Charrán ártico, el ave del Sol

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Charrán ártico, el ave del Sol - 5.0 out of 5 based on 3 votes

charrán ártico o golondrina de mar

Recibe en su cuerpo más luz solar que cualquier otra criatura en la Tierra

El charrán ártico es conocido por hacer la migración anual más larga en el reino animal

Sus viajes equivalen a tres viajes de ida y vuelta a la luna durante toda su vida

El charrán ártico (Sterna paradisaea), también llamado golondrina de mar, durante su época de reproducción se encuentra muy al norte, donde los días de verano son largos, y durante los inviernos viaja hasta el hemisferio sur, donde aquí los días son más largos de noviembre a febrero.

Esto significa que el charrán ártico, probablemente reciba en su cuerpo más luz solar durante un año natural que cualquier otra criatura en la Tierra, de ahí que algunos le llamen el ave del Sol.

charrán ártico (Sterna paradisaea)

Los viajes de larga distancia de las gaviotas o golondrinas del ártico son bien conocidos, tanto entre los investigadores como el público en general. Ahora, por primera vez, los avances tecnológicos han permitido seguir el charrán ártico en su viaje inmenso, casi de polo a polo.

Los investigadores colocaron un diminuto aparatado, de 1,4 gramos, sobre una serie de ejemplares. Este instrumento da la posición de los animales dos veces al día y permite seguimientos mucho más precisos que el tradicional método del anillamiento (una argolla en la pata del ave marca de dónde ha salido y si algún ornitólogo la encuentra informa sobre dónde ha aparecido). El aparato no afecta al vuelo del ave y se probó antes que no tenía efectos adversos.

geo-localizador miniaturizado seguimiento del charrán ártico

El charrán ártico viaja más de 70.000 kilómetros en su migración anual de polo a polo (el equivalente de tres viajes de ida y vuelta a la luna durante toda su vida), en la que constituye la migración más larga del mundo animal, según un estudio de la "British Antarctic Survey" que se publica en la edición digital de la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS). El equipo de investigadores, que incluye científicos de Groenlandia, Dinamarca, los Estados Unidos e Islandia, han conseguido seguir los movimientos migratorios de esta ave gracias a ese diminuto dispositivo geolocalizador de algo más de un gramo de peso.

El dispositivo ha sido desarrollado por la institución británica y su uso en aves marinas está revolucionado el conocimiento de sus patrones de migración. Además supone una ayuda para identificar los puntos biológicos importantes, explica Richar Phillips, coautor del estudio.

Cada año, estas pequeñas aves marinas viajan alrededor de 71.000 kilómetros desde Groenlandia hasta el Mar de Weddell, en las orillas de la Antártida, y vuelven a sus terrenos de apareamiento en Groenlandia.

Vídeo de arriba: [[Con el fin de dotar a las golondrinas de mar del ártico con geo-localizadores el ave tuvo que ser atrapada en el nido. Crías de charranes del ártico fueron atrapadas durante la incubación en 2007, y capturadas de nuevo en 2008, después de un círculo completo de migración.]]

Los investigadores han descubierto que las aves no vuelven de forma inmediata al sur sino que pasan casi un mes en mitad del Océano Atlántico Norte, aproximadamente a 1.000 kilómetros al norte de las Azores (ver mapas de seguimiento). Después de esto, las aves continúan su viaje hacia el sur por la costa noroeste de áfrica y aproximadamente hacia las Islas de Cabo Verde la mitad de ellos continúa bajando por la costa de áfrica y la otra mitad cruza el Océano Atlántico para seguir una ruta paralela bajando la costa este de Sudamérica.

mapa seguimiento de la migración del charrán ártico    mapa migración 11 charranes del ártico

Todas las aves pasan los meses de invierno del norte en las aguas del Antártico. En su largo viaje, las aves no eligen la ruta de vuelta más corta a sus lugares de apareamiento de Groenlandia sino que realizan un patrón de 'S' gigante hacia el norte a través del Océano Atlántico, una bifurcación de varios miles de kilómetros de la línea recta hacia el norte que dirige a sus colonias.

Según explica Carsten Egevang, del Instituto de Recursos Naturales y principal autor del estudio, "el trabajo sobre la migración de las aves marinas nos proporciona un conocimiento detallado sobre las migraciones a larga distancia en momentos del año en los que suele ser imposible seguirlas".

mapa global rutas migración charrán ártico

Egevang añade que el análisis muestra que la conducta de las aves está muy asociada con los parámetros biológicos y físicos de la ruta de migración. "Se detienen en su migración hacia el sur para pasar tiempo en las aguas muy productivas del Océano Atlántico. En comparación con esta localización de parada, el área marina que se encuentra hacia el sur es menos productiva. Claramente, los charranes árticos han aprendido a "repostar el depósito" antes de cruzar áreas del océano con limitadas opciones para alimentarse".

Iain Stenhouse, coautor del estudio, señala que la forma en 'S' del viaje de vuelta en primavera indica que las aves se aprovechan de los sistemas de viento globales existentes para reducir los costes energéticos en su largo viaje hacia el norte.

En su trayecto hacía el sur y, para sorpresa de los investigadores, la población se divide: un grupo viaja por áfrica y otro por Suramérica. A la Antártida llegan generalmente en diciembre, entre tres y cuatro meses después de haber salido de Groenlandia. Allí permanecen unos cuatro meses y realizan el viaje de vuelta. Aquí los científicos hallaron que la ruta era distinta, ya que hace un giro sobre el océano Atlántico: "Buscan tener viento de cola. Tiene sentido por los vientos dominantes que al volar hacia el sur gire en un sentido y al ir hacia el norte en el contrario", añade Egevang. La vuelta la realizan mucho más rápido que el viaje hacia el sur, como señala Egevang: "Cada día pueden viajar más de 700 kilómetros sin dormir, por lo que lo realizan en sólo dos meses".

Los charranes árticos viven hasta los 34 años de edad y hacen el viaje anual entre el ártico y la Antártida a lo largo de toda su vida adulta. Cuando se añade la distancia total que vuelan a lo largo de su vida, esta equivale a tres viajes de ida y vuelta a la Luna. "Los resultados nos han sorprendido. Ya se sabía que migraba de un polo a otro pero la forma en la que lo hace es sorprendente. Es un viaje increíble para un ave tan pequeña, que pesa sólo algo más de 100 gramos", concluye Carsten Egevang.

Más sobre el charrán ártico:

El charrán ártico (Sterna paradisaea) Es un ave marina de tamaño mediano con un peso promedio de 95-125 gramos y una envergadura de 75-85 cm. La especie tiene una distribución circumpolar de reproducción, la cría la realiza en colonias en el ártico y sub-regiones árticas de Europa, Asia, y América del Norte; las colonias más grandes se localizan en Groenlandia e Islandia. Ponen de uno, dos, o, a veces, tres huevos en una pequeña raspadura en el suelo, haciendo que el charrán ártico sea particularmente vulnerable a los mamíferos depredadores, como el zorro ártico.

golondrina de mar o charrán ártico    charran-artico-sterna-paradisaea-3.jpg

El charrán ártico tiene una estrategia de alimentación oportunista, siendo sus presas más comunes los peces pequeños y crustáceos. Se alimentan por buceo en inmersión y en la superficie buscan sus alimentos en la capa superior (sobre 50 cm) de la columna de agua. Al igual que otras aves marinas, las golondrinas de mar del ártico, o charranes, son generalmente longevos, el individuo más viejo conocido llegó a la madura edad de 34 años.

charrán ártico es famoso por su migración a larga distancia entre los lugares de cría y los cuarteles de invierno en el Océano Austral. Este conocimiento ha sido obtenido por las observaciones de sus movimientos en el mar. Recuperaciones de Anillamiento de aves de cría en Europa y Groenlandia indican que las aves migran a lo largo de la costa de Europa Occidental y áfrica Occidental durante el otoño, y llegan a Sudáfrica en noviembre. De ahí en adelante las recuperaciones son muy escasas, pero se ha observado que la especie pasa el invierno en el Océano Austral. La migración de regreso a la tierra de crianza, sin embargo, estaba indocumentada hasta ahora.

Enlaces: British Antarctic Survey    PNAS    The ARCTIC TERN Migration Project

Los mapas están realizados por The Greenland Institute of Natural Resources. Las bellas imágenes en alta resolución de estas golondrinas de mar son de la página web de The ARCTIC TERN Migration Project (Proyecto de migración del charrán ártico).

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar