Un pelícano pensó que era un pez, pero se tragó un teléfono celular

pelícano se traga un teléfono

Se lo tuvieron que sacar los veterinarios (vídeo)

Un hambriento pelícano se dirigió a su próxima comida en un puerto deportivo en los Cayos de Florida: un objeto brillante sostenido por una mujer.

Presa fácil, comida deliciosa. Entonces el gran pájaro lo arrebató y se lo tragó.

Pero no era un pez. El pelícano acababa de comerse el teléfono celular de la mujer.

Entonces, no es de extrañar, el pájaro tenía un poco de acidez estomacal.

Al ver al pájaro en apuros, la mujer usó otro teléfono para llamar al Centro de Rehabilitación de Aves Silvestres de Florida Keys. Los trabajadores fueron al puerto deportivo de Upper Keys y llevaron al pelícano juvenil al hospital del centro en Tavernier.

Emma McCarthy, la interna del centro de aves, y el técnico del hospital Adam Manglitz, trabajaron juntos para sacar el teléfono del estómago del ave.

Implicaba llegar a la boca del pelícano. Y más allá.

pelícano se traga un teléfonoManglitz mantuvo abierta la boca del pelícano mientras la interna metía el brazo en la garganta del pájaro hasta su estómago, dijo Jordan Budnik, director ejecutivo del centro.

Encontró el teléfono allí abajo, lo recogió y retiró el brazo del interior del pelícano. El teléfono estaba en una pieza. Pero ...

"Estaba cubierto de trozos de pescado y gusanos, por lo que era bastante desagradable", dijo Budnik.

Los pelícanos tienen grandes esófagos y estómagos, por lo que elegir un miembro del personal con manos pequeñas, como McCarthy, para curar al ave era preferible a poner al animal bajo anestesia, dijo Budnik.

Budnik declinó nombrar el puerto deportivo donde el pájaro se comió el teléfono el 23 de febrero, pero dijo que el incidente destacó la necesidad de educar más a las personas sobre la importancia de no alimentar a la vida silvestre.

"La alimentación de la vida silvestre tiene consecuencias continuas a largo plazo, que incluyen hacer que los animales estén tan acostumbrados a estar cerca de los humanos, cambiando su comportamiento natural y poniéndolos en peligro", dijo. "Por favor, no alimentes a nuestra vida salvaje. Va contra la ley y haces un grave daño".

Budnik enfatizó, sin embargo, que la dueña del teléfono no hizo nada malo. El pájaro vio un objeto brillante, supuso que era un pez y se lo arrebató, dijo.

"Nos llamaron de inmediato y pudimos bajar rápidamente, coger el pájaro y recuperar el teléfono celular tan pronto como llegó a nuestro hospital", dijo Budnik.

pelícano se traga un teléfono

El pelícano se ha recuperado desde entonces, y el personal lo liberó de nuevo en la naturaleza.

¿Y el telefono? No funcionaba después de ser recuperado del pelícano y se le devolvió a la propietaria.

Mission Wild Bird es un hospital y centro de rehabilitación, así como un centro educativo y una tienda de regalos.

Aunque viven en el santuario alrededor de 40 especies de aves, Budnik dijo que los pelícanos son los más comúnmente tratados en el hospital. Esto se debe en gran medida a que sufren lesiones en las bolsas cuando comen cadáveres de peces que descartan las personas. Se los comen también cuando las personas los alimentan intencionalmente o cuando se arrojan al agua los cadáveres.

"Los peces tienen afilados huesos que pueden cortar las bolsas", dijo. “Algunas poblaciones de pelícanos en realidad buscarán personas. Alentamos a las personas a no interactuar con ellos".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar