guardabosques de Parques y Vida Silvestre había encontrado el pequeño dispositivo en el Río María, a unos 110 kilómetros de distancia.

Ellos han sido capaces de extraer tres clips de 30 segundos que revelan que el culpable fue un águila marina ladrona.

La película muestra a la joven águila recoger la grabadora y elevarse en el aire.

Más tarde, la deposita en el suelo y da en ella fuertes picotazos.

El Sr. Skeen dice que él y los 14 integrantes del equipo de guardaparques se sorprendieron al ver el viaje aéreo en alta definición.

"Fue bastante sorprendente, porque es una de las primeras cámaras trampa que nunca haya volado", dijo.

"Hemos colocado antes cámaras trampa movidas por los animales, pero no una cámara voladora ¿sabes?"

Los Gooniyandi Rangers, son uno de los 14 grupos de guardabosques coordinados por el Consejo de la Tierra de Kimberley, creen que el ave era joven.

"Sabíamos que era un águila juvenil, porque las águilas marinas adultos, una vez que obtienen su alimento o sus presas, suelen subir las cosas bien arriba en el cielo y las dejan caer", dijo.

"Pero ésta todavía estaba aprendiendo porque la robo cerca del acantilado y nunca la dejo caer, sólo la transportó y comenzó a grabarse en ella".

"Un adulto habría volado hasta la parte superior para asegurarse de que habría roto esa cámara".

Los guardaparques dicen que en el futuro van a sujetar la cámara de mejor manera.