updated 10:27 PM CEST, Sep 30, 2016

Pingüinos 'monógamos' pasan la mayor parte del año separados

Ratio: 1 / 5

Inicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

pingüinos de penacho amarillo (Eudyptes chrysocome)

Las parejas solo permanecen juntas en el sitio de anidación 20 o 30 días al año

Con su plumaje de punta en la cabeza e intensos ojos rojos, el pingüino de penacho amarillo del sur (Eudyptes chrysocome) se parece más a un chico malo en una fiesta universitaria que a una comprometida pareja monógama. Pero estos machos se aparean de por vida, reencontrándose con la misma hembra año tras año durante la temporada de apareamiento.

Sin embargo, a pesar de sus patrones monógamos de apareamiento, las aves realmente no pasan mucho tiempo juntas, según un nuevo estudio.

Usando rastreadores GPS montados en las patas de los pingüinos, los científicos monitorearon 16 aves de una colonia en las islas Malvinas en el transcurso de una temporada de apareamiento. Los datos muestran que los machos llegaron al sitio de anidación aproximadamente 6 días antes que sus contrapartes femeninas y se quedaron cerca de 6 días más.

Sin embargo, la corta temporada de apareamiento significa que las parejas solamente están unidas por unos 20 a 30 días al año. Y cuando estaban separadas era por lo general por una gran distancia: Durante los meses de invierno, las parejas estaban separadas por una distancia media de unos 600 Km, y se observó una pareja a tanta distancia como 2.500 kilómetros, informó el equipo en línea en Biology Letters.

A pesar de la gran segregación espacial, sus hábitats eran bastante similares, descartando la posibilidad de que las parejas pasen separados los meses de invierno debido a las diferencias basadas en el sexo, en el hábitat o la preferencia alimentaria. Así, ¿por qué las aves no permanecen juntas?

Hasta el momento sigue siendo un misterio, pero el equipo especula que si las aves llegaran y dejaran el sitio de anidación al mismo tiempo, serían mucho más propensas a pasar el invierno juntas. Pero debido a que las hembras llegan tarde y se van temprano, el costo de encontrarse uno al otro después de una semana de viajar a través del océano abierto no podría valer la pena: es más fácil simplemente reencontrarse en el sitio de anidación el próximo año.

Artículo científico: Mates but not sexes differ in migratory niche in a monogamous penguin species