Escuchan a ballenas jorobadas a casi 1.500 Km de distancia cantando la misma canción

ballena jorobada
Una ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) en el Océano Pacífico frente a la isla Rurutu en la Polinesia Francesa

Los cantos pueden migrar a través del Océano Pacífico hacia América del Sur

Las ballenas jorobadas en todo el Océano Pacífico Sur están conectadas entre sí a través de un canto compartido, según una nueva investigación.

Desde la costa este de Australia hasta la Polinesia Francesa y las zonas de reproducción frente a Ecuador, una distancia total de más de 14.000 kilómetros, los investigadores han escuchado a las ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) intercambiando los mismos éxitos virales.

Se sabe que durante la temporada de reproducción las ballenas jorobadas macho entonan canciones de apareamiento "tan complejas como el jazz", y cada población tiene un coro de vocalizaciones ligeramente diferente que unen de manera única.

Estas múltiples frases repetidas se conocen como 'temas', y cada canción de ballena tiene varios.

Sin embargo, de vez en cuando, una población reproductora experimentará una 'revolución' de las canciones, en la que todos los temas que cantan los machos son reemplazados por otros nuevos.

No está claro por qué hacen esto, pero estudios anteriores han demostrado que estos sutiles cambios pueden convertirse en grandes éxitos.

Alrededor del cambio de siglo, se descubrió que las poblaciones de ballenas jorobadas en la costa oeste de Australia compartían temas con las poblaciones de la costa este.

Luego, años más tarde, las poblaciones reproductoras cerca de la Polinesia Francesa fueron escuchadas cantando los mismos temas de canciones que comenzaron en la costa este de Australia, a unos 6.000 kilómetros de distancia.

área de estudio del canto de las ballenas

Imagen: Mapa del Pacífico Sur que muestra las ubicaciones de estudio: Polinesia Francesa (Mo'orea; estrella) y Ecuador (Esmeraldas; estrella), con una extensión de ∼8.000 km entre ellos.

Ahora, al parecer, las canciones pueden extenderse aún más. Los investigadores han demostrado que los cantos de las ballenas en la Polinesia Francesa pueden migrar a través del Océano Pacífico hacia América del Sur, otros 8.000 kilómetros al este.

En el transcurso de tres años, de 2016 a 2018, el equipo pudo mapear una gradual revolución musical que se escuchó por primera vez en la Polinesia Francesa y luego nuevamente en América del Sur solo unos años después.

"Este estudio demuestra que las canciones identificadas por primera vez en las poblaciones occidentales pueden transmitirse a través de todo el Pacífico Sur, lo que respalda el potencial de una transmisión cultural de canciones en el hemisferio sur circumpolar y una cultura vocal rivalizada en su extensión solo por la nuestra", escriben los investigadores de la Universidad San Francisco de Quito, Ecuador.

No está claro en este momento si las canciones de las ballenas pueden migrar a través del Océano Índico para regresar a la costa de Australia.

Pero según The New York Times, los resultados preliminares en la costa de Brasil y Sudáfrica sugieren que podría ser posible una circunnavegación completa del planeta.

Sin embargo, cuando el canto de una ballena vuelve a la población reproductora original, es probable que haya evolucionado más allá del reconocimiento. Con un giro del planeta, es posible que las ballenas esencialmente establezcan una pista completamente nueva.

"El estudio de la cultura del canto de las ballenas jorobadas no solo establece paralelos con las características del canto de los pájaros cantores, sino que arroja luz sobre los mecanismos subyacentes del aprendizaje social y la evolución cultural en animales que van desde los peces hasta otras especies de cetáceos y los humanos", escriben los autores.

ballenas jorobadas

Por ahora, los expertos no pueden estar seguros de cómo se comparten estas canciones entre las poblaciones de ballenas vecinas, pero tienen una hipótesis principal.

Aunque realmente no sabemos dónde suelen pasar las jorobadas en la Polinesia Francesa sus meses de verano buscando comida, si se alimentan en un lugar similar a las poblaciones de ballenas de Ecuador, entonces es posible que estén compartiendo melodías mientras engordan o migran a través del Pacífico.

Resulta que las ballenas macho no solo cantan durante su temporada de reproducción de invierno. Amplia evidencia sugiere que también practican durante el verano. Y estas melodías pueden ser lo suficientemente pegadizas como para captar la atención de otra población.

Si este es el caso, entonces los investigadores creen que las canciones de las ballenas pueden transmitirse por todo el mundo de manera gradual. Primero, comienza una revolución del canto en una población, y luego, en el verano, esta población migra para forrajear, pasándoselo a una población vecina. Y así sucesivamente y así sucesivamente.

Los investigadores plantean la hipótesis de que la tendencia hacia el este se debe a las diferencias en el tamaño de la población, con canciones que se mueven de grupos más grandes a más pequeños.

Para probar esa teoría, sería interesante ver si las canciones creadas en las grandes poblaciones occidentales de Australia también se mueven en la otra dirección.

Desde finales de la década de 1990, los investigadores en Australia y sus alrededores han estado reuniendo evidencia que indica que las canciones de las ballenas pueden transformarse y migrar dentro y entre poblaciones.

Ha tomado décadas, pero los científicos ahora están escuchando en todo el mundo.

No pasará mucho tiempo hasta que sepamos hasta dónde pueden viajar las canciones de las jorobadas.

El estudio fue publicado en Royal Society Open Science: Humpback whale song revolutions continue to spread from the central into the eastern South Pacific

Etiquetas: CantoBallena jorobada

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: