Las aves marinas pueden encontrar comida en el mar volando en un enorme arco de kilómetros de ancho

tiñosas menudas

El radar muestra que grupos de pájaros pueden formar una línea gigante y coordinada sobre la superficie del océano

Los alimentos se encuentran dispersos en el océano abierto, y las aves marinas a menudo necesitan buscar a lo largo y ancho para encontrar sustento. Ahora, los investigadores piensan que han encontrado una nueva estrategia de cooperación entre las aves, una que puede ayudarlas a sobrevivir en alta mar.

Múltiples grupos de aves marinas voladoras pueden organizarse en masivas formaciones de líneas que "rastrillan" sobre la superficie del océano, posiblemente para buscar alimentos de manera más eficiente.

Lejos de la tierra, el océano puede ser implacable, pero las aves marinas tienen un notable conjunto de adaptaciones para encontrar comida en este desierto azul. Por ejemplo, las aves marinas pueden trabajar juntas cuando se alimentan en un banco de peces, lo que aumenta las tasas de captura sincronizando su buceo.

Pero la forma y la escala de las formaciones cooperativas de "rastrillado", con múltiples grupos de aves que se extienden kilómetros a través del cielo, nunca antes se habían observado científicamente en aves marinas, informan los investigadores el 23 de marzo en el Journal of Avian Biology.

"Hasta donde sabemos, no se ha observado y descrito tal patrón de vuelo ...", dice Camille Assali, ecologista de animales de la unidad de investigación de Explotación y Conservación de la Biodiversidad Marina en Sète, Francia.

Para rastrear los movimientos de las aves, Assali y sus colegas observaron imágenes de radar de un año de un barco de pesca de atún a cientos de kilómetros de la costa de África, cerca del Golfo de Guinea. Los barcos de pesca usan el radar para encontrar aves marinas revoloteando, que pueden insinuar el paradero de la actividad de los peces.

Analizando las imágenes de radar para patrones de movimiento en grupos de aves marinas, los científicos descubrieron que múltiples grupos volarían en un barrido paralelo hasta 19 veces al día. Las aves también parecían estar ajustando su velocidad y posición una con respecto a la otra para formar una línea uniformemente espaciada sobre la parte superior del océano. Algunas de estas formaciones, con grupos separados a medio kilómetro de distancia y alcanzando cuatro kilómetros de diámetro, durarían casi 20 minutos antes de colapsarse o fusionarse.

Assali cree que los patrones de rastrillado probablemente sean el resultado de la coordinación del comportamiento entre grupos de aves marinas al mantenerse al tanto de la vista, en lugar de ser causadas por factores ambientales como los vientos en contra o el ángulo del sol. Ninguno de esos factores parecía tener un efecto en los movimientos.

Según los investigadores, las aves pueden estar usando formaciones de rastrillado para buscar signos de comida. Al distribuirse en una línea, las aves pueden evitar secciones perdidas de la superficie del océano o buscar la misma área dos veces. Pero se necesita más investigación para confirmar cualquier vínculo con la búsqueda de alimento, dice Assali.

"Tendríamos que medir el éxito de alimentación de las aves que rastrillan en comparación con las que no lo hacen y resaltar los posibles costos y beneficios de estas diferentes estrategias de alimentación", dice.

Tampoco se sabe qué especies de aves, o cuántas, están involucradas en estos patrones de vuelo. Assali dice que los mejores candidatos son charranes sombríos (Onychoprion fuscatus) o los anous (Anous spp.).

Y más observaciones de campo, o incluso imágenes de vídeo tomadas con una cámara portátil desde el interior de las formaciones, podrían ayudar a los científicos en primer lugar a descubrir por qué las aves forman patrones de rastrillo, dice Assali.

Sasha Dall, una ecóloga matemática de la Universidad de Exeter en Cornwall, Inglaterra, dice que si estos rastrilliados de aves marinas son algún tipo de método coordinado de búsqueda de presas, es "algo que realmente no he escuchado a nadie documentar antes". Dall señala que la investigación que muestra formaciones de rastrillo que colapsan alrededor de una fuente de presas ayudaría a establecer el vínculo entre los patrones de vuelo y la búsqueda de alimentos.

La naturaleza uniforme de las aguas abiertas también puede prestarse a esta estrategia de búsqueda, que también podría ayudar a las aves marinas a detectar otras aves y animales que cazan peces, dice Dall.

Sean cuales sean los rastrilleadores, está claro que ya han descubierto un montón de preguntas nuevas.

Artículo científico: Raking the ocean surface : new patterns of coordinated motion in seabirds

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.