Estos pollitos usan brillantes colores para obtener un trato preferencial

pollito y madre de focha americana

Los más jóvenes y coloridos obtienen más comida de los padres

Con sus brillantes plumas anaranjadas y rojas, los pollitos de focha americana (Fulica americana) destacan como los chalecos de seguridad. Un nuevo estudio realizado por la Universidad de California Santa Cruz (UCSC) indica que dicha coloración no solo sirve para obtener más alimento de los padres, sino que también es un medio para maximizar la estrategia reproductiva del ave.

Con sus plumas grises y negras y su pico blanco, la focha americana no es conocida como la más colorida de las aves acuáticas. Incluso los patos hembras tienden a destacarse poco en el paisaje. Pero, en contraste, los pollitos de focha son extremadamente coloridos.

En un mundo lleno de depredadores, esto puede parecer un mal movimiento evolutivo, pero la investigación en los últimos años muestra que hay una razón para esta locura de color naranja brillante.

Según la UCSC, ya se sabía que los polluelos de focha usan sus brillantes colores para manipular a sus padres para que les den un trato preferencial sobre sus hermanos. Sin embargo, la pregunta seguía siendo por qué la madre y el padre están de acuerdo con esta competencia de color. ¿Qué función evolutiva juega?

"Es una pregunta interesante porque hay teorías sobre conflictos de intereses entre padres e hijos que sugieren que podría ser la cría la que manipula a los padres para obtener más comida", dice Bruce Lyon, profesor de ecología y biología evolutiva en la UCSC. "Habiendo demostrado que los padres realmente se preocupan por la ornamentación, nos centramos en este estudio en la variación natural en la coloración de los pollitos".

pollito de focha americanaResultó que había aún más en el rompecabezas, ya que las fochas practican el "parasitismo de puesta". Al igual que el cuco, la focha pone sus huevos no solo en su propio nido sino también en el de otras fochas. Si la brillante coloración fuese solo una forma de llamar la atención de los padres, estos pollitos intrusos deberían ser de un color más brillante que los otros pollitos, pero en realidad son menos coloridos.

Para encontrar la respuesta, Lyon y Daizaburo Shizuka de la Universidad de Nebraska – Lincoln recolectaron alrededor de 1.500 huevos de focha y los incubaron en interiores bajo condiciones controladas. A medida que crecieron los polluelos, fueron escaneados con un fotopectrómetro para medir con precisión su coloración. Además, los investigadores observaron la familia de fochas de cada pollito, su orden de desove y eclosión, y si provenía de un huevo parásito.

Lo que descubrieron fue que el grado de coloración estaba controlado por el orden en que se depositaban los huevos, y los huevos posteriores producían pollitos de color más brillante. Como los polluelos no tenían forma de manipular esto, el cambio de color probablemente se debió a que la madre agregó más pigmentos carotenoides a cada huevo posterior en el nido.

El estudio UCSC sugiere que esto se debe a que la estrategia reproductiva de la focha consiste en poner una gran cantidad de pequeños huevos. Debido a que el suministro de alimentos no puede soportar tantos, se espera que aproximadamente la mitad muera de hambre. Sin embargo, al poner un excedente de huevos, esto aumenta las posibilidades de que sobreviva el máximo número de pollitos en relación con el suministro de alimentos.

familia de focha americana

Aquí es donde entra en juego la coloración de los pollitos. Cuando nacen los primeros pollitos, los padres los alimentan indiscriminadamente. Sin embargo, unos 10 días después del nacimiento del último pollito, los padres comienzan a prestar más atención a los más jóvenes y más coloridos. De esta manera, se descuidan los polluelos más grandes y viejos, mientras que los más pequeños obtienen más comida, lo que les permite crecer más rápido y alcanzar a sus hermanos o incluso superarlos.

También es la razón por la cual los polluelos parásitos no son muy coloridos. Como la madre está poniendo sus huevos de manera oportunista, no puede saber en qué lugar de la puesta caerá su pollito.

"El macho y la hembra dividen la cría, con cada padre alimentando exclusivamente a la mitad de la cría, y cada padre también elige un favorito", dice Lyon. "El color predice cuál elegir, por lo que la ornamentación puede servir como una señal para decirles qué pollito necesita más ayuda. Comienzan creando un campo de juego desigual, que les permite sacrificar la cría, y luego intervienen para nivelar el campo. El plumaje naranja parece ser una característica que les ayuda a hacer eso".

Se publicó un artículo sobre la investigación en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences: Extreme offspring ornamentation in American coots is favored by selection within families, not benefits to conspecific brood parasites

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.