La vida es demasiado salada para estas aves playeras

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
La vida es demasiado salada para estas aves playeras - 5.0 out of 5 based on 1 vote

correlimos chico (Calidris minuta)

En la costa de India, la extracción de agua para las salinas comerciales está cambiando el hábitat del correlimos chico

Cuando en la década de 1980 Sivananinthaperumal Balachandran comenzó a trabajar en Point Calimere, en la costa sureste de la India, el cielo estaba lleno de correlimos chico (Calidris minuta), pequeñas aves playeras que prosperaban en las aguas poco profundas de los humedales y salinas de la región, áreas inundadas con agua de mar para la producción comercial de sal.

"Volaban como mariposas", dice. "Cuando volvían, parecía humo".

Hoy, sin embargo, las acciones de las compañías de recolección de sal han degradado el hábitat. Ahora, gran parte del área no tiene agua o es tan salada que no pueden sobrevivir las presas de los correlimos chico (moluscos, camarones pequeños y larvas de moscas). Balachandran tiene un plan para revitalizar los antiguos humedales, si el gobierno le escuchara.

Balachandran es subdirector de la Sociedad de Historia Natural de Bombay (BNHS) y es reconocido por su conocimiento de las aves playeras. Si bien inicialmente llegó al BNHS para idear formas de mantener a los buitres fuera de los motores de los aviones, en una semana la sociedad lo envió a Point Calimere, un mosaico de manglares, marismas, pantanos y salinas comerciales. En 2008, comenzó en el sitio el Centro de Estudio de Migración de Aves.

Como experto en correlimos y su hábitat, sugirió que se los protegiera cuando se le pidiera que contribuyera al plan de acción nacional recientemente publicado por el gobierno indio para conservar las aves migratorias. La recomendación llegó después de observar a las aves durante casi cuatro décadas.

Cuando llegó a Point Calimere en la década de 1980, Balachandran dice que entre 400.000 y 500.000 correlimos chico migraban allí cada año desde sus zonas de reproducción en la tundra ártica euroasiática, pero el área ahora podría ver 150.000 en un buen año.

Sivananinthaperumal Balachandran

Los ricos y variados hábitats de Point Calimere proporcionaron alguna vez abundante comida y acceso rápido a más marismas en Sri Lanka. Las aves podrían engordar antes de quemar calorías para volar de regreso al norte.

Pero en las últimas décadas los recolectores de sal han cambiado principalmente a bombear agua subterránea extremadamente salada en sus salinas comerciales, en lugar de inundarlas con agua de mar. La lluvia monzónica solía diluir la sal, pero los cambios en el clima y los patrones de circulación oceánica han provocado menos precipitaciones. Esto ha resultado en picos de salinidad tan altos que no pueden sobrevivir las presas de las aves.

El cambio en los patrones de los monzones y el aumento del bombeo de agua subterránea también secan las marismas y pantanos circundantes, y obligan a los correlimos chico a buscar comida en otros lugares. Sin una fuente concentrada de alimentos, es difícil para las aves almacenar suficiente grasa para volar hacia el norte y reproducirse.

El plan de Balachandran es llenar los humedales con agua de salinas o del mar, luego diluirlo bombeando agua de lluvia almacenada. Esto potencialmente revitalizaría el hábitat para las presas que los correlimos chico y otras aves playeras necesitan para sobrevivir. El plan tiene sentido para otros con similar experiencia.

Mahendiran Mylswamy, experto en humedales y aves acuáticas en el Centro Sálim Ali de Ornitología e Historia Natural en Tamil Nādu, dice que usar agua de lluvia para revitalizar los humedales podría "ser una bendición maravillosa y beneficiosa para las aves", como los correlimos chico. El plan podría funcionar, siempre y cuando el agua de lluvia recolectada no se use a expensas de las necesidades de agua para los residentes de Point Calimere.

salinas de Point Calimere, India

Ritesh Kumar, un experto en gestión de humedales y uno de los cinco autores del plan de acción nacional, dice que la idea de Balachandran podría funcionar para los correlimos chico, pero podría ser "una solución provisional". El Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático está trabajando en un plan de conservación para todo Point Calimere, según Kumar, con el objetivo de limitar la interferencia humana. Él dice que el plan tiene al menos un año de aprobación y que "hay una intención" de conectarlo con la protección de las aves migratorias, pero "nadie ha hecho ese ejercicio mental".

Los oficiales forestales del gobierno que se encargarían de llevar a cabo la restauración "tal vez no conozcan la importancia de Point Calimere", dice Velusamy Thirunavukarasu, un funcionario forestal en Tamil Nādu con experiencia en el sitio y conocimiento de la implementación planificada del plan de acción nacional.

Los funcionarios que supervisan Point Calimere rotan rápidamente, dice, dándoles poco tiempo para comprender sus complejidades o la ciencia detrás de una idea como la de Balachandran. Point Calimere también está lejos de cualquier metrópoli, donde es fácilmente ignorado, dice Thirunavukarasu. Las visitas turísticas a la zona se han derrumbado a lo largo de los años, lo que significa que hay pocos incentivos monetarios o publicitarios para que el gobierno inicie la restauración.

Balachandran se siente marginado, pero ha convertido parte de esa frustrada energía en proyectos de restauración alrededor de Kanyakumari, una ciudad a unas ocho horas en coche al suroeste de Point Calimere. Obtuvo fondos para restaurar un pequeño parche de humedales que enfrenta problemas similares de desecación y alta salinidad, un proyecto que cree que durará alrededor de cinco años.

Mientras espera alguna acción sobre su propuesta para Point Calimere, no tiene sentido quedarse inactivo, dice.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar