Clicky

frailecillo coletudo (Fratercula cirrhata)

El gran, hermoso y anaranjado pico del frailecillo coletudo le mantiene fresco

En pleno verano, Hannes Schraft escaló las fangosas laderas de la isla Middleton de Alaska, tratando de acercarse lo más posible a sus residentes más majestuosos: los frailecillos coletudos ​ (Fratercula cirrhata).

Aunque los frailecillos se distinguen fácilmente por las crestas amarillas tipo Trump que lucen durante su temporada de reproducción, la estudiante de doctorado de la Universidad de California, Davis, usó una cámara térmica para capturar la otra característica más distintiva de las aves: sus brillantes picos de color naranja. En las fotos resultantes, Schraft descubrió que los picos de las aves no eran simplemente hermosos, sino que brillaban positivamente.

El interés de Schraft en los picos de las aves fue motivado por una hipótesis —que los frailecillos disipan el excesivo calor a través de ellos—, planteada por Kyle Elliott, un ecólogo de la Universidad McGill en Quebec. Los picos de las aves están altamente vascularizados, con grandes cantidades de sangre bombeando a través de sus muchos vasos.

Hasta ahora, sin embargo, los investigadores solo han demostrado que los tucanes, cálaos y patos de Pekin arrojan calor a través de sus picos. El estudio de Schraft muestra que los frailecillos hacen lo mismo, utilizando la amplia superficie de su pico para disipar las inmensas cantidades de energía generadas durante el vuelo. Su producción de calor, de acuerdo con algunos cálculos de Elliott, es equivalente a la generada por una bombilla.

Esto explicaría por qué los frailecillos no se ajustan al principio evolutivo general de que, para las aves, cuanto más frío es el clima, más corto es el pico, que se cree que conserva mejor el calor corporal.

frailecillo coletudo (Fratercula cirrhata)Para Mike Harris, profesor emérito del Centro de Ecología e Hidrología del Reino Unido y un reconocido experto en frailecillos, la investigación también proporciona nuevas pistas de por qué las aves desarrollaron sus grandes y rechonchos picos. Durante muchos años, prevalecieron dos teorías: el pico permite que los frailecillos tengan más peces en la boca, o lo usan para exhibirse durante la temporada de apareamiento. "Ahora, ha aparecido esta idea de que podría ser importante para la pérdida de calor", dice Harris.

Sin embargo, no es demostrable si la pérdida de calor es o no la razón principal por la que los frailecillos desarrollaron sus distintivos picos, dice. Schraft está de acuerdo: "Lo que hace que esta sea una pregunta difícil es que hay otras aves marinas que tienen altos costos de vuelo que no tienen esos grandes picos, como el arao de Brünnich​ o de pico ancho (Uria lomvia)". Es probable que los picos de los tucanes y los cálaos también ayuden a recolectar fruta y desempeñen algún papel en la selección sexual.

Aun así, hay tentadoras pruebas indirectas de que la disipación de calor ha desempeñado un importante papel, aunque variable, en la influencia del tamaño del pico en todas las aves.

"Cuando duermen de noche, cuando hace frío, meterán sus picos entre su plumaje", dice Schraft. "Presumiblemente, eso es para conservar el calor porque de lo contrario sus picos se enfrían". Solo un estudio adicional arrojará más luz sobre este intrigante misterio evolutivo.

Artículo científico: Huffin’ and puffin: seabirds use large bills to dissipate heat from energetically demanding flight

Etiquetas: FrailecilloPicoDisiparCalor
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos