Clicky

delfín nariz de botella

Hay una correlación significativa entre el consumo de oxígeno y la aceleración del cuerpo

Desde la búsqueda de presas hasta la evasión de depredadores, las colisiones con barcos u otros peligros, la supervivencia de un delfín a menudo depende de poder aumentar la velocidad y cambiar su nado a una velocidad máxima.

Pero toda esa actividad también quema mucha energía, lo que, con el tiempo, puede agotar las reservas vitales para el crecimiento, la salud y la reproducción si los movimientos del animal consumen más calorías de las que puede ingerir.

Ser capaz de estimar estos costos energéticos de locomoción (COL) y determinar dónde podría estar el punto de inflexión metabólico es esencial para responder preguntas fundamentales sobre la fisiología y la ecología de los delfines, y para comprender los impactos de la perturbación humana en ellos. Debido a que es extremadamente difícil medir los costos de locomoción de los delfines en la naturaleza, estudios anteriores lo han estimado en función del número de golpes de aleta caudal por minuto. Dado que no todos los golpes de aleta son del mismo tamaño, es una medida imprecisa del esfuerzo de natación.

Un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Duke proporciona una forma más confiable de estimar los costos de energía en los delfines mediante el uso de la aceleración corporal dinámica general (ODBA), una medida integrada de todos los movimientos corporales que hace un delfín durante la natación.

"Los investigadores han usado etiquetas de movimiento para medir la ODBA en otras especies, pero este es el primer estudio publicado que calibra la ODBA con gasto de energía en múltiples delfines", dijo el líder del estudio, Austin Allen, investigador postdoctoral en biología marina en la Escuela de Medio Ambiente Nicholas de Duke.

dispositivo ODBA

Imagen: Los investigadores usan etiquetas de movimiento no invasivas y un dispositivo que mide el consumo de oxígeno para evaluar cuánta energía usa un delfín mientras nada. Crédito: Dolphin Quest

Como sustituto para medir el costo de la locomoción en animales salvajes, Allen y sus colegas realizaron pruebas de nado en seis delfines nariz de botella (Tursiops truncatus) entrenados en Dolphin Quest, una instalación zoológica en Oahu, Hawái, durante mayo de 2017, 2018 y 2019.

Usando un dispositivo no invasivo conocido como neumotacómetro, midieron el consumo de oxígeno de cada delfín mientras descansaban e inmediatamente después de nadar una vuelta bajo el agua de 80 metros a través de una laguna. También se usaron etiquetas de registro biológico no invasivas para registrar los movimientos tridimensionales del cuerpo de cada animal en cada sección de la prueba, como cuando estaba desacelerando para hacer un giro o acelerando a mitad de vuelta.

Al analizar los datos recopilados, comenzó a surgir un patrón.

"Hubo alguna variación individual, pero, en general, los resultados mostraron una correlación significativa entre el consumo de oxígeno y la aceleración del cuerpo, lo que sugiere que la ODBA puede ser un indicador confiable del COL", dijo Allen.

“Trabajar con delfines en zoológicos o acuarios nos permite usar datos que ya hemos recolectado usando estas etiquetas en el campo para evaluar el costo de locomoción en poblaciones silvestres”, dijo.

El trabajo aparece el 24 de febrero en Journal of Experimental Biology: Dynamic body acceleration as a proxy to predict the cost of locomotion in bottlenose dolphins

Etiquetas: DelfínConsumoEnergía
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos