Ratones hambrientos están atacando y matando albatros adultos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

albatros herido por un ratón

Las aves parecen poco dispuestas o incapaces de defenderse de sus atacantes

Hace años surgieron inquietantes noticias desde el círculo subantártico: ratones gigantes estaban matando y comiendo polluelos en una de las colonias de aves marinas más importantes de la región. Pero, según las últimas investigaciones, la carnicería de los ratones no se ha detenido allí.

Ahora, los investigadores han documentado ratones que comen aves marinas adultas, un descubrimiento con ramificaciones potencialmente enormes para las poblaciones de aves marinas.

Christopher Jones, un investigador de aves marinas de la Real Sociedad para la Protección de las Aves en el Reino Unido, estaba trabajando en las islas de Marion y Gough en 2017 y 2018 cuando él y sus colegas encontraron tres aves marinas adultas con heridas cortantes y 23 adultos muertos por presuntos ataques de ratones. "Obviamente, fue horrible", dice Jones.

En la isla de Gough, las víctimas eran un albatros de Tristán en peligro crítico y un albatros de nariz amarilla del Atlántico, y en la isla de Marion se encontró un petrel gigante del norte.

Separada por casi 4.000 kilómetros, la isla Marion, ubicada en el sur del Océano Índico, y la isla Gough, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el Océano Atlántico Sur, albergan 28 y 22 especies de aves marinas respectivamente. Petreles, priones, pardelas y albatros llaman hogar a estas islas. Desafortunadamente, también lo hacen los invasivos ratones caseros.

Increíble de imaginar, y mucho menos observar, las recientes investigaciones revelaron que los ratones estaban matando aves de más de 300 veces su tamaño.

ratón ataca a un albatros

Los blancos de los hambrientos ratones, los dedicados padres de aves marinas, dejan que los ratones mordisquen su carne mientras incuban pacientemente sus huevos. "Las aves apenas reaccionan para defenderse", dice Peter Ryan, un ornitólogo de la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica, y coautor del estudio. Explica que las aves "no han evolucionado para tener una respuesta" y repeler los ataques.

Si una herida es lo suficientemente pequeña, el ave marina puede recuperarse. Pero las heridas más grandes obligan al ave a abandonar su nido y dirigirse al mar para cuidarse a sí misma. Jones dice que varios ratones pueden atacar a un ave en una noche determinada, lo que aumenta las posibilidades de que el ave muera a causa de las heridas.

Los investigadores creían que el ratón doméstico, introducido en Gough por cazadores de focas a principios del siglo XIX, casi no tenía impacto en las poblaciones de aves marinas. Pero al adaptarse a su nuevo hábitat, los ratones se hicieron más grandes. Ahora, dice Jones, los ratones de la isla de Gough tienen el doble del tamaño del ratón doméstico promedio. Y tienen aparejada una mordida más fuerte.

albatros herido por un ratónEn la isla de Gough, los investigadores encontraron en 2004 los primeros signos directos de ratones que atacaron a polluelos de aves marinas. Anthony Caravaggi, un ecologista de la Universidad de Gales del Sur en Inglaterra, que trabajó en la investigación anterior pero no participó en el nuevo estudio, dice que las aves marinas en la isla de Gough pierden cada año dos millones de pollos en ataques de ratón [PDF]. Una pareja de aves marinas generalmente solo cría un pollito por año, por lo que este es un gran problema. Fue tan reciente como 2015, después de un exitoso programa para librar a la isla de los gatos introducidos, que los ataques del ratón a los pollos "se volvieron locos en Marion", dice Ryan.

Pero los ataques de los ratones a los adultos tienen un impacto aún mayor en la población, porque un adulto puede criar muchos pollitos durante toda su vida.

Ryan dice que los ratones han estado comiendo a lo largo de la red alimenticia en la isla, y solo están recurriendo a comer pájaros cuando están desesperados. Los ataques predominan en invierno, cuando los alimentos habituales de los ratones, como los insectos, se han agotado. Las especies más susceptibles a los ataques de ratones anidan en el suelo y se reproducen en invierno. Jones señala que también pueden verse afectados los adultos más pequeños que anidan en madrigueras, pero es más difícil monitorear esas especies.

Jones dice que los ataques con el ratón a menudo ocurren en grupos, lo que sugiere una transmisión cultural del comportamiento. Y el hecho de que los petreles que anidan cerca del petrel gigante del norte herido en la isla Marion criaron menos polluelos apoya esta idea. Es probable que las aves vecinas también fueran atacadas por ratones, obligándolas a abandonar sus nidos.

albatros herido por un ratón

¿Cómo aprendieron los ratones a cazar presas tan gigantescas? "Varios cientos de miles de ratones se están desesperando por comer, y parece que un par de ratones lo descubrieron de manera independiente", dice Ryan. A partir de ahí, el comportamiento se extendió por la población.

André Raine, coordinador del Proyecto de recuperación de aves marinas en peligro de Kaua'i, que supervisa las aves marinas en peligro de extinción en Kaua’i, Hawai, dice que las ratas invasoras y los gatos salvajes suelen ser las principales amenazas para las aves marinas. Los ataques de ratones son extremadamente raros, aunque hay otros casos documentados, como cuando los ratones domésticos en el atolón de Midway en el archipiélago de Hawai atacaron y mataron a albatros adultos en 2015. Según Ryan, los ataques de ratones solo se producen cuando ellos son los únicos depredadores introducidos en una isla.

Los investigadores advierten que algunas de estas especies de aves marinas, como el albatros de Tristán, se extinguirán si no se erradican los ratones invasores. Afortunadamente, en 2020 y 2021, las operaciones para librar a las islas de roedores, cuando la isla será bombardeada con cebos envenenados desde helicópteros, proporcionará nuevas esperanzas para estas aves en peligro.

Artículo científico: First evidence of mouse attacks on adult albatrosses and petrels breeding on sub-Antarctic Marion and Gough Islands

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar