Clicky

Ballenas y delfines

necropsia de un marsopa varada

Erysipelothrix rhusiopathiae es una bacteria que puede causar intoxicación sanguínea en los cetáceos

El verano pasado unas 190 marsopas llegaron muertas a la costa de las islas holandesas del mar de Wadden en solo diez días. Un número notablemente alto, considerando el promedio anual de alrededor de 600 marsopas varadas en toda la costa holandesa.

Durante los últimos meses, investigadores de la Universidad de Utrecht y la Universidad e Investigación de Wageningen, encargados por el Ministerio de Agricultura, Naturaleza y Calidad de los Alimentos, investigaron la posible causa de muerte de estas marsopas. Su hallazgo más notable es la presencia de Erysipelothrix rhusiopathiae: una bacteria que puede causar intoxicación sanguínea en los cetáceos.

zifio Mesoplodon eueu

Fue descubierta por primera vez hace una década por māoris de la tribu local Makaawhio

Una nueva especie de ballena picuda o zifio ha sido identificada formalmente en un estudio publicado recientemente.

Nombrada "zifio de Ramari" (nombre científico Mesoplodon eueu) en honor a la experta en ballenas māori Ramari Stewart, la especie recién identificada vive a más de 6.000 pies por debajo de la superficie del agua (más de 1.800 metros).

orcas arrancan la lengua a una ballena

Les gusta alimentarse de la lengua y dejar atrás el cadáver

ADVERTENCIA: CONTENIDO GRÁFICO El vídeo muestra a cinco orcas dando vueltas y luego abalanzándose sobre una cría de ballena gris y mientras golpean y hacen girar a la ballena gris en el mar, se ve a la madre luchando desesperadamente por la vida de su cría.

Imágenes de dron muestran a una orca arrancando la lengua de una ballena gris y ahogándola en un agua ensangrentada.

El vídeo fue filmado por Monterey Bay Whale Watch, quien lo compartió en línea, y muestra el desgarrador momento en el que cinco orcas atacaron a una cría de ballena gris mientras nadaba con su madre.

ballena comiendo

Amplifican su papel como ingenieros de ecosistemas globales

Una nueva investigación escrita en coautoría por Nicholas Pyenson, curador de mamíferos marinos fósiles en el Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian, muestra evidencia de que las ballenas más grandes del mundo se han desestimado como glotonas.

El estudio publicado hoy encuentra que las ballenas barbadas gigantes, como las ballenas azules, de aleta y jorobadas, comen cada año un promedio de tres veces más comida de lo que los científicos habían estimado previamente. Al subestimar cuánto comen estas ballenas, los científicos también pueden haber subestimado previamente la importancia de estos gigantes submarinos para la salud y la productividad de los océanos.

delfín blanco Casper

El extraño delfín caza calamares que desovan en la región

En los días previos a Halloween, un raro delfín completamente blanco llamado "Casper" ha estado frecuentando la Bahía de Monterey, California. Pero ver a la desconcertante criatura no es un truco de la vista, o simplemente un espeluznante regalo de Halloween.

El delfín visita la región con bastante frecuencia, según Nancy Black, bióloga marina de Monterey Bay Whale Watch. "Puedes verlo en cualquier época del año, a veces se queda varios meses con su familia y otros delfines de Risso", dijo Black. El personal de Monterey Bay Whale Watch vio a Casper dos veces en la última semana durante sus expediciones.

delfines levantan un anillo de barro desde el fondo

Desde acorralar peces en un anillo de barro hasta proteger su hocico con esponjas, estos mamíferos marinos son ingeniosos recolectores

No hay duda de que los delfines son increíblemente inteligentes. Pero la forma en que utilizan su inteligencia para sobrevivir sigue asombrando a los biólogos marinos, que cada año descubren nuevos y fascinantes comportamientos.

Hay 36 especies de delfines conocidas, desde el delfín de Maui de 50 kilos hasta la orca del tamaño de una casa rodante, y todas enfrentan la misma lucha: ¿Cómo atrapar comida sin extremidades?

delfines mulares

Contribuyeron a la capacidad de los delfines mulares para adaptarse a las aguas costeras de todo el mundo

Los genes antiguos que son anteriores a la última Edad de Hielo pueden ser la clave para la supervivencia, al menos si eres un delfín, según una nueva investigación dirigida por la Universidad de St Andrews.

Genes de hasta 2,3 millones de años ayudaron al delfín mular a adaptarse a nuevos hábitats a través de cambios en el comportamiento y pueden ser el secreto de su supervivencia y expansión de rango.

Comprender los procesos que permiten a las especies extender su distribución y adaptarse a las condiciones ambientales en un hábitat recientemente disponible, como los hábitats costeros al final de la última Edad de Hielo, es una cuestión esencial en biología.

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: