updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

El pájaro que hace uno de los viajes más extraordinarios de la Tierra

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

aguja colipinta (Limosa lapponica baueri)

La aguja colipinta hace la mayor migración sin paradas, 11.000 km desde Alaska a Nueva Zelanda

Probablemente es lo suficientemente inteligente como para hacer frente al cambio climático

La aguja colipinta (Limosa lapponica baueri) hace cada otoño la mayor migración sin paradas, volando 11.000 kilómetros desde Alaska a Nueva Zelanda. Para hacer este épico viaje se ayuda del tipo de vientos - vientos que los modelos informáticos indican podrían ser menos favorables en el futuro.

Pero los científicos dicen que la capacidad de la colipinta para juzgar las condiciones climáticas significa que debe afrontar el reto.

"Ellas son muy hábiles y diestras en el momento de dejar de Alaska, siendo capaces de elegir el momento en el que las condiciones atmosféricas son favorables para el viaje a Nueva Zelanda - cuando hay buenos vientos de cola", explicó David Douglas, un biólogo de vida silvestre del Servicio Geológico de los Estados Unidos en Anchorage.

"No creemos que aunque veamos suficiente cambio deberíamos estar preocupados de que no van a tener las oportunidades para completar la migración como lo hacen ahora magníficamente. Podemos plantear otras preguntas acerca de la calidad de sus zonas de alimentación y las cosas que necesitan para alimentarse antes de hacer la migración. ¿Van a estar intactas y disponibles? Ese tipo de preguntas son completamente diferentes".

"Pero en lo que se refiere a la circulación atmosférica, por lo menos en cuanto a los vientos, no van a tener dificultades".

colonia de aguja colipinta en Nueva Zelanda

El Sr. Douglas dio una charla en San Francisco en la última reunión de la Unión Geofísica Americana (AGU), el encuentro anual más importante del mundo de científicos de la Tierra.

Douglas estado investigando las perspectivas futuras de la aguja colipinta, famosa por su extraordinaria odisea anual.

El pájaro deja Nueva Zelanda en marzo para alimentarse volando unos 10.000 km en China y las dos Coreas. Y luego, en mayo, la colipinta emprende un viaje de 6.000 kilómetros al oeste de Alaska para reproducirse y anidar, antes de regresar directamente a Nueva Zelanda a través del Pacífico en agosto/septiembre.

Es esta última etapa la que asombra a los biólogos.

Una célebre colipinta, conocida como E7, fue seguida en 2007 por etiquetas de satélite y cubrió 11.700 kilómetros en ocho días.

aguja colipinta (Limosa lapponica baueri) E7

Pero el Sr. Douglas ha estado preguntándose cómo podría irle a la aguja colipinta en un clima cambiante que también altera los patrones de vientos en el Pacífico.

Trabajando con colegas en la Urbana Champaign de la Universidad de Illinois, el equipo ha modelado las condiciones de circulación atmosférica hacia el final del siglo.

Por el momento, el ave hace uso de vientos de cola en las partes posteriores de los sistemas de baja presión que pasan a través del norte del Pacífico. La investigación encontró que en el futuro estos sistemas estarán probablemente más al norte y que, en promedio, lo que llaman los científicos el índice neto de viento de cola mostrará cierta degradación.

En otras palabras, es probable que haya menos oportunidades cuando las condiciones son óptimas.

migración de la aguja colipinta

Pero los estudios de marcado han demostrado también que la colipinta parece tener una habilidad para escoger el momento óptimo cada vez que se plantea emigrar.

"Nuestros estudios empíricos han demostrado claramente que estas aves no salen en al azar", dijo Douglas.

"Son muy buenas en saber cuando son adecuadas las condiciones. Y así, cuando nos fijamos en los modelados de los vientos y la variabilidad de las ventanas disponibles, vemos que todavía hay amplias oportunidades para que escojan buenas ventanas de tiempo para hacer esta migración, a pesar de que la media global se está reduciendo".

La energía necesaria para volar sin escalas miles de kilómetros es enorme. Esto lleva a recoger a la aguja colipinta un enorme almacén de grasa antes de comenzar sus maratones.

Y si hay preocupación acerca del estado actual y futuro de las aves, se refiere a esta fase de abastecimiento de combustible y el hecho de que algunas de sus zonas de alimentación están disminuyendo.

En China y Corea del Sur, por ejemplo, los últimos años han visto aumentar la recuperación de las marismas mareales donde forrajean las aves.