Increíbles imágenes muestran un frenesí de alimentación de aves en la costa

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

frenesí de alimentación de cormoranes

El suceso no parece relacionado con el confinamiento impuesto en Sudáfrica a causa del Covid-19

Los residentes de una ciudad costera en la costa oeste de Sudáfrica disfrutaron recientemente en asientos de primera fila para un espectáculo de vida silvestre cuando miles de aves descendieron sobre un cardumen de peces cerca de la costa.

Las imágenes del frenesí alimentario, capturadas en Langebaan's Paradise Beach, aproximadamente a 120 kilómetros de Ciudad del Cabo, se subieron a Facebook a primeros de mes y desde entonces se han compartido casi 7.000 veces.

"Es un espectáculo mirar esto ... Nunca había visto algo así", se puede escuchar a la asombrada persona que filma el clip de vídeo. La mayoría de los integrantes del ataque aviar se compone principalmente de brillantes pájaros negros llamados cormoranes del Cabo que son endémicos del sur de África. La especie se reproduce en grandes cantidades en alta mar y regularmente compite con la industria pesquera local por las anchoas del Cabo y otros peces cebo.

A los cormoranes se les unieron gaviotas cocineras y, en menor número, charranes piquigualdos y gaviotas de Hartlaub, explicó el Dr. Callan Cohen, Director de Birding Africa e Investigador Asociado del Instituto FitzPatrick de la Universidad de Ciudad del Cabo.

Los cormoranes y otros depredadores oceánicos a menudo apuntan a cardúmenes de peces pelágicos, obligándolos a acurrucarse en formaciones esféricas llamadas "bolas de cebo" mientras los peces intentan minimizar su exposición a la amenaza. Sin embargo, la seguridad que viene con los números es limitada y muchos peces sucumben a las aves buceadoras u otros depredadores oceánicos. Este tipo de ataque depredador es común en la costa del Cabo y "se ha registrado en Kommetjie y Scarborough, y probablemente también en bahías deshabitadas", dijo Callan.

Según el Dr. Ken Hutchings, biólogo marino y consultor ambiental que trabaja en el área, los peces cebo son probablemente anchoas, una especie vital para la pesca comercial y las aves marinas en el área. "A menudo se ven grandes bandadas de cormoranes del Cabo alimentándose en bahías, normalmente un poco más lejos de la costa, donde vuelan bajo sobre el mar y luego se estrellan en el agua y se sumergen en bancos de anchoa u otros peces cebo", dijo. "Como señala el comentarista [en el video], los cormoranes nadan bajo el agua persiguiendo a los peces cebo, algunos de los cuales huyen a la superficie donde pueden caer presas de las gaviotas y otras aves".

Aquí hay otro clip de la costa del Cabo de cormoranes festejando en una bola de cebo:

Si bien es tentador atribuir el notable avistamiento a la disminución de la actividad humana como resultado del actual confinamiento nacional de Sudáfrica, los expertos se apresuran a descartar cualquier conexión posible. "No creo que este evento de depredación haya tenido algo que ver con el confinamiento nacional", aclara Hutchings sin rodeos, y agrega que el comportamiento de alimentación es típico de las aves, pero no siempre pueden atrapar peces cebo contra la orilla de esta manera. Cohen también confiaba en que el confinamiento no fue la fuerza impulsora que condujo al frenético festín. "Es solo un evento afortunado", señaló. Las aves seguirán a los peces independientemente de la presencia de personas, agregó.

Sin embargo, es posible que eventos como este sean más propensos a ser presenciados y registrados, ya que se alienta a los propietarios a permanecer a puertas cerradas. Una gran cantidad de vídeos y fotos de vida silvestre que "recuperan" espacios urbanos y suburbanos han aparecido en línea desde que se establecieron las regulaciones de distanciamiento social. Muchos de estos registros permanecen sin confirmar o han demostrado ser falsos.

El "apocalipsis" presenciado en Langebaan es muy real, pero es poco probable que esté relacionado de alguna manera con el confinamiento. Algunos conservacionistas han advertido contra dejarse llevar por las nociones de vida silvestre que se apoderan rápidamente en ausencia de humanos. "Los esfuerzos efectivos de conservación para muchas especies ahora [requieren] una intervención intensiva, incluso en áreas protegidas, y este trabajo no es barato", dijo recientemente a National Geographic el ecólogo David Steen. "Sospecho que si la mayoría de las personas piensan que todo lo que tenemos que hacer para que las especies se recuperen es alejarse, es menos probable que apoyen el trabajo que realmente se debe hacer para mantenerlos cerca".

Por supuesto, eso no significa que no podamos maravillarnos al ver un cielo oscurecido por cormoranes. De hecho, parece cada vez más importante en estos tiempos inciertos que encontremos consuelo y comodidad en la belleza del mundo natural. Siempre y cuando no quedemos atrapados en una ilusión misantrópica y nos olvidemos del trabajo vital que llevan a cabo los conservacionistas en todas partes, incluso ante una amenaza global sin precedentes.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar